Prohíban el aceite de palma en nuestros alimentos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


La producción del aceite de palma se encuentra presente en muchísimos de los productos que encontramos en el supermercado, algunos enunciados en los ingredientes y otros disfrazados como "aceite vegetal" y similares.

El aceite de palma potencia el riesgo de problemas cardiovasculares y respiratorios, obesidad de difícil eliminación, colesterol, y hasta cancerígeno, donde el ácido palmítico alimenta la proteína CD36, potenciando la metástasis de tumores. 

En la Unión Europea, el EFSA (Agencia para la Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) alertó sobre el peligro del consumo del aceite de palma. Queremos que en Argentina también se genere conciencia sobre sus peligros, se obligue a las empresas alimenticias a especificar su contenido y derivados y en lo posible tratar de que reemplacen esos aceites por otros que no sean nocivos para nuestra salud.

En España se ha registrado que empresas como Unilever, Nestlé, Kellogg’s, Burger King, McDonalds y Starbucks utilizan este aceite en muchos de sus productos.

El aceite de palma es más barato que otros aceites no nocivos como el de oliva o girasol. Básicamente las empresas se ahorran plata jugando con nuestra salud.

A demás de ser malo para nuestra salud y si bien nuestro país produce este aceite, muchas empresas lo compran de Malasia o Indonesia, donde hacen trabajar a los chicos en sus plantaciones (si, trabajo infantil) y está denunciado por Amnistía Internacional además de violar los derechos de sus trabajadores adultos, sus plantaciones desplazan las comunidades aborígenes por apropiación de tierras pertenecientes a comunidades autóctonas, además de que al alterar los ecosistemas se producen incendios forestales, contribuyendo al cambio climático por los gases invernadero producido por los alarmantes incendios forestales que produce y que además provoca la extinción de varias especies. Esto último es también un peligro para nuestro país.

 

Cada año en Malasia e Indonesia, 5.000 orangutanes mueren y bosques enteros son arrasadosEs probable que para el año 2020 todos estos mamíferos hayan desaparecido. También se arrasan con otros animales como el tigre de Sumatra, rinocerontes, elefantes, tapires y osos, sin olvidar el resto de especies de insectos, aves, plantas o microorganismos que corren un grave peligro de extinción. 

Su uso también alcanza productos de higiene personal y de limpieza debido a su bajo coste, generando un negocio muy rentable para sus productores. Marcas como L'oreal y Colgate lo utilizan.

Terminemos con esta mafia por nuestra salud, por los chicos explotados, para frenar la extinción de animales y por nuestro planeta.



Hoy: Mariana cuenta con tu ayuda

Mariana Wolter necesita tu ayuda con esta petición «SENASA: Prohíban el aceite de palma en nuestros alimentos». Únete a Mariana y 475 personas que ya han firmado.