Ayúdanos a cuidar el cielo estrellado del Estado de Morelos, ¡Firma, únete y comparte!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


La iluminación artificial ha cambiado las condiciones de vida y las actividades socioeconómicas y culturales del ser humano desde el siglo XIX. Estas transformaciones también se han reflejado en el ambiente, principalmente en el urbano, donde las fuentes de luz pública y privada son parte del paisaje nocturno.

Una planificación incorrecta de la iluminación artificial nocturna impacta negativamente en nuestra vida diaria, lo cual requiere una atención especial y un enfoque integral que permita una correcta legislación del sistema de alumbrado público y privado.

En las últimas tres décadas, el Estado de Morelos y, en particular, Cuernavaca, han tenido un crecimiento exponencial sin planificación ni planeación urbana. El Estado de Morelos alberga una ciudad industrial “Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca”, 42 centros de investigación y ocupa la quinta posición nacional en el índice de capacidades científicas y tecnológicas; cuanta también con una gran inversión en energías renovables. Sin embargo, no existe una regulatoria razonable que permita a los  morelenses y a las nuevas familias que el estado acoge, exigir a la industria ajustarse a las necesidades urgentes para frenar el cambio climático y recuperar los cielos nocturnos que teníamos hace 30 años.

A lo largo de todos estos años, muchos morelenses han procurado el cuidado y la preservación del patrimonio del Estado; en esta ocasión, nos ocupamos de preservar nuestro patrimonio natural: el cielo estrellado.  

La iluminación artificial nocturna mal gestionada ha acarreado la necesidad de formular prioridades en la agenda gubernamental para luchar contra un problema ambiental conocido como contaminación lumínica.

La energía eléctrica en el Estado de Morelos está distribuida de manera heterogénea, las manchas urbanas mantienen en desigualdad a muchas zonas de la población rural. No se trata de apagar la luz, sino de encenderla correctamente. Queremos desmarginalizar zonas que actualmente no tienen un servicio de iluminación pública eficiente a su alcance, así como generar una cultura en el estado, en donde pequeñas y grandes empresas tengan lineamientos que favorezcan el cuidado del medio ambiente. De esta forma, conservar nuestra ciudad como la de la “eterna primavera”.

Para mantener una buena salud, nosotros, como seres humanos, necesitamos tanto las horas oscuras como las diurnas. La contaminación lumínica causa trastornos en nuestros procesos biológicos que incluyen alteraciones en la correcta segregación de la melatonina, una hormona de vital importancia para disminuir la proliferación de diferentes células cancerígenas.

Los combustibles fósiles son las principales fuentes de energía para la iluminación artificial. Con una legislación de la contaminación lumínica en el Estado de Morelos, que permita un diseño inteligente de la iluminación artificial, no solamente estaríamos ahorrando millones de pesos al año, sino que contribuiríamos a disminuir el efecto en el cambio climático.

Los habitantes de las ciudades de Morelos carecen del derecho a los cielos oscuros. El salir en la noche en busca de objetos estelares deriva en una casi inevitable decepción que recae en las manchas urbanas.

La gran biodiversidad en el Estado de Morelos se puede encontrar desde los grandes bosques templados al norte, hasta la selva baja caducifolia en el centro y sur. La contaminación lumínica produce una grave afectación a los organismos con patrones de vida nocturna tales como migración, nutrición, reproducción e interacción colectiva, incluidos los servicios ecosistémicos. 

El 23 de febrero del 2018, por iniciativa independiente, presentamos, ante la Comisión Estatal de en Energía del Estado de Morelos, en la primera sesión ordinaria del 2018, en el punto número 9 de la orden del día, la necesidad de que se haga un reglamento y posteriormente una ley que garantice la no contaminación lumínica. Así mismo, dicha petición fue entregada a la oficina de gubernatura con fecha a 21 de marzo del mismo año.

Solicitamos de tu valiosa ayuda para:

1 FIRMAR, SUMARTE y PARTICIPAR por tu derecho a los cielos oscuros en el Estado de Morelos. Recordando que los cielos oscuros han sido reconocidos a nivel internacional por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como un derecho implícito en la conservación del patrimonio cultural y natural de las generaciones futuras.

2 ABORDAR en la agenda gubernamental de Morelos el problema de la contaminación lumínica. Con el objetivo de proponer soluciones y acciones concretas que mejoren las condiciones de salud de las personas, el ambiente y una reducción considerable en el consumo de energía.

3 CONTRIBUIR a la formación de una base científica sólida, así como al esfuerzo de integrar una perspectiva sobre políticas públicas que regulen el exceso de iluminación artificial nocturna en el Estado de Morelos. Lo anterior a través de una ordenanza de iluminación para que el ambiente nocturno esté mejor iluminado y los habitantes de las ciudades de Morelos no sufran las consecuencias de este tipo de contaminación.

La cantidad de iluminación generada por una ciudad no debe planearse como equivalente a la iluminación requerida, sino a partir de las diversas necesidades que una ciudad tiene; ya sea en su industria, su habitabilidad e igualmente importante, en su ambiente.

¡Ayúdanos a mejorar la calidad de vida del Estado de Morelos! ¡Un pequeño cambio hace una gran diferencia para todos/as!



Hoy: Héctor Antonio cuenta con tu ayuda

Héctor Antonio Solano Lamphar necesita tu ayuda con esta petición «Mexicanas y mexicanos: Ayúdanos a cuidar el cielo estrellado del Estado de Morelos, ¡Firma, únete y comparte!». Súmate a Héctor Antonio y 257 persona que han firmado hoy.