Petition Closed
Petitioning Dr. Raúl Arias Lovillo and 2 others

¡Que la UV otorgue título profesional a la LicenciadA en Psicología Agnés Torres!


La destacada Psicóloga y Activista por los Derechos Humanos Agnés Torres Hernández fue brutalmente asesinada en el estado de Puebla. Organizaciones y personas de todo México y de todo el mundo nos estamos manifestando porque este crimen de odio no quede impune como tantos más. Como a muchas personas transexuales, tener documentos legales que no correspondían con su identidad sexogenérica le impidió el pleno ejercicio de sus derechos humanos y vivir libre de discriminación. Ella egresó de la Licenciatura en Psicología del Campus Xalapa de la Universidad Veracruzana, en donde pese a su petición y su reconocimiento como mujer por parte de docentes y compañeros/as, durante la ceremonia de graduación no fue nombrada como Agnés por las autoridades, y su proceso de titulación seguía en trámite puesto que querían sólo darlo con su nombre anterior, de varón, y siempre y cuando en sus fotos apareciera sin maquillaje, con el pelo corto y disimulando su expresión de género. Agnés era una mujer, una brillante e incansable académica y activista, una psicóloga profesional y dedicada. Exigimos que la UV tramite y otorgue a la familia de Agnés su título reconociendo su verdadera identidad sexogenérica.

Letter to
Dr. Raúl Arias Lovillo
Rector de la Universidad Veracruzana y Mtra. Esther Alcalá Garza
Directora de la Facultad de Psicología UV Campus Xalapa
Dr. Raúl Arias Lovillo
Rector de la Universidad Veracruzana

Dr. Alejandro Carlos Cuervo Vera
Director General del Área Académica de Ciencias de la Salud

M.C. Carmita Yolanda Labourdet Sánchez
Coordinadora Académica de Ciencias de la Salud

Mtra. Esther Alcalá Garza
Directora de la Facultad de Psicología UV Campus Xalapa

El fin de semana pasado, la destacada Psicóloga y Activista Agnés Torres Hernández fue brutalmente asesinada en el estado de Puebla.

Organizaciones y personas de todo México y de todo el mundo nos estamos manifestando porque este crimen de odio no quede impune como tantos más. Estamos exigiendo que las autoridades del estado de Puebla lleven a cabo las investigaciones sin prejuicios, que no se fabriquen chivos expiatorios ni le den carpetazo, y que no se maneje como desafortunadamente siempre se manejan los asesinatos de personas con una orientación sexual o una identidad sexogenérica distinta a lo que socialmente se impone como "el deber ser". Porque lo que vemos cotidianamente es que para “resolver” los casos, se busca culpabilizar a las víctimas de sus propios homicidios, bajo la etiqueta de "crímen pasional" (que ni siquiera es un término legal), o asegurando que ellos/as "se lo buscaron".

Agnés Torres Hernández estudió la carrera de Psicología en la Universidad Veracruzana, Campus Xalapa, egresando en el año 2006. Inició sus estudios bajo otro nombre y con la expresión de su identidad sexogenérica apenas en construcción. Terminó la carrera como Agnés, con mención honorífica, y además, con la lucha cotidiana de caminar a través de los pasillos y los salones de clase educando y sensibilizando a sus compañeros/as y docentes para que reconocieran a la estudiante, la joven mujer brillante, dedicada y comprometida con su vocación, y dejaran de considerarla "un hombre vestido de mujer", como desafortunadamente la ignorancia y los prejuicios de mucha gente quiere limitarse a ver.

Agnés Torres terminó con honores su formación, pero al ser nombrada en su ceremonia de graduación, y pese a haber solicitado el reconocimiento a LA psicóloga, escuchó por parte de las autoridades de la UV el nombre que ya no le correspondía identitariamente.

Agnés Torres fue una de las pocas mujeres transexuales que han podido romper con el estereotipo de que sólo podría haberse dedicado al trabajo sexual o a una estética. Contar con la oportunidad de acceder a una profesión, la ayudó a mostrarles a otras personas que viven el mismo proceso que pueden tener más opciones, con vidas elegidas, dignas, plenas, y sobre todo, exigiendo y ejerciendo sus Derechos Humanos.

