Repetición, rebaremación o anulación en psicotécnico de las 7 bolsas de trabajo del Ivap

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


 

El 7 de mayo se celebró el test psicotécnico de la ampliación de bolsas del Ivap para los siguientes puestos: Cuerpo Superior Facultativo: Opción Licenciatura en Derecho; cuerpo Superior de Administración; orientador/a; médico de Empresa; cuerpo Administrativo; cuerpo Superior Facultativo: Escala Archivo, Bibliotecas y Documentación; cuerpo Superior Facultativo: Escala Salud Pública.
Anteriormente se había realizado la primera prueba, consistente en un examen de leyes con diferente temario según la bolsa a la que correspondiera.

Tras la celebración de la prueba psicotécnica, se plantearon en torno a 600 quejas aduciendo irregularidades en la misma.
Brevemente, se exponen las quejas principales:

* El Ivap realizó un test psicotécnico común para los aspirantes a todas las bolsas, incumpliendo las bases generales del proceso, dónde dijo que mediría la adecuación de los aspirantes al perfil y funciones del puesto al que se presentaran de los siete ofertados.
* A la hora de calcular las puntuaciones, el Ivap no comparó los resultados obtenidos en el examen con los de una muestra idéntica, sino con los de una muestra mucho más pequeña, y ello ha distorsionado las notas a la baja. Tanto es así, que en torno al 80% de los aspirantes ha obtenido una puntuación inferior al 5.
* El Ivap incumplió el Estatuto básico del empleado público al otorgar el mismo valor a la prueba psicotécnica que a la de conocimientos y al hacer dicho psicotécnico MÁS DECISIVO en la nota combinada de la bolsa, al permitir en el psicotécnico diferencias máximas de 10 puntos entre los candidatos, frente a las diferencias máximas de 5 puntos entre candidatos, en el examen de leyes.
* El Ivap, aduciendo a) secreto profesional, b) protección de la propiedad industrial y c) alto coste económico de realización/adquisición del test, a la finalización del psicotécnico negó a los candidatos la copia del cuaderno de preguntas y hoja de respuestas. Tampoco informó de los criterios de penalización o no de respuestas incorrectas y corrección del examen.
Ello impidió a los aspirantes realizar quejas acerca de la posible incorrección en la formulación de preguntas o en sus criterios de corrección.

El test fue realizado a lápiz y, no recibiendo los aspirantes copia de su hoja de respuestas, da lugar a las suspicacias acerca de la posible manipulación de las hojas de repuestas posteriormente a la realización del exámen.

El Ivap faltó a la verdad aduciendo los motivos a), b) y c), puesto que, antes de la realización de la prueba psicotécnica, el cuaderno de respuestas y la hoja de respuestas correctas estaban en dos blogs de internet y en un libro de la empresa editora encargada de realizar el test.
Acerca de este último punto, el defensor del pueblo también indicó que se han de facilitar las copias del cuaderno de preguntas y de la hoja de respuestas (https://www.defensordelpueblo.es/resoluciones/permitir-a-los-aspirantes-conservar-o-acceder-a-los-cuadernillos-que-contienen-las-preguntas-de-los-examenes-de-acuerdo-con-los-principios-de-transparencia-y-publicidad/


En nota publicada el viernes 19 de mayo, el Ivap anunció que permitiríael acceso individual al test psicotécnico a los aspirantes que así lo solicitaran durante el periodo de reclamaciones.
Al no tener acceso al mismo antes del periodo de reclamaciones, durante el mismo no fue posible apelar el modo de realización de las preguntas ni los criterios de corrección. De este modo, el Ivap sólo permite el visionado de preguntas y respuestas pasado el periodo de reclamación, y no su reclamación por la razón obvia de la finalización del periodo de reclamación.

Asimismo, responderá por carta las 600 reclamaciones al psicotécnico, pero denegará las solicitudes de anulación y repetición del mismo, puesto que, de no ser esto así, ya habría indicado la anulación y repetición del psicotécnico en la propia nota del 19 de mayo.


Volviendo a las 600 quejas, éstas se deben a que un gran número de candidatos se han sentido perjudicados por un proceso que, como hemos explicado, estiman plagado de irregularidades y por el que han perdido posiciones, en ciertos casos, a cientos. Debido a ello, numerosas voces han indicado su intención de interponer un recurso contencioso-administrativo al psicotécnico del 7 de mayo.

Por el contrario, los candidatos beneficiados por el psicotécnico y que han adelantado puestos en la clasificación -cientos de puestos en ciertos casos-, no comparten los motivos de quejas aducidos en las mismas ni desean que se interpongan recursos contenciosos-administrativos, puesto que los recursos contencioso-administrativos podrían suponer de facto la ANULACIÓN DE TODO EL PROCESO.

Según artículo del diario Expansión, los recursos contenciosos tardan de media un año en resolverse, periodo que se dobla si van al Tribunal Supremo (http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2016/05/20/5739e8d0468aeb26418b4603.html

Teniendo en cuenta el artículo 117.2 a) de la ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común, se podrá SUSPENDER LA EJECUCIÓN DE UN ACTO, si la misma pudiera dar lugar a PERJUICIOS DE IMPOSIBLE O DIFÍCIL REPARACIÓN.

