No toquen el complemento por Gran Invalidez

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


El 12 de Octubre de 2.016, mi padre fue ingresado de urgencia en parada cardiorrespiratoria y con un colapso multiorgánico muy grave. Tardaron cerca de 10 minutos minutos en reanimarle, con lo cual estuvo todo ese tiempo sin oxígeno y sin riego sanguineo en el cerebro, creándole zonas isquémicas en el mismo. Como consecuencia, sufrió daños cognitivos irreversibles. Además de esto, y debido a una negligencia en la UVI, tuvieron que amputarle una pierna, ya que al reactivarse la circulación se le formó un trombo que el equipo médico tardó mas de 12 horas en detectar. Tras dos meses en el hospital, tiempo en el que tuvieron que reamputarle la pierna otras tres veces a causa de infecciones por falta de higiene en la herida, le dieron el alta. Hemos estado todo este tiempo luchando, llevando papeles, haciendo llamadas y yendo a revisiones para conseguir el grado de invalidez, el grado de dependencia, la tarjeta de aparcamiento y demás, ya que los organismos públicos no ponen absolutamente ninguna facilidad, pero después de todo, a mi padre le dieron el grado de gran invalidez con su correspondiente pensión de 1.727,17€. Pensábamos que por fin podríamos vivir tranquilos. Sin embargo, el 13 de Abril recibimos una carta en la que se nos informaba de que le habían bajado el grado a Incapacidad Permanente Total, con lo que le dejaron la pensión en 525,16€ ya que, según el equipo de valoración, había experimentado una mejoría en sus lesiones. 

Obviamente esto es mentira. Una pierna amputada no puede volver a crecer, y las zonas isquémicas del cerebro son totalmente irrecuperables. Así que pusimos una Reclamación previa y exigimos una nueva revisión en persona, ya que la anterior se había basado en informes. Finalmente le han dado el grado de Incapacidad Permanente Absoluta, con lo que le han subido la pensión a 954,83€. Sin embargo, siguen sin concederle el complemento por Gran Invalidez, que es el grado que realmente corresponde a mi padre, y para reclamar esto tenemos que poner una demanda judicial. Por desgracia esa es su forma de actuar  con todo el mundo, ya que la mayoría de la gente en esa situación no va a llegar a tanto, ya que, o bien no se lo pueden permitir, o bien no saben qué más hacer. Por tanto, exigimos que el complemento por Gran Invalidez no se toque. Hay miles de familias en situaciones similares, sufriendo lo indecible y no es justo que se nos trate así. Por desgracia, hay lesiones y estados que no se van a solucionar nunca, y lo mínimo es que se permita a las personas que los sufren y a sus familiares vivir con dignidad y con tranquilidad, ya que ya hemos sufrido bastante. 



Hoy: Gema cuenta con tu ayuda

Gema Diaz necesita tu ayuda con esta petición «Instituto Nacional de la Seguridad Social: No toquen las pensiones por gran invalidez». Únete a Gema y 101 personas que ya han firmado.