NO DEJEMOS MORIR EL ARANÉS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


El día 8 de febrero de 2018, el Tribunal Constitucional anuló la categoría de lengua "preferente" que le otorgó al aranés el Parlament de Catalunya en 2010. Por lo cual, se iguala un idioma minoritario hablado tan solo por unas 6100 personas en todo el mundo (según los últimos datos de Idescat de 2013), al castellano, la segunda lengua más hablada, 572 millones de personas (en base al anuario del Instituto Cervantes de 2017).

El 1 de octubre de 2010 el Parlament de Catalunya aprobó la Ley del Occitano, aranés en Arán, en la que se estableció el carácter "preferente" del aranés. Es decir, a pesar de que el Valle de Arán tiene tres lenguas oficiales (castellano, catalán y aranés), a nivel institucional se le da preferencia al aranés por el hecho de ser propio, identitario y en peligro de extinción (así como lo específica el Atlas Interactivo UNESCO de las Lenguas en Peligro en el Mundo. Ésta diferenciación como "preferente" es de vital importancia para el mantenimiento del idioma, ya que es precisamente su presencia en las instituciones públicas la que lo convierte en necesario y por ende, práctico. Si no se promueve por indicación legal explícita, teniendo medios de difusión tan limitados, el idioma quedará relegado al simple uso cotidiano y desaparecerá en pocas generaciones.

¿QUÉ ES EL ARANÉS?

El aranés, que tan solo se habla en el Valle de Arán, es la única variante del gascón normalizada; un dialecto del Occitano. La lengua d'Òc, u Occitano, data del año 880 (apareciendo en el estribillo Catalausa) y era el idioma cultural de todo el sur de Francia a través del que se transmitía la poesía vernácula de los trovadores de la Europa Medieval, así como el idioma administrativo -alternando con el latín-, en la Edad Media. Por ende, el Occitano tenía un uso predominantemente culto e ilustrado. Paradójicamente, a partir del s. XIV, la imposición del francés en su uso en los actos administrativos y jurídicos genera el desprestigio del occitano, apartado de su uso formal, y se va reduciendo su presencia hasta día de hoy. Es decir, hasta casi su desaparición, ya que el occitano lo hablan unas 1.939.000 personas (sur de Francia y norte de Italia) y actualmente, solo superan el 50% de hablantes los territorios del Bearne, Aude y el casco antiguo de Niza, siendo además éstos hablantes, de edad avanzada. Asimismo, en el Valle de Arán, el aranés es la región del mundo con más hablantes (62,2% de los habitantes) ya que es el único territorio en el que se imparte como enseñanza obligatoria.

¿POR QUÉ DEFENDERLO Y PROTEGERLO?

Cómo bien la historia viene demostrando, el uso de la lengua a nivel institucional e administrativo de forma precedente es la única forma de conservar los idiomas minoritarios. Por eso, la decisión del TC es de tanta importancia y hace tanta mella en la preservación de la cultura aranesa.

Además, siguiendo la propia Constitución Española, en el Artículo 3 se específica que:

1. El castellano es la lengua oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla (el castellano es la lengua más hablada en Arán, para el 38,8% de la población aranesa, es su lengua materna y es conocida por la totalidad de araneses).

2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos (el aranés es la lengua co-oficial en Catalunya tal y como se aprobó en el Estut de Catalunya en el año 2006)

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas en España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección (según la RAE, especial: que está por encima de lo normal o habitual por significativo o estimado. Por lo cual, eliminar el carácter "preferente", equipara el aranés al resto de idiomas de Arán, otorgándoles la misma protección. Vulnerando así su trato como especial constitucionalmente estipulado mediante esta resolución del TC).

Cabe añadir que, la Carta Europea de las Lenguas Regionales o minoritarias, ratificada por el Gobierno español el 9 de abril de 2001, establece:

El derecho a utilizar una lengua regional o minoritaria en la vida privada y PÚBLICA constituye un derecho imprescriptible (...)

Parte II. Artículo 7.

d) la facilitación y/o el fomento del empleo oral y escrito de las lenguas regionales o minoritarias en la vida pública y en la vida privada;

2) La adopción de medidas especiales en favor de las lenguas regionales o minoritarias, destinadas a promover una igualdad entre los hablantes de dichas lenguas y el resto de la población y orientadas a tener en cuenta sus situaciones peculiares, no se considerará un acto de discriminación con los hablantes de las lenguas más extendidas (en el caso aranés el castellano, y después el catalán).

¿A QUIÉN LE IMPORTA?

Es una cuestión de respeto, ya que un "idioma es el mapa de carreteras de una cultura. Te dice de dónde viene su gente y hacia dónde va", Rita Mae Brown. Nuestra lengua nos diferencia, nos dignifica, nos representa como pueblo. Es más que un medio de comunicación, ha sido forjada por siglos de historia y de cultura y es nuestro deber defenderlo y no sólo aquellos que lo hablamos/entendemos. Cuando un idioma muere, el mundo se vuelve menos culto, menos variado y rico.



Hoy: Ayuda al cuenta con tu ayuda

Ayuda al ARANÉS necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: NO DEJEMOS MORIR EL ARANÉS». Únete a Ayuda al y 1.706 personas que ya han firmado.