Si tras uno o dos años, un juez dictamina que las bases y el psicotécnico del proceso no eran legales, pero entretanto, los aspirantes afectados no han sido llamados de las bolsas del mismo por haber quedado retrasados a resultas del psicotécnico, la sentencia no los habrá reparado. Para evitar esto, el juez, por tanto, de oficio o a solicitud del recurrente, podría suspender cautelarmente la ejecución de la bolsa, incluso durante la vía administrativa, como ya ocurrió en 2012 en la docencia andaluza (http://ustea.es/new/interinos-suspension-cautelar-bolsa-de-maestros/

Si se prevé que el Ivap realice para 2019 una oposición para contratar personal fijo y si la bolsa podría quedar suspendida como consecuencia del contencioso, podríamos estar ante un escenario en el que:

Ningún aspirante podría trabajar mediante esta ampliación de bolsas.

El Ivap seguiría dependiendo de la bolsa que desea ampliar y que, seguramente se le haya quedado escasa, y de Lanbide.

Es un escenario en el que TODOS SALDRÍAMOS PERDIENDO, tanto el Ivap como los aspirantes perjudicados y los beneficiados por el psicotécnico.

Si el Ivap desoye este escrito, los aspirantes descontentos solicitarán el contencioso, cuya consecuencia podría ser la suspensión cautelar del uso de la bolsa.

El punto de equilibrio de Nash y el sentido común nos dicen que, conociendo las estrategias de las partes de una negociación –se puede asumir que están enunciadas en el párrafo anterior-, la negociación o coordinación en la búsqueda de soluciones da lugar a un resultado mejor para todos, respecto al escenario en el que cada parte adopta individualmente sus estrategias.

Así pues, se entiende que es mejor si el Ivap y los aspirantes, con la ayuda de los sindicatos, pactamos (ver el artículo 86.1 de la ley 39/2015 sobre Terminación convencional), el Ivap podría anular el psicotécnico (ver artículo 48.1 de la ley 39/2015, basándose en las infracciones jurídicas del psicotécnico que ya hemos apuntado), teniendo en cuenta que dicha anulación, según el artículo 49.2 de la citada ley, no implicaría la anulación de las leyes y de la bolsa en su totalidad.

PROPUESTAS DE PACTO AL IVAP serían las siguientes:

* Repetir el psicotécnico y explicar, previo a su celebración, qué tipo de psicotécnico sería.
* O anular el psicotécnico.
* Ni anularlo ni repetirlo pero sí rebaremarlo, puesto que, a la hora de calcular las puntuaciones, no se han comparado los resultados obtenidos en el examen con los de una muestra idéntica, sino con los de una muestra mucho más pequeña, y ello ha distorsionado las notas a la baja. Tanto es así, que en torno al 80% de los aspirantes ha obtenido una puntuación inferior al 5.
* ¿Aceptarían las dos partes un nuevo psicotécnico con un valor del 50% -aunque sea ilegal equipar el valor del psicotécnico al de las leyes- o bien, por contra, el nuevo psicotécnico habría de tener un valor menor al de las leyes?
* ¿La diferencia máxima de notas dentro del psicotécnico habría de ser como mucho de 5 puntos, como en el examen de leyes, o se aceptaría una diferencia de 10 puntos, también ilegal por ser superior a la de 5 puntos del examen de leyes?

Lo deseable es que estas preguntas sean libremente formuladas y creen un debate. De no hacerse, es posible que estemos ante la anulación de la bolsa, ateniéndonos a lo ya expuesto.

O las partes colaboran, o la anulación total de la bolsa es una opción muy posible.


También sería conveniente que pudiéramos preguntarnos:

¿Ha diseñado y ejecutado bien el proceso el Ivap?
¿Por qué hay aspirantes que desean la anulación y repetición del psicotécnico?
¿Por qué otros aspirantes no lo desean?
¿Se han respetado las leyes en este proceso?
¿Hace bien el Ivap las tareas de diseño de procesos de selección público que tiene encomedadas? ¿Quién diseña los procesos? ¿Lo hace(n) bien? ¿Usan bien los impuestos que tienen asignados como recursos?
¿Las bolsas y oposiciones que en el futuro lleve a cabo el Ivap se desarrollarán siguiendo los criterios (o falta de los mismos) de ésta?

Para que estas preguntas creen debate, y el Ivap no decida sin tener en cuenta la opinión de los aspirantes y los preceptos legales, sería deseable que este debate fuera transparente.



Hoy: Cambio en el psicotécnico del Ivap cuenta con tu ayuda

Cambio en el psicotécnico del Ivap Cambio necesita tu ayuda con esta petición «ivap@ivap.eus: Repetición, rebaremación o anulación en psicotécnico de las 7 bolsas de trabajo del Ivap». Únete a Cambio en el psicotécnico del Ivap y 160 personas que ya han firmado.