Que el Complejo Minero de San Nicolás sea declarado Bien de Interés Cultural, llevando a cabo su restauración y musealización.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


 

El patrimonio minero-industrial de la Mina de San Nicolás de Valle de la Serena se encuentra en grave peligro de desaparición. Se trata de un amplio complejo minero dedicado a la extracción de wolframio que tiene su origen en 1905, conocido entonces como Mina Tres Amigos. Cambiando su denominación a partir de 1941, con el cambio de titularidad de sus concesiones. A juicio del Ingeniero Jefe del Distrito Minero en 1958, es uno de los criaderos más importantes del mundo. Su explotación, organización, distribución e historia la convierten en una de las minas más complejas de Extremadura. Siendo su mineral de interés estratégico, fue crucial el papel de estas minas en todas las guerras del siglo XX. Cobra especial relevancia durante la I Guerra Mundial, siendo incautada durante la Guerra Civil. En 1941, ya en la II Guerra Mundial, el nuevo concesionario la arrienda a la empresa alemana “Montes de Galicia”. A partir de entonces San Nicolás pasará por distintos periodos y empresas, destacando Minero Metalúrgica de la Serena, Minas Carpio, Antonio González de Aguilar y Enrile, y finalmente Nero S.A. 

Fruto de su importancia histórica, a lo largo de todos los periodos de explotación  se fue generando un rico y amplísimo patrimonio minero, contando con dos casas de dirección, almacén, sala de máquinas, tres  lavaderos de mineral, presa, caseta fichero, oficinas, colegio, cuartel de la guardia civil, fuente, horno de ladrillos, y todo un poblado completo, con economato, botiquín, etc.; y por supuesto las más variadas labores mineras, pozos maestros, galerías, chimeneas, bocaminas, etc. Los inmuebles son casi todos de gran interés, conservando la influencia centroeuropea en su estilo industrial.  Todo este  grandioso complejo minero, pese a que aún hoy no se ha reconocido como merece, tiene una gran relevancia en la historia contemporánea. Y no podemos olvidar el apartado arqueológico, pues según los últimos hallazgos la mina ya era explotada en la prehistoria, en este campo aún queda mucho por descubrir.

El conjunto se encuentra dentro de una propiedad privada, y tras caducar la última concesión, quedó abandonado a partir de 1996, volviendo el terreno a sus propietarios. Desde entonces ha venido sufriendo el deterioro inevitable por la desidia, pero desde hace unos años las agresiones que ha recibido son escandalosas. En 2011 sufrió un gran expolio de hierros, desapareciendo tolvas, tubos, e importantes estructuras, destacando gran parte de uno de los lavaderos. En 2013 sufre otro ataque por la empresa que realiza el corte de la plantación de eucaliptos que ocupa el terreno de la mina, quienes han dañado edificios, destruyendo elementos y acelerando el deterioro de todo el conjunto. El pasado mes de enero  (2014) sufrió nuevamente un ataque brutal, desplomandose por completo las cubiertas de cuatro edificios, en teoría por el robo de hierros, desmantelando también gran parte de los lavaderos.

El pueblo de Valle de la Serena y los vecinos de la comarca, plenamente identificados con este rico patrimonio, que durante años configuró su paisaje vital, se sienten consternados y abatidos, al contemplar la destrucción de uno de los bienes mineros más importantes de España, que amenaza con desaparecer para siempre. Ni que decir tiene que su pérdida sería irreparable, perdiendo lo que podría convertirse en un recurso de primer orden para el turismo, para la historia y la investigación.

 

Por todo esto pedimos al Gobierno de Extremadura:

  • . Que declare urgentemente todo el conjunto como Bien de Interés Cultural.

  • . Que se investiguen y penalicen las destrucciones ocurridas recientemente.

  • . Que se inicien las gestiones con la propiedad, buscando la cesión de los edificios y si es necesario la compra o expropiación.

  • . Que se lleve a cabo la restauración, rehabilitación y musealización de sus bienes patrimoniales, con fines turísticos y para poderlo legar a las generaciones futuras.  Para ello existen fondos especiales como los MINER, proyectos europeos como  LA RUTA EUROPEA DEL WOLFRAMIO, y no podemos olvidar el PLAN NACIONAL DE PATRIMONIO INDUSTRIAL, oportunidades que nuestra Región no puede perder.

 



Hoy: Asociación para la Defensa del Patrimonio de Valle de la Serena. ADEPA Valle S. cuenta con tu ayuda

Asociación para la Defensa del Patrimonio de Valle de la Serena. ADEPA Valle S. necesita tu ayuda con esta petición «Junta de Extremadura: Que el Complejo Minero de San Nicolás sea declarado Bien de Interés Cultural, llevando a cabo su restauración y musealización.». Únete a Asociación para la Defensa del Patrimonio de Valle de la Serena. ADEPA Valle S. y 741 personas que ya han firmado.