#CirceNoEstásSola contra el #SexismoJudicial

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


La activista Lucero Circe López Riofrío fue vinculada a proceso por “delitos contra el honor” en Michoacán por señalar a un presunto acosador sexual y pedir que no se le añadiera a un grupo de trabajo para solicitar la Alerta de Violencia de Género en Michoacán.

Los hechos por los cuales la vinculan a proceso por ataque al honor ocurrieron en enero de 2015, cuando se buscaba, mediante un grupo de trabajo, sustentar si había elementos para hacer la declaratoria de la alerta antes mencionada.

Cabe recordar que en Michoacán, sólo en 2017, ocurrieron más de 60 feminicidios, en un ambiente de violencia generalizado, pues existen en la capital únicamente 290 casos de posible desaparición forzada.

En aquella ocasión la activista manifestó su rechazo a que se incluyera en el grupo de trabajo a un profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana, sólo mencionado en la denuncia como BCG, por haber al menos dos denuncias en su contra por acoso sexual.

Igualmente, durante esa reunión manifestó que las organizaciones que participaban en el grupo de trabajo pedirían en un oficio que lo removieran del cargo.

El haber mencionado en este grupo de trabajo las acusaciones contra ese profesor fue el motivo por el cual López Riofrío fue denunciada por delitos al honor.

Esto ocurrió a pesar de que al menos una de las denuncias ya era una denuncia formal, realizada por la vía administrativa por una mujer que realizaba su servicio social en la Universidad Michoacana.

Sin embargo, por no contar la universidad con un protocolo para proteger a mujeres de la violencia, únicamente se señaló que existía un ambiente enrarecido en la facultad, sin que hubiera una reprimenda o acusación formal contra el profesor.

Ahora, la activista fue vinculada a proceso por el juez de oralidad Ariel Montoya Romero, que al revisar la causa 28/201 presentada en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán, quien consideró que existían los elementos para presumir la probable comisión del delito de ataque al honor.

La Fiscalía logró esta vinculación a proceso al argumentar que la activista debió acompañar a la presunta víctima a presentar la denuncia ante instancias correspondientes y no exponer públicamente en el grupo de trabajo las acusaciones contra el profesor.

Esto a pesar de que la defensa de la activista explicó que lo que López Riofrío buscaba era que se tomaran medidas sobre quiénes participaban en el grupo de trabajo de la Alerta de Violencia de Género.

Incluso, afirmaron, estos señalamientos sirvieron de criterio para que las autoridades federales establecieran que quienes forman este tipo de grupos de trabajo presenten un documento jurando no tener denuncias por violaciones a los derechos de las mujeres.

La Coordinación de Feministas de Michoacán protesta contra esta vinculación a proceso, pues en la práctica lo que están causando este tipo de denuncias por delitos al honor es que las activistas que apoyan a las víctimas sean criminalizadas y tengan que guardar silencio incluso cuando están buscando alertar a otras mujeres contra posibles acosadores u otro tipo de victimarios, desde abusadores sexuales hasta violadores o feminicidas.

El gobierno mexicano ha firmado distintos convenios internacionales para la defensa y garantía de los Derechos Humanos de las Mujeres, además en criterios jurisprudenciales y en protocolos emitidos por la corte se establece la obligación de los juzgadores a realizar su actividad con perspectiva de género.

Por tanto pedimos que el proceso judicial que enfrenta la compañera Circe López Riofrío sea desde una perspectiva de género

Por otro lado, reconocer dentro del proceso el contexto en el que se indica que Circe cometió un delito, pues estaba de por medio la ética y la congruencia para la formación de un grupo de trabajo de investigación y diagnóstico para atender la solicitud de la alerta de Género en el estado de Michoacán, donde su trabajo tuvo implicaciones para comprender la grave problemática en torno al Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, desde un enfoque feminista.

Por lo anterior es que pedimos sea derogado el articulo que tipifica el ataque al honor así como el que los delitos de las víctimas de violencia sexual, incluyendo el acoso y el hostigamiento no prescriban hasta que las víctimas se sientan fuertes para denunciar, principalmente en aquellas donde las instituciones no tienen mecanismos o protocolos para creer su versión y sancionar al agresor.



Hoy: Karina cuenta con tu ayuda

Karina V. necesita tu ayuda con esta petición «Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán: #CirceNoEstásSola contra el #SexismoJudicial». Súmate a Karina y 5,369 persona que han firmado hoy.