Para un fondo para la compensación a las víctimas de las prótesis mamarias PIP

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


¡Finalmente aprendamos las lecciones del escándalo de las prótesis mamarias PIP!

Petición para la creación de un fondo europeo para la compensación a las víctimas de productos con la marca CE.

Ocho años después de estallar el escándalo, nada ha sido resuelto.

Ninguna de las víctimas de implantes mamarios PIP tiene hasta ahora la certeza de ser finalmente compensada. Y aquellas que no pueden permitirse quitar sus implantes adulterados viven con una bomba de tiempo en su pecho.
Ya es hora de poner fin al sufrimiento de estas miles de mujeres que, como a las víctimas de agresión sexual, a menudo se les dice que “se lo buscaban", y que, cuando se atreven a exigir justicia, deben enfrentar el estigma de quienes han permitido que esto suceda.


Su único error, sin embargo, fue confiar en un producto de salud certificado y designado con la marca CE (Conformité Européenne), que se suponía que era una garantía de seguridad para el consumidor.


El litigio de PIP es asunto de todos, ya que la marca CE está colocada sobre miles de productos: los juguetes de nuestros niños, nuestros teléfonos, nuestras calderas, nuestros vehículos, nuestros productos para el hogar, nuestros hornos de microondas, los condones, etc.

Un fondo de compensación a los pacientes que sería lanzado por la Unión Europea en primer lugar para las víctimas de PIP tendría varias ventajas.

  • permitiría a todas las pacientes por el mundo, que tienen implantados estos dispositivos medicales de clase 3, que tengan la seguridad de que los gastos médicos y daños generados por el incumplimiento de este producto serán atendidos de manera rápida, segura, igualitaria y no discriminatoria, sin estar sujetas a las vicisitudes judiciales y retrasos procesales que agravan su sufrimiento;
  • al asumir, al menos provisionalmente, las consecuencias financieras de la falla de un producto que lleva su marca CE, la Unión Europea enviaría un fuerte signal a los consumidores de todo el mundo demostrando que esta certificación asegura una protección mínima de indemnización; esto probablemente devolvería la confianza de los agentes económicos en la marca CE cuya fiabilidad se ve socavada por este escándalo;
  • actuando como fiduciario de los pacientes, por la cantidad que pagaría, este fondo dará la oportunidad a la justicia que determine con calma, sin presión externa, las responsabilidades de los intervenientes con el fin de permitir a las autoridades a recuperar los fondos públicos así prestados en interés de los consumidores; permitiría a la justicia trabajar tranquilamente una vez que se haya resuelto la cuestión prioritaria de la indemnización a las víctimas;
  • serviría como punto de referencia para cualquier falla futura de un producto de la CE; Tendría los medios humanos, legales y coercitivos necesarios para buscar las responsabilidades, en igualdad de condiciones con las entidades que decidirían seguir.


Las víctimas de los implantes PIP, muchas de las cuales ya habían sufrido cáncer y luego la reconstrucción, a menudo enfrentan serias complicaciones.

El gel industrial utilizado por PIP, que hace que los implantes sean más frágiles (la tasa de ruptura es seis veces mayor que a los demás), se propaga más fácilmente por el cuerpo y con frecuencia causa inflamación de los ganglios linfáticos.  

Las primeras en haber actuado legalmente ante la justicia yendo al por la certificadora alemana de los implantes PIP tuvieron que someterse a un verdadero yoyo judicial: mientras que el tribunal de primera instancia condenó al certificador a compensarlas, el tribunal de apelaciones revocó la primera decisión. Este certificador multinacional a 2 mil millones de euros de facturación, no tuvo ningún escrúpulo para embargar brutalmente las cuentas de 50 pacientes franceses ... para conseguir los 3.000 euros (cantidad ya utilizado por algunas pacientes para la cirugía).

En lo que se refiere a las miles de mujeres que atacaron a este certificador en otro procedimiento y que también consiguieron su condena, ellas recibieron una carta de intimidación y amenaza del grupo alemán y luego citaciones a través de un alguacil.

Se someten a una pena doble, triple e incluso cuádruple: cáncer, reconstrucción, intoxicación por PIP, espera judicial, y luego represalias del certificador.

Por estas razones miles de personas se dieron por vencidas o dudaron en lo de buscar compensación.
La decisión del Tribunal de Casación prevista para el 10 de octubre de 2018 en el litigio PIP, sea cual sea el contenido, no pondrá fin a este interminable proceso judicial.

Hay una necesidad urgente de hacerse cargo del sufrimiento de estas mujeres y prevenir otros.

 

Para PIPA (PIP Implants World Victims Association):

Olivier Aumaitre, abogado del Colegio de Abogados de París, que representa a 15,000 víctimas.

Cédric Joachimsmann, iniciador de la acción civil contra TUV

 



Hoy: PIPA cuenta con tu ayuda

PIPA necesita tu ayuda con esta petición «Para un fondo para la compensación a las víctimas de las prótesis mamarias PIP». Únete a PIPA y 6.931 personas que ya han firmado.