Por una nueva Ley Electoral justa y democrática para Castilla-La Mancha.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Una democracia avanzada y de calidad requiere un sistema electoral que no desprecie ningún voto y que refleje la pluralidad política de manera proporcional. Solo de este modo las instituciones democráticas serán verdaderamente representativas de la voluntad popular. La aspiración a una ley Electoral igualitaria y proporcional no se sustenta, por tanto, en intereses partidistas o cálculos electorales, sino que responde a una demanda ciudadana de regeneración y profundización democrática.

La actual ley electoral de Castilla-La Mancha presenta el mayor déficit democrático del Estado: ninguna otra comunidad autónoma tiene menos escaños por provincia, por población o por extensión territorial. Esta situación fue agravada por el recorte de escaños impuesto en la pasada legislatura, que redujo su número a casi la mitad, tras una reforma del Estatuto de Autonomía realizada de forma unilateral. Esta reforma fue ampliamente percibida como un recorte a la Democracia, guiado por el interés partidista y el cálculo electoral. Como consecuencia de ello, tenemos una Ley Electoral que deja sin representación a decenas de miles de votantes, que excluye opciones políticas relevantes y que no refleja proporcionalmente la pluralidad política de nuestra sociedad. Una Ley Electoral que no nos representa.

Para dotarnos de una Ley Electoral que sí nos represente, necesitamos reformar nuestro Estatuto de Autonomía, algo que el Gobierno Regional se comprometió a impulsar desde el inicio de la actual legislatura. Hay tiempo y condiciones suficientes para cumplir este compromiso; si existe voluntad política.

Entendemos que deben contemplarse como objetivos mínimos la reversión del recorte de escaños realizado en la pasada legislatura, para avanzar hacia la equiparación con el promedio de las demás comunidades autónomas con similares características; así como el establecimiento de una circunscripción regional única o, subsidiariamente, una de restos junto a las circunscripciones provinciales, a fin de que todos los votos cuenten. Esta reforma del Estatuto de Autonomía ha de implicar a todas las organizaciones políticas y sociales que quieran impulsar una nueva Ley Electoral igualitaria y proporcional, sin perjuicio de que puedan acordarse además otros cambios adicionales.

Por todo ello, las organizaciones políticas, sociales, sindicales, vecinales y los ciudadanos y ciudadanas de Castilla-La Mancha que suscribimos la presente declaración, reclamamos que se aborde de forma urgente e inaplazable la reforma del Estatuto de Autonomía para dotarnos cuanto antes de una nueva Ley Electoral justa y democrática.



Hoy: + Democracia cuenta con tu ayuda

+ Democracia Castilla-La Mancha necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de Castilla-La Mancha: Por una nueva Ley Electoral justa y democrática para Castilla-La Mancha.». Únete a + Democracia y 1.508 personas que ya han firmado.