QUE ARGENTINA ROMPA RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON CUBA Y VENEZUELA

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


 

 

Ministro de Relaciones Exteriores y Culto,
Señor Embajador D. Jorge M. Faurie:


Los abogados integrantes de la agrupación Bloque Constitucional (Lista 61 del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal), sosteniendo el compromiso por la Libertad y acompañados por otros conciudadanos, solicitamos al Gobierno de la República Argentina se interrumpa toda relación diplomática con la dictadura cubana y el gobierno títere de Nicolás Maduro; hasta tanto Cuba y Venezuela recuperen la condición de países democráticos.

El sentido de la autoridad se funda en la razón y en el respeto por el pueblo; el agobio bajo esos autoritarios gobiernos ha dado fundamento al cese del deber de obediencia, pues el primer derecho del pueblo es el derecho a ser bien gobernado. La reciente muerte del Inspector Oscar Pérez, quien ejerciendo el derecho de resistencia a la opresión se alzó en armas contra la tiranía castrochavista, evidencia lo obvio: que allí, donde impera la vocación asesina de quien busca eternizarse en el poder por el temor y a cualquier costo, no tiene ninguna vigencia el derecho a un buen gobierno, ni garantía alguna los más elementales derechos humanos.

Asimismo, en función de todos los hechos conocidos, aberrantes y absolutamente graves en la vida institucional de una República, también se impone y es absolutamente obligatorio que nuestra Nación, por medio de sus autoridades y utilizando los canales institucionales correspondientes, requiera urgente información sobre los detalles y circunstancias que rodearon la muerte del Inspector Oscar Pérez y demás combatientes que lo acompañaban en su heroica resistencia a esa tiranía estatal, máxime cuando los resultados de las respectivas autopsias practicadas indican que los fallecimientos se dieron por traumatismo de cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza, conforme las actas de defunción, remarcándose en los informes que todos los cadáveres presentaron herida de bala en sus respectivas cabezas.

Tal como expresamos el 20 de Enero de 2014, en nota presentada al entonces canciller Timerman, reiteramos que “no puede ser soslayada la injerencia de la dictadura cubana sobre instituciones del Estado venezolano, en especial las que hacen a la seguridad del país. Consideramos que Cuba sigue siendo hoy un Estado terrorista empeñado en exportar su mal llamada ‘revolución’, que parasitando sobre los colonizados recursos venezolanos importa riesgo cierto para las democracias latinoamericanas”.

En tal sentido y ratificando lo dicho, denunciamos las actividades conjuntas de los embajadores de Cuba y Venezuela en la Argentina, Orestes Pérez y Carlos Martínez Mendoza, quienes bajo pretexto de “solidaridad” incumplen la obligación de no inmiscuirse en los asuntos internos de la Argentina.

Tal como en su oportunidad denunció Hilda Molina, la medicina cubana es una herramienta de propaganda con la que el régimen comunista infiltra activistas en distintos lugares del mundo. En este caso se trata de la denominada "Propuesta Tatú" (así llamada por el apodo del criminal Ernesto Guevara en el Congo), que dirigida desde la Embajada de Cuba en Buenos Aires opera a través de médicos recibidos en Cuba desarrollando cuatro misiones internacionalistas, una en la Región Bío Bío de Chile, otra en Guatemala, y dos en nuestro país situadas en las provincias de Santiago del Estero y Buenos Aires. La presencia de estos médicos, que difunden las “bondades” de la “revolución cubana”, de sus movimientos guerrilleros y el culto a la personalidad de Ernesto Guevara, no es ajena a la toma de tierras entre otros conflictos de las zonas en que eligen activar; llegando al punto inadmisible de adoctrinar niños.

Todas las actividades de la llamada “Propuesta Tatú” dan cuenta de un descarado e inaceptable proselitismo ideológico, que toma carácter político concreto en la dirección de grupos de acción dependientes de la embajada cubana, como la “Juventud Guevarista”, entre otros igual de evidentes.

Señor Canciller: No reporta ningún beneficio a la República Argentina la hipocresía de conservar relaciones diplomáticas con autocracias totalitarias que, atentando contra nuestro estilo de vida, procuran generar y fogonear conflictos internos en procura de debilitar la institucionalidad democrática. Y tampoco, por cierto, reporta beneficio alguno para los pueblos de Cuba y Venezuela que sus tiranos sean validados como interlocutores ante la comunidad internacional.

Cuenta Usted con suficientes medios institucionales para corroborar la intromisión en los asuntos internos del país arriba denunciada; ya es tiempo de quitarnos las anteojeras de la “corrección política”, esa que queriendo ignorar lo sabido por todos y como parte de un relato sembrado desde la izquierda estuvo a punto de convertirnos en otra Venezuela.

Entendemos que arbitrar los medios para corroborar lo denunciado y obrar en consecuencia con lo solicitado, es hacer honor a los principios que nuestro pueblo sustenta.

Por último, solicitamos reciba en audiencia a representantes de Bloque Constitucional.

Sin otro particular, y en espera de respuesta, saludamos a Ud. muy atte.

 

 

 

.Adoctrinamiento comunista sobre niños



Hoy: BLOQUE CONSTITUCIONAL cuenta con tu ayuda

BLOQUE CONSTITUCIONAL necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina: QUE ARGENTINA ROMPA RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON CUBA Y VENEZUELA». Unite a BLOQUE CONSTITUCIONAL y 75 personas que firmaron hoy.