Ayúdanos a que Mattel vuelva a fabricar Monster High (con sus rostros originales.)

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Se que existen problemas mucho mas grandes que este en el mundo y lamento no estar enfocando una petición en algo mucho mas serio que esto, pero creo que estoy hablando por muchos cuando digo que Mattel cometió un error garrafal al cambiar los rostros de las Monster High al igual que el enfoque de su serie animada, debido a que las muñecas no solamente representaban una parte emocional y un valor sentimental y significativo para quienes crecieron viendo la serie y comprando las muñecas, sino que también ese valor iba acompañado de un mensaje de aceptación que muchos experimentamos cuando nos sentíamos excluidos en nuestra infancia o adolescencia.

Las Monster High eran un símbolo, una compañía y una representación de la diversidad sin fin que existe en nuestro entorno, ¿porque cambiar o eliminar una causa tan inclusiva y bella por algo tan superficial y cliché?. Esas muñecas representaban al chico o a la chica homosexual o transgenero que tenia miedo de ser quien es porque pensaba que si salia del closet lo llamarían "fenómeno", eran un mensaje de "No estas solo" para aquellas chicas que no se sentían perfectas de acuerdo a los estándares de belleza o de los gustos femeninos definidos por la sociedad arcaica, eran un "Amate como eres" para todos los chicos o chicas con discapacidad, problemas físicos, entre otros y un "Se tu mismo, se único", para aquellas chicas o jóvenes góticos, emos, darks y otros que fueron discriminados un sin fin de veces por su manera de vestir o gustos. 

Monster High fue un cambio, fue arte para los coleccionistas y un apoyo para los que temían mostrarse como son. Y Mattel lo agradeció cambiando sus rostros de manera egoísta e hipócrita y luego dejo de fabricarlas. Así que por ello les pido del modo mas amable que sigamos apoyando el arte de quienes las crearon, la diversidad e inclusión de quienes las amamos y por favor firmen esta petición solo pido eso.

¡Gracias por leer y por tu apoyo!