Petición cerrada

Reconocimiento Nacional de la Especialidad Enfermería Familiar y Comunitaria

Esta petición ha conseguido 1.870 firmas


La Enfermería Familiar y Comunitaria, según el real Decreto 183/ 2008, es una las especialidades de enfermería en Ciencias de la Salud, que comienza a tener fuerza, con la oferta de plazas a partir del año 2010, según la Orden SAS/1729/2010 del 17 de junio, cuando se aprueba y publica el programa formativo de nuestra especialidad . Para acceder a ella, es necesario realizar una prueba de carácter estatal, consistente en un examen de 5 horas de duración y 225 preguntas multirespuestas + 10 de reserva. Al concluir, obtenemos una puntuación total individual que deriva de la suma del resultado de dicha prueba, más la valoración de los méritos académicos. Una vez tenemos la puntuación total, se procede a la adjudicación de plazas siguiendo el orden de mayor a menor puntuación total individual de cada aspirante. En la convocatoria actual 2016/2017, cuyo ejercicio fue realizado el 28 de enero de 2017, se presentaron 13.515 (1.416 aspirantes menos que en la convocatoria anterior),  para cubrir 994 plazas, de las que 293 son de Enfermería Familiar y Comunitaria, suponiendo un 29,48% del total de plazas (con un ligero incremento de 15 plazas más en la actual convocatoria para nuestra categoría)

La atención primaria es el pilar fundamental para la promoción de la salud y prevención de la enfermedad. Es la base del sistema sanitario y es uno de los ejes más importantes, por no decir el que más, para conseguir unos altos niveles de calidad de vida. El programa de residentes supone una inversión  económica, material, personal, educativa y laboral, donde durante dos años se forman profesionales especialistas en el trato directo a la familia y la comunidad en su entorno más cercano,  desde el primer nivel de atención sanitaria (el centro de salud). La enfermería en atención primaria nos acerca a los grandes grupos de riesgo, desde los niños con las charlas de RCP, lavados de manos,  campañas de vacunación, alimentación saludable… a los adolescentes, con talleres de soporte vital, salud sexual, alimentación y ejercicio, programas de tabaco…en la etapa adulta, con programas de detección precoz de diversas patologías, captación de población de riesgo (HTA, diabetes, EPOC),como en la vejez, con talleres de crónicos, preservación de calidad de vida, prevención de síndrome de desuso, captación de patologías diversas, afrontamiento de situaciones que limitan la vida diaria…etc.

En la actualidad la especialidad de EFyC está llegando a un punto delicado en el que convocatoria tras convocatoria siguen aumentando las unidades docentes, que a su vez van formando más promociones de especialistas, con un número mayor de residentes, lo cual denota una apuesta por la especialización de la enfermera FyC. No obstante esta apuesta queda incompleta al no haberse generado un marco competencial, ni creado plazas específicas donde estos profesionales puedan desarrollar su labor. Por todo ello, pedimos el reconocimiento y equiparación al resto de especialidades a nivel nacional, de la especialidad de enfermería FyC, y la creación de la categoría de Especialistas con su correspondiente bolsa de trabajo.



Hoy: SARA cuenta con tu ayuda

SARA BERMUDO FUENMAYOR necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Reconocimiento Nacional de la Especialidad Enfermería Familiar y Comunitaria». Únete a SARA y 1.869 personas que ya han firmado.