Reapertura del hotel Santa María del Paular de Rascafría (Madrid)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


El pasado 10 de noviembre de 2018, la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Rascafría aprobó en Pleno por unanimidad la siguiente moción:

El 14 de julio de 2014 cerro sus puertas el emblemático Hotel Santa María de El Paular, en la localidad madrileña de Rascafría. Situado en el corazón del valle del Lozoya, forma parte del monasterio cartujo que se fundó en 1930. En 1954 la Orden Benedictina fue encargada de la gestión del Monasterio, entre cuyas responsabilidades se encuentra el hotel. A principios de los años 70 los monjes se sintieron sobrepasados por dicha gestión, por lo que, en 1971, paso a ser controlado por la empresa Nacional de Turismo (ENTURSA) que posteriormente alquilo a la cadena Ciga Hotels. Finalmente, ésta fue comprada por la firma Starwood Hotels and Resorts, última arrendataria del Hotel Santa María de El Paular.

A lo largo de estos casi 50 años, el hotel se ha convertido en uno de los motores económicos del Valle del Lozoya: más de 50 empleados fijos y 20 contratados fijos discontinuos que ayudaban en los múltiples eventos que se organizaban de manera habitual. A estas cifras hay que sumar los empleos indirectos. En total el 20% de la población activa del municipio se vio afectada por este injustificado cierre. Sólo así puede entenderse que, en estos años, la población de Rascafría haya perdido 221 habitantes.

Poco después de su cierre, se prometió una pronta reapertura como explotación hotelera, la realidad es bien distinta: el que fuera un hotel de 4 estrellas con 44 habitaciones y salas de reuniones con capacidad para 350 personas y unos jardines espléndidos, se ha convertido en un corral de ovejas, con el consiguiente deterioro de un monumento singular que lleva en pie desde 1390.

Por eso te pedimos que nos ayudes a conseguir que se abra un Parador Nacional en El Paular. Nada mejor que una cadena hotelera pública para garantizar un patrimonio que es de todos. Firma esta petición para que las distintas Administraciones implicadas tomen medidas para evitar que este monumento se convierta en una ruina y con él, las esperanzas de todo el Valle del Lozoya.