Prohibir la Semana Santa

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


La Semana Santa es una festividad discriminadora que atenta contra los valores fundamentales de España. Una de las tradiciones sobre la que se sustenta es la de no comer carne en Viernes Santo, una imperdonable concesión al lobby vegano, que pretende imponer sus destructivas costumbres sobre el resto de ciudadanos. Aunque algunos de los seguidores de la Semana Santa sean flexibles en este punto, y limiten la prohibición a la carne roja, esta concesión esconde el punto verdaderamente escabroso del asunto: la prohibición de comer cerdo como paso previo a la inminente islamización de España. Además, las Procesiones exponen imágenes ultraviolentas y sanguinarias a los niños, también obligados a contemplar varones desnudos y lanceados en una cruz que pueden distorsionar el correcto desarrollo de su heterosexualidad en tan tierna e influenciable edad. Por no hablar del hecho que en las Procesiones la Virgen María consigue protagonismo por el mero hecho de ser mujer, ya que no ha hecho nada por méritos propios para ser adorada. La relevancia de la Madre de Dios en la Semana Santa evidencia el carácter feminazi de esta tradición, que quiere otorgar más derechos a las mujeres que a los hombres. Y, para terminar, las vacaciones asociadas a la Semana Santa sólo son aplicadas a determinados asalariados. Otros trabajadores se ven obligados a trabajar durante este período, igual que los autónomos, razón por la cual las vacaciones de Semana Santa dividen a los españoles y perpetúan el cainismo y el guerracivilismo que tanto daño han provocado a nuestra nación.



Hoy: El Jueves cuenta con tu ayuda

El Jueves necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: Prohibir la Semana Santa». Únete a El Jueves y 5.196 personas que ya han firmado.