Pero Agnés Torres aún no tenía un título profesional que concordara con su verdadera identidad.

Se dice que incluso, para poder darle el título, aceptarle las fotos que se ponen en este documento, se le exigió que no se maquillara, que se quitara o escondiera sus implantes de pecho, que se cortara el cabello. Es decir, que no fuera ella. Que no podía ejercer sus derechos constitucionales de libre expresión y de vivir sin discriminación para obtener su título.

Y que sólo podría salir a nombre del Licenciado Abraham Torres Hernández.

Agnés no era Abraham. Agnés era una mujer, la Licenciada Agnés Torres Hernández y en el proceso de obtener un título profesional con el que pudiera tener acceso a su derecho a ejercer un trabajo de acuerdo a sus brillantes capacidades académicas y su profesionalismo, pero que tuviera su verdadero nombre (no hay nombre más verdadero que el elegido), impulsó a nivel nacional, y en su natal Puebla, iniciativas de Ley que permitieran a las personas transexuales cambiar sus actas de nacimiento y documentos legales para que concordaran con su identidad real. Desde diversas Organizaciones de la Sociedad Civil, trabajó arduamente para educar y sensibilizar a la población en temas de Derechos Sexuales y Reproductivos y sobre Identidades Sexogenéricas y derechos de la población LGBTTTI. Realizó investigaciones profesionales como Psicóloga, las cuales presentó en destacados foros académicos nacionales. Y más allá de su profesión, es una querida hija, hermana, amiga, compañera de trabajo, de causa.

Mientras esperamos que las autoridades poblanas hagan su trabajo y presenten al o los responsables reales para que se haga justicia y para que se generen las condiciones legales y sociales que eviten que se sigan produciendo crímenes de odio, todas las personas y organizaciones a las que nos duele y nos indigna su brutal ejecución producto de la intolerancia y la ignorancia, consideramos que su lucha tiene que seguir vigente, y ahora más que nunca, queremos que su identidad sea reconocida plenamente.

Las Universidades tienen una responsabilidad muy grande para generar políticas educativas que sensibilicen a la sociedad en su conjunto, a fin de propiciar condiciones que permitan una convivencia democrática, incluyente y respetuosa de la diversidad humana, según lo marca incluso la misión de la propia Universidad Veracruzana, "cuyas funciones sustantivas son la docencia, investigación, difusión de la cultura y extensión de los servicios universitarios, mismas que deben cumplirse con calidad, pertinencia, equidad, ética y en vinculación permanente con los diferentes sectores sociales que generen y distribuyan conocimientos para el desarrollo equitativo y sostenible. La Universidad Veracruzana, siempre comprometida con el desarrollo económico, social y cultural de México y del estado de Veracruz, reconoce la diversidad socio-natural de su entorno y el compromiso de su quehacer académico para aportar respuestas viables a las necesidades y problemas de la comunidad. Nuestra casa de estudios, como institución flexible, está abierta al cambio y sujeta a innovaciones constantes para lograr sus objetivos, considerando las nuevas dimensiones de la economía, la política y las comunicaciones {...}"

Es por eso que quienes trabajamos por el reconocimiento pleno de los Derechos Humanos de TODAS las personas, además de quienes conocimos personalmente a Agnés y podemos dar fe de su vocación de servicio, de su compromiso "con los procesos de transformación y mejoramiento de la calidad de vida de su comunidad, con un enfoque de sustentabilidad y desarrollo humano" (Misión de la Facultad de Psicología de la UV), y de su profesionalismo como Psicóloga, solicitamos que sea tramitado su Título profesional como Licenciada en Psicología Agnés Torres Hernández, y sea entregado postmórtem a su familia como digno homenaje de su alma máter a su vida, su identidad y su lucha, y que sirva como muestra de orgullo para la UV, sus docentes y egresados/as por haber contado con una egresada que ha logrado tanto con su trabajo en la defensa de los Derechos Humanos.


¡TODOS LOS DERECHOS PARA TODAS LAS PERSONAS!
¡CONTRA LA INTOLERANCIA, NI UN PASO ATRÁS!


ATENTAMENTE,