No a la macrogranja de Villagarcía del Llano (Cuenca) #stopmacrogranjas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


La Confederación Hidrográfica del Júcar ha concedido un volumen máximo de agua de 36.672 m3 al año con un pozo de 139 metros de profundidad. Nos negamos a ello.

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL JÚCAR HA DADO UN MES PARA RECLAMACIONES. NECESITAMOS CONSEGUIR FIRMAR Y PARAR ESTA BARBARIDAD

Las macrogranjas suponen una clara amenaza para el cambio climático. Son innumerables los estudios que así lo reflejan. La ganadería es la responsable del 18% de la emisión de gases de efecto invernadero. En España, según los últimos datos publicados, los sectores de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca son los responsables de las emisiones del 54,4% del metano y del 72% del óxido nitroso, dos gases de efecto invernadero más potentes que el CO2.

Tenemos que parar esta barbaridad. Reivindicamos nuestro derecho a respirar un aire limpio, sin malos olores, a tener nuestras aguas no contaminadas, a un mundo rural vivo.
 
 Las macrogranjas no crean puestos de trabajo porque todo está informatizado. En definitiva, destruyen alla dónde se asientan. Los  proyectos de macrogranjas de ganadería intensiva no paran de brotar, especialmente en las zonas más despobladas del Estado.

Estos proyectos también traen consigo un impacto paisajístico y una destrucción de los hábitats, el sufrimiento animal, la contaminación de los acuíferos y los suelos o la escasez del agua, además de los conocidos problemas para la salud - en España se consume casi el doble carne que lo que recomienda el World Cancer Research Fund -.

Exigimos la prohibición legal de la macrogranja creando una ley municipal que prohíba las mismas y que imponga medidas para frenar el cambio climático.