Justicia por Mia.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Hola, mi nombre es Karina Franco, tengo 45 años y vivo en la ciudad de Rio Gallegos. El día martes 29/09  lleve a Mia, mi perrita, mi hija, al veterinario, el profesional es Diego Palacio(D.P). Mia no andaba bien, se quejaba de dolor, y no quería comer.

Luego de la evaluación, el antes mencionado, solicita una ecografía, ya que necesitaba un método diagnostico de imagen, para poder definir la conducta a seguir. Se realiza la ecografía y otro veterinario dice q Mía no tiene nada,no se ve nada en el campo visual

Vuelvo al consultorio de D.P, y me comenta que a pesar de que no se vio nada en la ecografía, su criterio medico, era la realización de una cirugía exploratoria, que sin ella, corría riesgo la vida de Mia. Luego de la realización, me llama que vaya al quirófano y me muestra el resultado, extirpo un riñón, que supuestamente era el comprometido, mostrándome la pieza quirúrgica, realiza el cierre de la incisión y me la llevo a casa.

Con el correr de las horas, ya en el día miércoles 30/09, no se observa ninguna mejoría clínica, al contrario. Mia no orinaba, no comía, solo tomaba agua.  Lo llamo por teléfono a D.P, a las horas viene, ya era la tarde/noche realiza una valoración del estado de salud de Mia y me pide que vaya a una farmacia amiga, "La Boca", que compre Tramadol. Según sus palabras, Mia tenia miedo de orinar, por el dolor que le generaba el post operatorio. "No orina porque tiene miedo al dolor". (Dato anecdótico, que no tiene que ver directamente con mi bebe, pero que pone en evidencia la imprudencia con la que se maneja este profesional, le comento que estaba sufriendo cervicalgia porque no había podido dormir, por estar toda la noche cuidándola y refiere "anda a la farmacia y compra un tramadol, que yo te lo inyecto" sin ningún tipo de formación que le permita prescripción medica de opioides a seres humanos, sin conocer mi historia clínica, mis comorbilidades, mis tratamientos a enfermedades crónicas).

Mia paso toda la noche quejándose de dolor, comenzó a hincharse, no quería movilizarse, su abdomen comenzó a ponerse duro y a babear. La mañana del jueves 1/10/20  Lo llame por teléfono a DP, no contesto. Por lo que decidí llevarla a otra veterinaria, "Don Ramon", el medico luego de la valoración, decide una cirugía de urgencia, con diagnostico de abdomen agudo, pero me refirió que por el estado en el que se encontraba, no podía garantizar que ella resistiera la cirugía, que me vaya a mi casa y el me iba a llamar. Luego de algunas horas, recibo el llamado con la peor noticia que pude haber recibido, tenia que ir a despedirme, porque no había nada por hacer. Al llegar a la veterinaria, el medico, me comenta la situación, al abrir cavidad abdominal, se encontraron con 4 litros de sangre, libre en cavidad. La sutura con la que cerro abdomen, perforo intestino, es decir, el hilo, abarco -órgano, musculo y piel-. Además, se encontró un hilo de sutura suelto, olvidado, de 30cm en el interior y en el bazo, se encontró un tumor, que fue, el que genero todo el cuadro inicial por el que consultamos con DP. 

Esta petición la realizo, para pedir justicia por mi perrita, por mi hija, nadie me la va a poder devolver, pero por lo menos, me gustaría creer que su muerte no fue en vano y que otra familia, no va a sufrir todo lo que estamos sufriendo nosotros. Pido a las autoridades, y a los antes mencionados, que valoren el caso, tengo pruebas de todo, informe medico, videos, fotos, todo.