Maduro investiga a dos obispos venezolanos por “delitos de odio”. Muéstrales tu apoyo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


Los obispos venezolanos, Monseñor Antonio José López Castillo, de la Arquidiócesis de Barquisimeto, y Monseñor Víctor Hugo Basabe, de la Diócesis de San Felipe, fueron amenazados por el presidente Nicolás Maduro en televisión tras las homilías realizadas por ambos prelados en las misas celebradas en la Procesión de la Divina Pastora del Estado de Lara. Maduro llegó a llamarles “diablos con sotana”.

El día 14 de enero, Monseñor López Castillo, en su homilía previa a la salida de la imagen de la Virgen desde su Santuario, dijo: “Divina Pastora: líbranos del hambre, líbranos de la corrupción…No creemos en la miseria. Basta ya de hambre”, mientras era aplaudido por los miles de fieles presentes en la Santa Misa. 

Por su parte, Monseñor Basabe, en su homilía durante la llegada de la imagen de la Virgen a la Catedral de Barquisimeto, reprochó la situación de desabastecimiento de alimentos que atraviesa el país. Condenó el hecho de que haya “miles de venezolanos hurgando en la basura buscando un desperdicio para saciar el hambre”. Monseñor Basabe pidió la protección de la Divina Pastora a los venezolanos que se encuentran fuera del país y les envió un mensaje esperanzador. También se dirigió a los jóvenes que están pensando en emigrar a otros países: “No son ustedes muchachos los que tienen que irse, si alguien tiene que irse de Venezuela es el responsable de este desastre al que nos han conducido, si alguien tiene que irse es quien es responsable de que miles de niños hayan atravesado el límite de la desnutrición severa” puntualizó. Y añadió: “Líbranos de tantas pestes que nos afligen (…), de la peste de la indiferencia que nos postra en la comodidad y no nos permite entender que hay gente que necesita urgentemente de nuestro auxilio (…), de la peste de tanta corrupción política que ha conducido a Venezuela en la ruina moral, económica y social, que es causa de tanta muerte”.

Por estas palabras, el presidente Nicolás Maduro exige a la Asamblea Nacional Constituyente y al Tribunal Supremo de Justicia la investigación de ambos prelados por “delitos de odio”.

Muestra tu apoyo a estos dos obispos venezolanos

El arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, en una rueda de presa este martes, expresó que no siente temor alguno por la amenaza del presidente Maduro de aplicarle la Ley contra el odio por lo que dijo el domingo en la homilía de la misa de la Divina Pastora: “No creemos en amenazas ni tememos amenazas venidas de gobiernos que no aceptan que los pueblos sean libres”. López Castillo indicó también que recibió la llamada del Papa Francisco a pesar de su visita a Chile. “Hemos recibido el mensaje del Papa Francisco y nos apoya al igual que al pueblo de Venezuela”, dijo Monseñor.

Sobre los señalamientos del presidente Maduro que los calificó de “diablos con sotana”, López Castillo respondió muy claro: “Aquí los únicos diablos son los que se oponen a la verdad, los que se oponen a la libertad, a la prosperidad de nuestro pueblo; por eso el Diablo está por otro lado, con nosotros está Dios”. Sobre los ataques oficiales a la Iglesia Católica, expresó que “la Iglesia es una fuerza, es un movimiento que no se entrega, que no acepta lo injusto de gobiernos mal habidos. Nosotros nos mantenemos firmes y seguimos adelante; no aceptamos amenazas de ningún tipo y este obispo, con toda su feligresía, seguirá luchando hasta la victoria final”.

Sus palabras las pronunció en el acto de solidaridad convocado por varias instituciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos. Todos expresaron su solidaridad con los prelados de Barquisimeto y San Felipe.

Tú también puedes solidarizarte con ellos firmando aquí

Asimismo, el obispo de San Felipe, monseñor Víctor Hugo Basabe, respondió a los señalamientos que en su contra hizo el presidente Nicolás Maduro, a raíz de su homilía del domingo en la Catedral de Barquisimeto: “Mi conciencia nada me reprocha. Mi único delito parece ser el servir a la verdad, que es lo único que hace libre a los hombres”. “Sabía que mis palabras molestarían a quienes en el fondo de su conciencia saben que son responsables de la tragedia que vive este pueblo al que amo hasta los tuétanos”, puntualizó.  “No tengo miedo, señor Maduro; la cobardía no es lo mío. Acá en mi casa estoy, con mis únicas armas: mi fe en Cristo y la certeza de que mi vida está en sus manos. Allá por aquellos a quienes ni su conciencia ni su historia les perdonará”, concluyó Monseñor Basabe.

Si quieres mostrar tu solidaridad con estos pastores de la Iglesia venezolana, firma ahora.



Hoy: Asociación Enraizados cuenta con tu ayuda

Asociación Enraizados necesita tu ayuda con esta petición «Obispo de Barquisimeto: Maduro investiga a dos obispos venezolanos por “delitos de odio”. Muéstrales tu apoyo». Únete a Asociación Enraizados y 6.071 personas que ya han firmado.