PROHIBIR PETARDOS EN EL MUNICIPIO DE QUIJORNA (MADRID)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


SOLICITUD AL AYUNTAMIENTO DEL MUNICIPIO DE QUIJORNA, MADRID, PARA LA PROHIBICIÓN Y PERSECUCIÓN DEL USO DE PRODUCTOS PIROTÉCNICOS POR LOS CIUDADANOS, EN ESTE MUNICIPIO

Se solicita al Ayuntamiento de Quijorna (municipio de la Comunidad de Madrid) la promulgación de una ordenanza municipal que prohíba y sancione la venta de artículos pirotécnicos de cualquier tipo, así como el uso de los mismos en todo el municipio, debido a los daños ocasionados en las personas y animales.

En las personas con autismo pueden ubicarse diversos grados de exposición al estrés generado por la pirotecnia.  Dichos efectos nocivos residen en el carácter sorpresivo, impredecible, estruendoso y destellante de las explosiones. 

Asimismo, investigaciones toxicológicas y el Programa de Naciones Unidad del Medio Ambiente han demostrado que muchas de las partículas metalíferas que lleva el humo de los fuegos artificiales son bio-reactivas y pueden afectar a la salud y estos efectos son más agudos en personas con antecedentes de asma o problemas cardiovasculares

Por otra parte, el ruido de los petardos puede alcanzar los 120 decibelios y, por tanto, provocar dolores auditivos, pues son 65dB el sonido apto para nuestra salud auditiva, según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Centrándonos en las mascotas indicar que múltiples estudios neurobiológicos muestran que la mayor parte de los animales sufren mucho más estas situaciones, debido a que no tienen "la capacidad de racionalizar su ansiedad, y llegan a sentir una forma más cruda e intensa de terror" provocando en las mascotas algo parecido al “estrés postraumático”, miedo descontrolado, taquicardia o, en algunos casos, la muerte en animales. Igualmente, los petardos son los causantes del 20% de los casos de extravío de perros.

El objetivo de esta iniciativa es la prohibición de la manipulación o disparo de cohetes, petardos y en general fuegos artificiales, salvo que se cuente con una autorización municipal expresa. Dicha ordenanza debería ir acompañada de medidas sancionadoras lo suficientemente disuasorias, acompañadas de mecanismos efectivos para su cumplimiento (Policía Municipal) así como de incautación, para acabar con esta forma de terror.

Esperamos que este Ayuntamiento se una a otros municipios de la Cominidad de Madrid como Madrid Capital, Torrejón de Ardoz, Arganda del Rey, Alcalá de Henares, Alcobendas o Rivas, entre otros, donde se encuentra prohibido con multas que oscilan entre 1000 y 3000€.

Gracias por apoyarnos