Regresemos el apoyo para la vaquita marina

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


En enero, el nuevo gobierno tomó la decisión de cancelar el subsidio a los pescadores, el cual tenía como fin conservar a la vaquita marina. Al no tener este apoyo, los pescadores no tuvieron más opción que regresar a la pesca para poder subsistir, poniendo en riesgo a las últimos 22 ejemplares del mundo.

El problema no fue solo el corte del subsidio, sino que no hubo ningún programa de pesca alternativo que les permitiera seguir subsistiendo sin tener que regresar a su actividad principal.

Los pescadores no son la principal causa de la extinción de la vaquita también existe la pesca ilegal y el uso de redes de enmalles, que suelen ser usadas por pescadores de pequeña escala, estas redes flotan sobre la superficie y enredan todo lo que pase, siendo una mortífera arma para las vaquitas.

Seguir al pie de la letra, los siguientes puntos que publicó el Comité Internacional para la Conservación de la vaquita marina (CIRVA) podría salvarla:  

1) Zona de cero tolerancia, prohibir todo tipo de pesca y embarcación en la zona donde se ha registrado la distribución de las vaquitas marinas.

2) Aumentar la presencia de las fuerzas de seguridad a un nivel que permita responder ante cualquier reporte de actividades ilegales dentro de 30 minutos

3) Apoyar a los programas de la sociedad civil que remueven las redes abandonadas o ilegales que están en el perímetro.

4) Prohibir el uso, fabricación y venta de redes de enmalle en mar y tierra dentro del área.

5) Generar actividades económicas alternas para los pescadores.

6) Negociar sobre las rutas de tránsito para permitir pesca de manera legal fuera de la zona de exclusión.