Petición Cerrada

Rechazar la propuesta de reducir el impuesto (IEPS) a las bebidas saborizadas.

Esta petición conseguió 1,346 firmas


El impuesto a las bebidas saborizadas, es una medida que el Ejecutivo Federal diseñó para mejorar la salud de los mexicanos, la cual forma parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. Su aplicación en México ha demostrado su efectividad reduciendo en un 6% el consumo de este tipo de bebidas, esto tendrá un efecto como una medida de prevención de la obesidad y la diabetes,  colocando a nuestro país en la vanguardia internacional en salud pública.

La evidencia científica demuestra que el consumo de bebidas azucaradas se asocia con aumento en los riesgos de obesidad, síndrome metabólico, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, caries dental y otras enfermedades. También es causa de muerte prematura de miles de mexicanos cada año.

En contraparte no existe evidencia científica para justificar una reducción del impuesto. Al contrario, el impuesto a las bebidas azucaradas ha propiciado acciones saludables. Durante el primer año de su implementación, las compras de bebidas con impuestos se redujeron en 6% y las de agua y otras bebidas no azucaradas sin impuestos aumentaron en 4%.

Dados los efectos positivos de esta medida sobre la salud, exigimos aumentar el gravamen en lugar de disminuirlo. La propuesta de reducir el IEPS revertiría los efectos que el impuesto ha tenido en la disminución del consumo de azúcares. Además, generaría un mensaje confuso para la población, ya que 5 g de azúcares por cada 100 ml sigue siendo un consumo no recomendado. Por ejemplo, un solo refresco de 600 ml con 5 g de azúcar por 100 ml aporta, en total, 30 g de azúcar, cantidad que supera el máximo de consumo diario recomendado para el cuidado de la salud establecido por la OMS (25 g para adultos con una dieta de 2000 Kcal). Por esto, 5 g de azúcar por 100 ml no es un límite aceptable.

La reducción del impuesto revertiría la disminución en el consumo de estos productos, particularmente entre la población infantil. Esto generaría una inequidad en salud e incrementaría el riesgo de obesidad desde la infancia. Se contribuiría también a la habituación de los menores a sabores dulces, y aumentaría la probabilidad de que éstos se conviertan en consumidores de bebidas azucaradas a lo largo de su vida, con los consecuentes daños a su salud y el riesgo de muerte prematura.

La medida propuesta no se fundamenta en evidencia científica y es inaceptable si se consideran los elevados niveles de sobrepeso y obesidad entre los niños y el hecho de que el consumo de bebidas azucaradas en México es ya de los más altos en el mundo. 



Hoy Sociedad Latinoamericana de Nutrición necesita tu ayuda

Sociedad Latinoamericana de Nutrición Capítulo México necesita tu ayuda con esta petición «Sociedad Latinoamericana de Nutrición, Capítulo México.: Rechazar la propuesta de reducir el impuesto (IEPS) a las bebidas saborizadas.». Súmate a Sociedad Latinoamericana de Nutrición y a las 1,345 personas que han firmado hoy.