Permiso Retribuido de 2 días por fallecimiento de animal de compañía.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Toda persona que haya convivido con un animal entenderá perfectamente de lo que voy a hablar.


Los animales son un miembro más de la familia. Es tal el vínculo que incluso se les llega a querer más que a una persona ya que al fin y al cabo, el animal lo único que hace es darnos su amor incondicional.

 
Las personas que conviven con animales, perros o gatos, muchas veces lo hacen por tiempos superiores a 15 años. Años en los que la relación humano – animal se retroalimenta a base de dar y recibir muestras de cariño.

 
Si el animal se escapa de casa, se pone enfermo o fallece, las personas que conviven con él sufren la pérdida y su enfermedad igual o más que si le estuviese pasando a una persona, pues el animal es un miembro más de la familia.

 
Si ya es difícil superar el trance de la pérdida del animal, más difícil se hace todavía al no poder disponer de un tiempo que permita pasar con él el tiempo necesario para llevarlo al veterinario en casos de enfermedad o accidente grave o acompañarlo en sus últimos momentos de vida y realizar los trámites necesarios para darlo de baja tras su fallecimiento.


Diversos estudios demuestran que el dolor que causa la pérdida de un animal es causa de tristeza y depresión que a su vez terminan en un bajo rendimiento del trabajador o en una baja laboral.

 
El Art. 37.2 b del Estatuto de los Trabajadores establece que: “se disfrutarán de los siguientes días de permiso retribuido en los siguientes casos: Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.”

 
Teniendo en cuenta que el cariño es algo subjetivo y no objetivo, no es posible objetivarlo como hace el E.T. descartando de este artículo la “afinidad” por los otros miembros de la familia como lo son los animales.

 
Ya en distintos países como Reino Unido, EE.UU o Italia, las empresas entienden cada vez más que las dificultades para superar el fallecimiento de un animal son una realidad y están empezando a conceder permisos retribuidos a los trabajadores en estos casos.


Es por esto que mi petición va orientada a iniciar una ILP para que se mejore el Art. 37.2 b del Estatuto de Los Trabajadores y se incluya un permiso retribuido de 2 días en caso de fallecimiento de animal de compañía.



Hoy: Gabriel cuenta con tu ayuda

Gabriel Guirao Espiñeira necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: Permiso Retribuido de 2 días por fallecimiento de animal de compañía.». Súmate a Gabriel y 615 persona que han firmado hoy.