Por una regulación efectiva en el uso de animales vivos en docencia

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


En los últimos años han salido en los medios de comunicación diversas noticias, respecto a la utilización de animales vivos en educación. El rechazo hacia este tipo de prácticas no es reciente, ya en el siglo XIX diversos colectivos dieron la voz de alarma en Reino Unido. Desde entonces hemos logrado que se regule la investigación con animales, pero todavía existen deficiencias en lo que respecta a su uso en otros sectores.

Actualmente está vigente el “Real Decreto 53/2013, de 1 de febrero, por el que se establecen las normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia.” Que fomenta la reducción del número de animales, su reemplazo para evitar un sufrimiento prolongado, así como el refinamiento de los procedimientos realizados con ellos. Además indica que se fomentará el uso de métodos alternativos. Pero esta normativa, excluye de su ámbito de aplicación, numerosas prácticas ya sean veterinarias, zootécnicas o aquellas en las que los animales no sientan dolor, tal y como se indica en el Artículo 2, punto 5. https://www.boe.es/boe/dias/2013/02/08/pdfs/BOE-A-2013-1337.pdf

Es decir, a pesar de existir una normativa que fomenta las alternativas al uso de animales, estamos lejos de aplicar estos modelos alternativos. Principalmente por falta de medios, pero también por una gestión que muchas instituciones no terminan de realizar. Por ello se siguen empleando ratas, para que los estudiantes puedan entrenarlas en laberintos, cuando existen modelos informáticos. Se siguen empleando perras para realizar palpaciones vaginales, cuando existen tejidos extraídos de animales fallecidos donde se puede estudiar toda la anatomía. Se emplean también huevos, que se abren para ver los embriones de pollo, cuando existen medios audiovisuales de gran calidad, que están al alcance de cualquiera. Es decir, hay alternativas éticas más que suficientes, disponibles para las instituciones afectadas por esta situación. Además los animales que viven en los centros, dependen de que sus responsables decidan aplicar unas medidas, que al tratarse de animales de docencia pueden esquivar.

Por todo ello, solicitamos una revisión, de todos los centros donde se realizan prácticas docentes con animales. Que tengan una normativa que les proteja, ya que las lagunas en la normativa actual favorecen su utilización indiscriminada en diversos procedimientos. Que se apliquen en su beneficio, tanto la normativa en requisitos mínimos de investigación, así como las normativas de bienestar animal de cada comunidad autónoma, relativa a los animales domésticos. Y por supuesto, que se revisen los protocolos para reducir el número de animales, reemplazarlos y refinar los procedimientos, ya que el objetivo futuro en todos los proyectos europeos, es que no se utilicen animales cuando no sea imprescindible. Porque estos animales están en un vacío legal que les mantiene desamparados y favorece que sean tratados de una forma que no es ni ética ni digna.



Hoy: MedioambienteSol cuenta con tu ayuda

MedioambienteSol necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: Por una regulación efectiva en el uso de animales vivos en docencia». Únete a MedioambienteSol y 694 personas que ya han firmado.