¿quién sacará a México de la barbarie?

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


¿Quién sacará a México de la barbarie?

73 preguntas que los candidatos presidenciales no se atreven a responder


El candidato del Partido Revolucionario Institucional, José Antonio Meade, ofrece una y otra vez honestidad y combatir la corrupción. Sin embargo, ¿es posible olvidar los grotescos casos de Odebrecht, la estafa maestra o la casa blanca? ¿Acaso un discurso repetitivo borra la indignación y la memoria de los casos de los Duarte, los Yarrington, los Herrera? ¿No se da cuenta de que el escándalo nacional sobre su forma de gobernar, entre la simulación y la impunidad, entre la manipulación y el uso faccioso de la ley, se vuelve hoy contra su partido? ¿Cómo puede aspirar a la presidencia y creer que puede contar con algún consenso social después de lo que han hecho éste y otros sexenios? ¿No cree que esta epidemia de corrupción es la consecuencia de que el PRI nunca tuvo la voluntad real de construir reglas democráticas? ¿No cree que este espeluznante nivel de corrupción es la continuidad deformada del régimen que ese partido encabezó durante 70 años? ¿No se sienten responsables de haber hecho de la impunidad y el compadrazgo, la discrecionalidad y malversación de fondos, el mejor caldo de cultivo para el crimen organizado? ¿No es difícil la carga histórica de representar un partido autoritario que hoy es emblema de la decadencia del sistema político mexicano y de nuestra sociedad en general? ¿Por qué trata de convencernos de que la continuidad de un desastre político debería ser ratificado con el voto? ¿No creen que su partido, lo mismo que sus funcionarios y candidatos, son parte de un estado que durante el día son gobierno neoliberal, y durante la noche gobierno criminal? ¿No son ustedes quienes nos llevaron a este desastre?


Ricardo Anaya propone un gobierno de coalición para sacar al PRI de la presidencia; sin embargo, ¿por qué antes los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y él mismo apoyaron y legitimaron al mismo organismo que hoy dicen repudiar? ¿Cómo fue que llegaron a la conclusión de que el PRI es un lastre antidemocrático? ¿Fue antes o después de la firma del Pacto por México y la aprobación de las reformas estructurales que ese partido impulsó? ¿Cómo sobrevino esta repentina lucidez democrática? ¿Con qué cara denuncia el uso faccioso de la ley en su contra cuando el presidente de la república, que fue de su mismo partido usó y manipuló de manera facciosa la ley contra otro candidato en 2005? ¿Cree que después de treinta años de alianza económica y política con el Revolucionario Institucional hoy puede ser creíble su aspiración democratizadora contra ese mismo partido? ¿Por qué se alinea en un ominoso silencio ante el genocidio que vive nuestro país? ¿Con qué criterio habla de tecnología y dispositivos electrónicos mientras personas mueren por las balas del Estado y el crimen en las calles? ¿Por qué sonríe todo el tiempo sin ofrecer nada a las millones de personas desesperadas por los asesinatos cotidianos? ¿Por qué ha decidido ignorar, junto a la mayoría de los candidatos, que cientos de familias caminan diario por todo el país, clavando una varilla en el suelo, para saber si sus familiares están enterrados en una fosa clandestina? ¿Cómo pueden ofrecer justicia y respeto a los derechos humanos sin condenar y hacer justicia en el caso Tlatlaya? ¿O en Apatzingán? ¿Cómo pueden hacer robustos discursos sin mencionar la palabra feminicidio? Nos preguntamos: ¿Cómo pueden los candidatos ir repartiendo abrazos sin nombrar las palabras que indignaron a miles y miles de personas? ¿Recuerdan esos lugares? ¿Guerrero? ¿Iguala? ¿Ayotzinapa?


