LOS HUMEDALES DE LA ISLA DE BUDA DESAPARECERÁN SI NO SE ACTUA DE URGENCIA.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


 

Los humedales de la isla de Buda en el delta del Ebro están en serio peligro de desaparición.

El valor medioambiental de la isla de Buda es indiscutible. Se trata del humedal mejor conservado de Cataluña y uno de los más importantes de España en el que destaca la fauna ornitológica que alberga.

La regresión de la costa durante los temporales marinos como consecuencia de la falta de aportación de sedimentos del río Ebro en su desembocadura al quedar estos sedimentos retenidos en los embalses de la cuenca, han hecho desaparecer en los últimos 60 años, de forma irreversible, 650 hectáreas del segundo humedal más importante de España.

Las administraciones autonómicas y estatales competentes en materia de medioambiente no hacen nada por evitar esta catástrofe medioambiental en un incumplimiento flagrante de las Directivas europeas de Aves, de Hábitats y la Directiva Marco del Agua. Además nuestro país ha firmado convenios internacionales que nos obligan a la protección y defensa de los humedales, acuerdos que incumplimos impunemente.

Como consecuencia de la reconocida labor conservacionista de sus propietarios, la isla de Buda se transformó en Parque Natural (Decreto 332/1986). En septiembre de  1987 fue catalogada por los estados miembros de la U.E. como  Zona Natural de Singular Relevancia para la conservación de la avifauna de acuerdo con la Directiva de Aves. También Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA, 79/409 CEE). La Convención sobre los humedales firmada en 1971 en la ciudad de Ramsar, en Irán, es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. La isla de Buda está incluida en la lista de los humedales de importancia internacional  RAMSAR según resolución de 15 de marzo de 1993 (BOE 73, 26 de marzo de 1993). También forma parte del Plan Especial de Protección del Medio Natural y del Paisaje (PEIN) según la ley  12/1985 de espacios protegidos que tiene como objeto definir las principales líneas de actuación para la conservación del patrimonio natural y para el desarrollo sostenible del espacio, que incluye normas generales de ordenación y de regulación de los usos (aprovechamiento de los recursos naturales, etc.). 

Existe la manera de actuar para evitar la regresión, y debemos hacerlo con carácter de urgencia mediante la construcción de escolleras artificiales frente a la costa.

Los temporales de mar de finales de 2016 y principios de 2017, en especial el que tuvo lugar en el mes de enero, han supuesto un antes y un después en el devenir de la regresión de las playas de la isla de Buda.

Ya no hay material que restaure las playas después de la erosión que sufren durante los temporales. Esto provoca la intrusión marina frecuente lo que ocasiona la muerte de toda la flora y la fauna, tanto la fauna vertebrada como la invertebrada, propia de esta laguna de agua dulce.

Está sucediendo una verdadera catástrofe desde el punto de vista medioambiental mientras las administraciones responsables miran hacia otro lado. Cataluña puede perder uno de los enclaves con mayor biodiversidad de su territorio, y las administraciones competentes no hacen nada por evitarlo.

Todavía estamos a tiempo de salvar buen parte de las lagunas de la isla de Buda, conocidas como los "Calaixos", pero se debe de actuar con urgencia.

El Plan Integral de Defesa del Ebro, acogido en su totalidad por el Plan Hidrológico de Cuenca del Ebro, asume la total desaparición de los humedales costeros del delta amenazados de desaparición por efecto de la regresión, y las lagunas de la isla de Buda son las que más sufren este fenómeno. Por lo tanto estas lagunas quedan abandonadas a su suerte sin que las administraciones competentes hagan nada por evitar su degradación.

Las lagunas de la isla de Buda pertenecen al Demanio Público Marítimo Terrestre al ser ilegalmente expropiadas en el año 1990 a sus antiguos propietarios, a los que no se otorgaron los usos, como era de esperar, tal y como establece la Ley de Costas como pago compensatorio a los antiguos propietarios expropiados, lo que supuso un expolio en toda regla a un administrado que ahora reclama soluciones al problema de la regresión, como único garante de la conservación de este singular espacio, ahora, público.

Las lagunas costeras de la Isla de Buda necesitan del apoyo de la ciudadanía para conseguir sensibilizar a las administraciones con competencias en la conservación de los ecosistemas y del medio natural, para que se responsabilicen de este problema y planifiquen actuaciones urgentes.

Por ello solicitamos tu apoyo, y que firmes esta petición de actuaciones en la costa que eviten la desaparición de la Isla de Buda.

 

 

 

 

 



Hoy: Guillermo cuenta con tu ayuda

Guillermo Borés Saladich necesita tu ayuda con esta petición «MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE: LOS HUMEDALES DE LA ISLA DE BUDA DESAPARECERÁN SI NO SE ACTUA DE URGENCIA.». Únete a Guillermo y 3.523 personas que ya han firmado.