Victoria

José Antonio Monago Terraza, Presidente de la Junta de Extremadura: Salvemos a los condenados de Talaván (Cáceres) y su ermita del Cristo

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 412 firmas!


La Ermita del Santo Cristo de Talaván (Cáceres) acoge el más insólito conjunto de esgrafiados de la iconografía española. Se trata de un friso compuesto por 20 bustos alados –21 originalmente, pero uno de ellos ya ha sido totalmente borrado por la humedad- cuyos rostros destacan por su aspecto terrorífico, con los ojos en blanco y las fauces abiertas mostrando unos dientes afilados. Todos cubren sus cabezas con un extraño gorro, quizá a modo de coroza inquisitorial, marcado con pintura roja. Son los llamados “réprobos” o “condenados”; es decir, suponemos que los bustos alados figuran almas con destino al Infierno. Los réprobos recorren circularmente la cúpula de la capilla; bajo ellos, una inscripción en latín, inspirada en el libro de Isaías, parece reprocharles su desprecio al sacrificio de Cristo: “Fue ofrecido porque Él lo quiso. Y Él cargó con nuestros pecados”. En la misma inscripción figura la fecha de finalización de la obra: 15 de marzo de 1628.
Si bien los réprobos componen el grupo más espectacular, otros esgrafiados, geométricos y figurativos, forman parte de la decoración mural interior de la Ermita del Santo Cristo. Al respecto, no menos extraños que los réprobos son los inquietantes personajes de dos medallones alojados en las enjutas norte del arco diafragma: una mujer con toca y envuelta en una capa, y el llamado “hombre gato”, con alzacuello, bigotes felinos y una especie de sombrero hongo. Nada sabemos sobre la identidad de estos personajes.
En conjunto, los sorprendentes esgrafiados de la Ermita del Santo Cristo de Talaván integran un ejemplo iconográfico único, sin parangón alguno, que forma parte de nuestra riqueza patrimonial. Sin embargo, el grave deterioro de la ermita, alzada pobremente con mampostería de pizarra y ladrillo, abandonada desde hace casi un siglo y en avanzado estado de ruina (solo la estructura de la capilla mayor permanece completa y, aun así, la cúpula está surcada de grietas e invadida por manchas de humedad) amenaza con dejar reducida a cascotes esta singular maravilla artística.
A principios de año se inició la campaña “Salvemos a los condenados de Talaván”. En poco tiempo, la campaña experimentó un notable avance. El CEB (Centro de Estudios Bejaranos) se sumó a la misma, y uno de sus miembros, Roberto Domínguez Blanca, Historiador del Arte por la USAL, elaboró un informe alertando del inminente peligro de desaparición de los valiosísimos esgrafiados de la Ermita del Santo Cristo. Este informe ha sido facilitado a varias instituciones culturales y patrimoniales, incluyendo la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Extremadura. En marzo, la Ermita del Santo Cristo fue incluida en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra. El Ayuntamiento de Talaván, propietario de la finca, ha ejecutado tareas de limpieza y desbroce del Cementerio Viejo, donde se enclava la ermita. Mediáticamente, la campaña ha tenido una excelente difusión a través de periódicos impresos y digitales, radio, televisión y redes sociales. Sin embargo, las autoridades patrimoniales de Extremadura no han ejecutado hasta el momento ninguna medida de protección sobre la Ermita del Santo Cristo.
Este es un paso más de la campaña. Porque todos, nosotros y las generaciones venideras, tenemos derecho a asombrarnos con los impresionantes esgrafiados de la Ermita del Santo Cristo de Talaván. Ayuda con tu firma a difundir esta hermosa causa. Pídele a José Antonio Monago Terraza, Presidente de la Junta de Extremadura, una actuación urgente de la Dirección General de Patrimonio Cultural para proteger los esgrafiados de la Ermita del Santo Cristo.
¡Salvemos a los condenados de Talaván!



Hoy: Centro de Estudios Bejaranos cuenta con tu ayuda

Centro de Estudios Bejaranos necesita tu ayuda con esta petición «José Antonio Monago Terraza, Presidente de la Junta de Extremadura: Salvemos a los condenados de Talaván (Cáceres) y su ermita del Cristo». Únete a Centro de Estudios Bejaranos y 411 personas que ya han firmado.