¿Por qué si los candidatos de las muchas derechas dicen querer combatir la pobreza, sus partidos en todos los niveles de gobierno atacan y reprimen sin piedad a los pobres que se organizan? ¿Será porque requieren clientelas y no organizaciones que exigen y luchan por sus derechos? ¿No hablarán nada sobre los cientos de conflictos por el despojo de tierras, agua y bosques que sufren los pueblos indígenas en todo el país? ¿Será que las responsables del despojo son las mismas empresas a las que llaman con vehemencia para que inviertan en México? ¿No les merece ni siquiera una mención las formas de gobierno de los pueblos indígenas que hoy existen en muchas partes del país? ¿Olvidan que el estado mexicano se comprometió a reconocer sus derechos como pueblos indígenas? ¿Seguirán ignorando ese compromiso? ¿Repetirán la larga historia de olvido y desprecio del poder ante ellos? ¿Cuánto tiempo más guardarán silencio sobre las jornadas de trabajo esclavo en el norte del país o la súper-explotación de los jornaleros y trabajadores de las maquiladoras? ¿En verdad seguirán permitiendo que gobernadores de todos sus partidos convertidos en pequeños dictadores puedan seguir encarcelando a líderes comunitarios, sindicales y defensores de derechos humanos? ¿Mantendrán su pacto de impunidad con quien asesinó y torturó en Nochixtlán? ¿Con quien encarceló en Morelos ondeando una bandera de izquierda? ¿Con quien persigue desde el poder en Guerrero? ¿No creen que autorizar o tolerar que sus gobernadores repriman y tuerzan la ley ante las luchas sociales es repetir el modo autoritario del viejo régimen? ¿Saben que cometen actos de humor involuntario tratando de evadir, o ignorar algunas palabras que evidentemente los incomodan? ¿Podrían enunciar sin balbucear, la palabra aborto? ¿Por qué evaden nombrar a las personas trans, lesbianas, homosexuales?


¿López Obrador realmente cree que la corrupción existente puede desmontarse con el ejemplo? ¿O que los problemas del país pueden reducirse a la corrupción sin afectar la obscena concentración de la riqueza? ¿Y qué decir de la monstruosa e ilegítima deuda externa?¿Por qué cree que es posible establecer alianzas progresivas con sectores de la mafia en el poder y con algunos de los grandes empresarios? ¿Por qué invita a participar a empresarios extractivistas a su movimiento? ¿Un gobierno de izquierda no debería detener la catástrofe ambiental y social que ya vivimos? Si se dice de izquierda, ¿no debería detener los intereses del gran capital que destruye la naturaleza en vez de promover a sus más importantes representantes? ¿Por qué pactar con el gran capital? ¿Un gobierno de izquierda no debería detener los intereses privados que destruyen los derechos de los trabajadores? ¿Por qué su proyecto económico se parece tanto en lo esencial al de sus contrincantes? ¿Un gobierno de izquierda no debería promover las alternativas a un sistema económico injusto y contradictorio? ¿Por qué pactar con la derecha ultraconservadora? ¿Un gobierno de izquierda puede someter a consulta los derechos humanos? ¿No debería promover las más amplias libertades a nivel nacional? ¿No cree necesario refundar por completo las instituciones mexicanas para poder emprender algún tipo de cambio? ¿Un gobierno de izquierda no significaría dar poder a los de abajo? ¿Un gobierno de izquierda no sería aquel que promoviera que nunca más la gente común tuviera que subordinarse a los poderosos? ¿O es que sólo pretende administrar el infierno que nos han dejado? ¿No es evidente que la responsabilidad de la transición a la democracia les quedó grande a los partidos políticos? ¿Que no supieron ni quisieron adaptarse a las reglas de un nuevo régimen y siguen comportándose como el viejo? ¿No fue su respuesta el fraude electoral y la compra de votos su forma de mantenerse en el poder? ¿No es grave que ese peligro siga vigente? ¿Podrían contradecirnos si decimos que ante la tragedia nacional su única respuesta ha sido campañas de lodo y la guerra sucia? ¿Es parte de la normalidad democrática guardar silencio cuando el gobierno afirma sin pruebas que a estudiantes los disolvieron en ácido o los quemaron en un basurero, y voltear la cara ante el dolor de las madres que no creen en las históricas mentiras del gobierno? ¿Cómo es que dejaron que llegáramos a esta pesadilla? ¿Quién sacará a México de la barbarie? ¿Ustedes?


