Petition Closed
Petitioning Ministro de Agricultura
This petition will be delivered to:
Ministro de Agricultura

La OCU pide que no se venda como extra aceite de oliva que no lo es

1,641
Supporters

El aceite de oliva está muy presente en nuestra dieta mediterránea. Como en otros productos, el aceite de oliva tiene diferentes categorías, según su calidad. El de mayor calidad es el "virgen extra" seguido del "virgen" y del aceite de "oliva" a secas. España es uno de los principales países productores del mundo y cada español consume al año casi 10 litros de aceite de oliva. Un sector clave en nuestra economía cuya imagen algunas marcas se empeñan en ensuciar, engañando de paso al consumidor.

Así lo demuestra un reciente estudio de OCU donde se descubre que 9 de los 36 aceites analizados son en realidad aceites de oliva virgen y no aceites de oliva virgen extra. Esas marcas nos están dando "gato por liebre": embotellan un producto de menor calidad y categoría inferior y nos lo cobran a precio de virgen extra que, de media, cuesta unos 3,32 € el litro (casi un euro más que los aceites de oliva virgen).

Las familias españolas están haciendo muchos sacrificios para llenar la cesta de la compra todos los meses y no es justo que algunas marcas cometan este tipo de engaño contra sus bolsillos. Es inaceptable que con lo que ya pagamos por lo que creemos que es un buen aceite de oliva virgen extra, algunas marcas nos engañen vendiéndonos otro producto.

O las autoridades de las distintas comunidades autónomas extreman los controles y sancionan con dureza a los incumplidores, o la situación no cambiará.

Súmate a esta petición, firmando esta carta dirigida al Ministro de Agricultura. Con tu apoyo podemos conseguir que se tomen las medidas necesarias contra estas malas prácticas:


Letter to
Ministro de Agricultura
Estimado Ministro:
He sabido que la OCU acaba de publicar los resultados de un análisis sobre la calidad del aceite de oliva virgen extra en donde la principal conclusión es que el 25 % de los aceites analizados, es decir, 9 de las 36 marcas, son en realidad aceites de oliva virgen y no aceites de oliva virgen extra, no correspondiéndose el contenido del producto analizado con el etiquetado que figura en el mismo.
Aunque el engaño detectado no afecta a mi salud ni a la seguridad alimentaria, con los datos de la OCU en la mano, millones de consumidores nos sentimos engañados puesto que estamos pagando por un producto que no nos están vendiendo. No se trata tan solo de un problema de calidad sino de un engaño económico. Le recuerdo, señor ministro, que un litro de aceite de oliva virgen extra cuesta de media un euro más que un litro de aceite de oliva virgen.
Este engaño me preocupa como consumidor pero también como ciudadano que ve cómo un puñado de empresas está ensuciando la imagen de un sector muy importante para la economía de española, frente a una clara mayoría que cumple con la normativa y nos ofrece un aceite de calidad.
Los consumidores no podemos detectar este tipo de engaño. Organizaciones como la OCU pueden destaparlos pero corresponde a la Administración velar por el cumplimiento de la legalidad, exigir a las Comunidades Autónomas que extremen los controles y, en su caso, sancionar a las empresas incumplidoras informando a los consumidores de los incumplimientos y sanciones que de ellas se deriven.
Espero señor ministro que, en beneficio de todos los consumidores, tome las medidas necesarias para que este engaño deje de producirse.
Fdo.: