URGENTE: Apoyemos la Educación en Equidad de Género en República Dominicana

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!


El Ministerio de Educación de República Dominicana (MINERD) acaba de crear la Orden Departamental No. 33-2019, la cual establece el diseño e implementación de la política de igualdad de género en el sistema educativo dominicano. Esto representa un cambio significativo que merece el apoyo de todos y todas quienes queremos un país mejor, inclusivo y humano.

Por ello levantamos nuestra voz, pese a que algunos pocos se opongan con intolerancia y se expresen en contra de esta necesidad urgente de NUESTRAS MUJERES, NUESTROS HOMBRES Y TODA NUESTRA NACIÓN, EN SU MÁS AMPLIA PLURALIDAD Y DIVERSIDAD. Merecemos una vida y sociedad mejor. Nosotros y nosotras reivindicamos el ejemplo de las Hermanas Mirabal, símbolos mundiales de la no violencia contra la mujer, y aspiramos a que seamos un país ejemplar en la equidad de género. 

La desigualdad, la discriminación, la opresión, la exclusión, la intolerancia, la violencia de género, que ha terminado con la vida y la paz de miles de mujeres, niños y niñas, NO PUEDEN SER ACEPTADAS en una sociedad democrática que aspire a promover el sano desarrollo de todos los dominicanos y dominicanas. Pero esto no va a ocurrir por sí solo, sino con políticas y acciones constructivas. Es lógico y evidente que para que haya un cambio social y cultural, necesitamos que el sistema educativo cambie y actúe, pensando en el bien general de las generaciones presentes y futuras. 

La Orden del MINERD no hace más que cumplir y llevar al sistema educativo el artículo 39 de la Constitución, el cual indica que: “La mujer y el hombre son iguales ante la ley. Se prohíbe cualquier acto que tenga como objetivo o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad de los derechos fundamentales de mujeres y hombres. Se promoverán las medidas necesarias para garantizar la erradicación de las desigualdades y la discriminación de género.” Debemos apoyar que esto se haga realidad en todo ámbito, empezando por los niños, niñas y jóvenes, quienes merecen la mejor educación posible, por la cual hemos luchado durante tantos años.

Respaldamos promover la educación, formación y capacitación de los educadores, y hacer de nuestros centros escolares y comunidades educativas espacios donde nazca y florezca la igualdad en dignidad, derechos, libertades y oportunidades para todas y todos en nuestra patria. Necesitamos dejar atrás los estereotipos que predominan hoy en día, todo tipo de discriminación sexista, de injusticia y desigualdad, poniendo en funcionamiento nuevos criterios para educar en la colaboración, el respeto, la inclusión, la tolerancia, la colaboración y la solidaridad desde la más temprana edad, haciendo realidad los sueños de nuestros héroes y heroínas.