¿O seremos nosotras y nosotros mismos quienes debemos terminar con la larga noche de la tragedia mexicana, votemos o no, organizándonos? Hemos sido miles las personas que salimos a las calles en contra de las desapariciones forzadas, las violencias machistas, de los fraudes electorales, del maíz transgénico, en oposición a la reforma educativa, a la minería extractivista... Miles hemos gritado e inundado las calles para exigir justicia: por los bebés de la guardería ABC, por los migrantes desaparecidos y asesinados, por Atenco, por Nochixtlán, por Mara, por Lesvy y los cientos de feminicidios; por memoria, verdad y justicia para Pasta de Conchos, para Aguas Blancas y Acteal, por los estudiantes de Ayotzinapa y Guadalajara, … Salimos a las calles a defender los derechos de todas y todos, de las y los diversos. ¿No es acaso necesario seguir luchando? Quienes firmamos esta carta, pensamos que es esta última pregunta la única que tendrá respuesta.

Si estás de acuerdo con estas preguntas, suma tu firma y acude este sábado 16 de junio 11 am al Auditorio Ho ChiMin de la Facultad de Economía en Ciudad Universitaria. Comparte la petición y el video.

FIRMANTES: Diego Armando Aguilar Anaya (ingeniero), Víctor Alcalá (activista), Nancy Amado Soto (defensora de derechos humanos), Aurea Amigón  (gestora), Mario Arellano (sociólogo), Odín Ávila (politólogo), Carlos Báez (promotor cultural), Bryan Eduardo Bárcenas Torres (mesero), Julio César Barajas Moreno (médico), Fernando Barreto (profesor-investigador) Alfonso Bautista (biólogo), Diego Bautista Páez (historiador), Javier Bautista (director de Investigación ONG), Adriana Barragán (docente), Gemma Barragán (defensora de los animales), Pedro Amaury Bello (profesor), Julio Broca (diseñador),  Abraham Cano (químico),Rafael Cano Hipólito (geógrafo), Adriana Cejudo Rocha (socióloga), Denisse Cejudo (historiadora), Natalia Cobos Candela (cantante), Christian Cortés (actor),  Ollin Cruz (Socióloga), Antuan Cruz Alatriste (arquitecto), Samantha Guadalupe Cruz Navarro (defensora), Juan Luis Concheiro (periodista),  David Cortés Gasca (economista), Atala Chávez y Arredondo (psicóloga), Juan Ramón De la Fuente Rivera (vulcanólogo), Alicia Del Río Galindo (fisioterapeuta), Diana Esbrí (defensora de DDHH), Mauro Espinola (conservador documental), Gabriela Espejo (maestra), , César Augusto Fernández Gijón (fotógrafo), Adrián Flores (geógrafo), Ana Cecilia Flores, Karen Galindo Aníbal García Fernández (ciclista), Fernanda Garza (estudiante), Juan Gianelli (migrante), Daniel Giménez Cacho (actor), Martin Gonzaga Millán (trabajador), Carolina Gonzaga González (activista), Argel Gómez (diseñador gráfico), Aurelio Gómez (estudiante), Karina Gonzaga González (trabajadora), María González García (trabajadora), Erika Merlene González Ocampo (publicista), Fernando González Lozada (geógrafo), Benjamín González (promotor cultural), Samuel González Contreras (promotor cultural), Elena González Contreras (estudiante),Elizabeth Hernández Bautista (trabajadora social), Manuel Hernández Borbolla (periodista), Michel Hernández Hilario (estudiante), Wendy Judith Hernández Cuautle (estudiante), Oliver Hernández Lara (profesor), José Antonio Hernández Sánchez (jaranero y politólogo), David Hernández Villeda (geógrafo), María Teresa Ibarra Gutiérrez (bióloga), David Iglesias (investigador), Maritza Islas (socióloga), Mauro Jarquín (politólogo), Mariana Jácome  Paz  (vulcanóloga), Jessica Jiménez (politóloga), Facundo Jiménez Pérez (profesor), César Jurado