Exigimos que SENASA intervenga la peluquería PINK POODLE por prácticas poco éticas.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Tengo familiares graduados como estilistas caninos de la peluquería Pink Poodle y les consta, de primera mano que ahí muchas veces se utiliza el maltrato como forma de controlar a perros inquietos. Se les manipula a la fuerza, se les grita. Ha habido perros quemados, cortados, dejados encerrados por horas (inclusive dejados toda la noche en una jaula sin previo aviso al dueño) entre otras conductas inaceptables. Son perros que, en propias palabras de sus dueños, llegan a la casa y no vuelven a ser los mismos. El mal trato les causa estrés y traumas. Sólo basta leer los reviews de su página en Facebook para darse cuenta del total desinterés de su dueño, Rafael y de sus asistentes, por la vida de un animal. 

Si leemos más comentarios, nos daremos cuenta de que también venden cachorros, y que en más de una ocasión el animalito murió al cabo de unos días, de algún virus como el Parvovirus. 

Cuenta este lugar con permiso de SENASA para ser criadero? Supervisan sus operaciones? Señores dueños de mascotas, saben ustedes en manos de quienes están dejando a sus perros?

Esto tiene que parar ya. Compartamos para que Costa Rica sepa quienes son en realidad estas personas.

 



Hoy: Donald cuenta con tu ayuda

Donald Wentz necesita tu ayuda con esta petición «Senasa Costa Rica.: Exigimos que SENASA intervenga la peluquería PINK POODLE por prácticas poco éticas.». Únete a Donald y 1.808 personas que ya han firmado.