Victoria

Liberen al periodista Luis Carlos Díaz

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 3,759 personas!


Las personas y organizaciones nacionales e internacionales que suscribimos este comunicado rechazamos categóricamente la detención arbitraria del comunicador y defensor de derechos humanos, Luis Carlos Díaz, sometido a desaparición forzada y a un proceso judicial ilegítimo que violenta sus garantías fundamentales y las de su familia, en represalia por su labor periodística y de defensa de los derechos en Venezuela. Igualmente exigimos la libertad plena del comunicador, el cese de la campaña de descalificación y de la persecución judicial.

Díaz fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la tarde del 11 de marzo. El periodista estuvo desaparecido desde las 5:30 de la tarde cuando salió de la sede de Unión Radio, donde trabaja, y Naky Soto, su esposa, no tuvo más contacto con él. Aproximadamente a las 10:00 de la noche realizó la denuncia al conocer que Díaz no estaba en su lugar de trabajo.

Representantes de organizaciones gremiales acudieron a varios centros de detención en búsqueda de Díaz, entre ellos, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde negaron su paradero. Horas más tarde, en la madrugada del 12 de marzo, el Sebin admitió que lo tenía detenido.

Efectivos del Sebin realizaron un allanamiento en la vivienda de Díaz a las 2:30 de la madrugada del martes 12 de marzo, con la presencia de más de una decena de funcionarios con armas largas.

De acuerdo al testimonio, los efectivos presentaron una orden de allanamiento y dos testigos, además de trasladar esposado a Díaz para que presenciara el procedimiento, en el cual requisaron cuatro teléfonos celulares, tres computadoras y un disco duro. Díaz señaló que los funcionarios se llevaron dinero en efectivo, del cual posteriormente no quedó constancia oficial.

Díaz fue detenido cuando se desplazaba en bicicleta a su domicilio, en Caracas. También confirmó haber sido víctima de tratos crueles y degradantes. La información suministrada por los funcionarios durante el allanamiento es que Díaz, supuestamente, habría cometido “delitos informáticos”. Los funcionarios informaron que Soto también se encontraba en la orden de aprehensión, pero que debido a su condición como paciente oncológico no iban a proceder en los momentos. Sin embargo, “si denunciaba, la vendrían a buscar”.

Luis Carlos Díaz fue hostigado por voceros del oficialismo y cuentas de apoyo al gobierno en diferentes oportunidades, como consecuencia de la labor periodística y de infoactivismo en Venezuela.

El pasado 8 de marzo el comunicador fue criminalizado en un video publicado en la cuenta de Twitter de “Con el mazo dando”, programa conducido por Diosdado Cabello. El video señala a Díaz como parte de una conspiración que supuestamente sería responsable de la avería de la represa del Guri, que originó la interrupción del suministro eléctrico en Venezuela durante varios días.

En febrero pasado, el periodista fue hostigado desde la cuenta pro gobierno @Lechuguinos_com, tras revelar prácticas “phishing” por parte de la operadora pública nacional CANTV cuando la estatal redireccionó los ingresos a la plataforma de voluntariado que promovió la Asamblea Nacional, para el ingreso y distribución de la ayuda internacional con fines humanitarios.

En el comunicado conjunto del 8 de marzo de los Relatores Especiales para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Naciones Unidas, piden a las autoridades que libere inmediatamente a los periodistas detenidos, que cesen las medidas de censura y que revise la Ley contra el odio y la Convivencia Pacífica y la Tolerancia. Asimismo instan al Gobierno a abstenerse de bloquear y filtrar excesivamente el contenido y limitar sus solicitudes de eliminación a casos reales de incitación, cumpliendo con los requisitos del artículo 19 (3) y el artículo 20 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y 13 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Ante la vulneración de los derechos fundamentales de Díaz, sometido a desaparición forzada, tratos crueles, frente a las amenazas y hostigamiento hacia Naky Soto, las organizaciones exigimos al Estado venezolano:

-Que se otorgue la libertad plena a Luis Carlos Díaz así como la reparación debida por los daños ocasionados a él y su familia producto de la arbitraria detención.

-Que cese la criminalización y descalificación por parte del Estado contra Luis Carlos Díaz y Naky Soto, en represalia por ejercer su derecho humano a la libertad de expresión a través de la práctica periodística y la defensa de los derechos humanos.

-Exhortamos a la comunidad internacional, organizaciones civiles, infoactivistas, periodistas e instancias de derechos humanos, a denunciar la situación y activar los mecanismos existentes para exigir su inmediata liberación.

-Hacemos un llamado al equipo técnico de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se encuentra en Venezuela, a adelantar todas diligencias necesarias para corroborar el estado de Díaz, solicitar una visita al centro de reclusión y exigir su libertad plena.
Reiteramos que según la legislación nacional e internacional, los delitos que constituyen violaciones de derechos humanos no prescriben, así como la obediencia debida no exime a funcionarios de la responsabilidad por la comisión de delitos, sea por acción u omisión.



Hoy: Espacio Público cuenta con tu ayuda

Espacio Público A.C. necesita tu ayuda con esta petición «Presidente Maduro: Liberen al periodista Luis Carlos Díaz». Súmate a Espacio Público y 3,758 persona que han firmado hoy.