Alaniz, Ramón Landaverde Salinas (abogado), Adhemar Liquitaya (candidato a doctor en ciencias), Efraín León Hernández (profesor), Carlos López (historiador), Rafael León Pérez (latinoamericanista), Claudia Lina Orozco (bióloga), Lorena López Cruz (estudiante de posgrado), Claudia Lozano (estudiante feminista), Lucía López de Medrano (matemática), Martín López Gallegos (profesor), Frida Sofía López Maravilla (estudiante),  Francisco López López (dibujante), Néstor López Valdés (vulcanólogo), Fabiola Sofía Lozano Velázquez (estudiante),  Fernando Luna (politólogo), Diego Magaña Ladrón de Guevara (estudiante), Agustín Martínez (ciclista), Alejandro de Jesús Martínez (egresado Derecho), Mariel Massé Magaña (activista), Carlos Mendoza (académico), Mauro Mendoza (lingüista), Valeria Meza Valdez, Jimena Meza Valdez,  Rafael Mondragón (investigador), Eduardo Emiliano Morales Juárez  (estudiante), Sergio Moreno Cabrera (docente), Nahúm Monroy (politólogo), Rebeca Montiel Campos, Ivette Montiel (artista visual), Wendy Montiel ( cooperativista), Amiel Moreno (cooperativista), Andrea Narno Híjar (grabadora), Laura Nieto Sanabria (socióloga), Javiera Núñez (actriz), José Antonio Oliver Navarro  (escritor), Cristina Olmedo Santiago (geógrafa), Sandra Ortega (periodista), Joel Ortega Erreguerena (sociólogo), José Raúl Ortega Ramírez (trabajador), María Nectly Ortega Villegas (ambientalista),  Juan Ramos Pacheco (trabajador), Ignacio Pla (promotor cultural),Patricia Peñaloza (periodista cultural), Centli Pérez (sociólogo), Jesús Pérez (estudiante), Lucía Pi Cholula (estudiante de doctorado), César Enrique Pineda (sociólogo), Víctor Pineda (arquitecto), Adriana Pliego, Rodrigo Pinto (diseñador), Estrella Ramírez Morales (Socióloga), René Rendón Gómez (diseñador gráfico), Blanca Flor Reyes Gutiérrez (artista visual), Dulce Rocío Reyes Gutiérrez  (columnista), Ernesto Reyes Gutiérrez (empleado), Pablo Reyna Esteves (ingeniero), Andrés Revilla Sánchez (estudiante), Hugo Rico, Guadalupe Rodríguez Reyna (promotora cultural), Aldo Max Rodríguez (músico), Gabriel Rodríguez (cineclubista), Diana Rojas, Andrea Sánchez Grobet (latinoamericanista), Antonio Sandoval Idelfonso (músico), Cynthia B. Salazar Nieves (socióloga), Sofía Sánchez (defensora de los derechos de las mujeres), Miguel Ángel Sánchez (cineasta), Nayeli Sánchez (abogada), Rebeca Salazar Montiel, Ramón Salazar Velasco, Salvador Silva (comunicador indígena), Israel Solares, (economista), Heriberto Solorio (estudiante normalista), José Tamayo (economista), Liber Terán (músico), Karla Mariana Tronco Gamboa (estudiante), Carlos Torres (docente), Humberto Urbina (estudiante), Alejandro Valenzuela (sociólogo), Edgar Vargas (Químico), Alberto Ortega Vásquez (malabarista), Pedro Eduardo Velázquez (estudiante), Nahum Velázquez Martínez (compositor), Manuel Vega (abogado), Ana Laura Villegas (socióloga), Paola Villaseñor del Río (demógrafa), Gerardo Alberto Villaseñor del Río (estudiante y futbolista), María Villegas Ledesma (ambientalista), Marcela Villaseñor (comunicóloga), Erandi Villavicencio (activista feminista), Paula Vrelly (actriz), Natalia Wood (profesora), Rodrigo Yedras (investigador), Jean Pierre Yescas (analista bancario), Francisco Javier Zárate Rivera, (coordinador de Proyectos, ONG), Adriana Zentella.

 

 

 

 

 

 

 



Hoy: Bárbara cuenta con tu ayuda

Bárbara Calles necesita tu ayuda con esta petición «sociedad civil mexicana: ¿quién sacará a México de la barbarie?». Súmate a Bárbara y 693 persona que han firmado hoy.