Petición cerrada

FRENTEAMPLISTAS: Por la democracia y por la paz en Venezuela.

Esta petición conseguió 333 firmas


1-La democracia y el estado de derecho son parte de la identidad de la izquierda y el frenteamplismo. Por eso los hechos que ocurren en Venezuela invocándola exigen una definición clara.

El pluralismo, en todas sus manifestaciones, la autonomía de la participación social y ciudadana en asuntos públicos y el respeto de las garantías individuales y colectivas, son conquistas de las fuerzas populares y de quienes defendemos la vigencia de valores de los derechos humanos y la paz.

Reivindicamos la lucha contra la dictadura cívico militar de Uruguay que unió a los demócratas de nuestro país, reivindicamos todas las luchas históricas de los pueblos por las libertades. 

2- Por ello rechazamos el autoritarismo del régimen de Nicolás Maduro.

En especial exigimos el fin de la represión de la protesta social con el uso desmedido de la fuerza bruta por el Estado, la actuación de francotiradores encubiertos de grupos de oposición y grupos armados irregulares pro gubernamentales.

Como señaló la Fiscal General de la República, Luisa Ortega, “no se puede pedir legalidad a la población si es el Estado quien viola la ley“.

Por ello exigimos la restauración del hilo constitucional violentado por la supresión reiterada del derecho al sufragio, el decreto que invalida las leyes aprobadas por un parlamento legítimo y recientemente electo en las urnas, la suspensión indefinida de las elecciones regionales, la violación de los derechos de los ciudadanos que firmaron para habilitar el Referendo Revocatorio. Y ahora la convocatoria de una "Asamblea Nacional Constituyente", de rasgos corporativos y antidemocráticos, con una participación arbitraria del 50% de instancias cooptadas al Estado que entierra la Constitución de Chávez o la instauración de tribunales militares para participantes de las protestas que tristemente ya conocimos en Uruguay o campos de detenidos, como ya sucede en el Estado de Carabobo. 

3- No desconocemos que sectores de la oposición han apostado a la desestabilización antidemocrática y al ejercicio de la violencia desconociendo la legitimidad de un gobierno cuya autoridad emanaba de elecciones avaladas por organismos internacionales de observación y veeduría confiables. La respuesta autoritaria del régimen de Maduro, y su propio desconocimiento de la democracia, sólo fortalece una radicalización de todas las corrientes y partidos de oposición, la confrontación dentro del pueblo. 

4- Rechazamos cualquier interferencia de los Estados Unidos y otras grandes potencias que también violan derechos humanos, carecen de autoridad para erigirse en fiscales de democracias y que, en la afirmación externa de sus intereses imperiales, amenazan la soberanía popular de naciones pequeñas o débiles.

5- En todo el mundo asistimos a un auge de derechas autoritarias, racistas y clasistas.

En América Latina los movimientos democráticos populares enfrentamos revanchas de derechas clasistas y elitistas, sea mediante formas represivas y rupturistas de garantías constitucionales – como por ejemplo sucede con decenas de desaparecidos o asesinados en Brasil, Colombia o México este mismo año – sea mediante formas más “suaves” de derechas empresariales que promueven el fin de conquistas sociales y la implantación de modelos salvajes de globalización y libre mercado sin Estado ni democracia social.

La defensa del autoritarismo corporativista de Maduro es funcional al juego de la derecha conservadora o autoritaria en todas partes. 

6- Exigimos el cese de las violaciones de la Constitución y los derechos democráticos en Venezuela. Apoyamos, junto a nuestro gobierno, una salida democrática para la crisis institucional, política y económica social de Venezuela resuelta pacíficamente por el pueblo venezolano asegurando el restablecimiento de la Constitución y la vigencia plena de la democracia y los derechos humanos.

Uruguay - con realismo político en el campo diplomático pero fidelidad a valores - debe aprender a defender la soberanía popular y los derechos humanos de los ataques internos o las amenazas externas, sean de dictadores internos o Imperios externos. Empezando por casa y por los delitos de Lesa Humanidad imprescriptibles de acuerdo a la abrumadora mayoría de la jurisprudencia del derecho público internacional de nuestros días.

Eduardo Vaz (Ewe) - Bernardo Coco Ramazzi -  Javier Berterreche - Ruben Martínez - Guillermo Fraga - Alicia Torres - Eduardo de León - Jorge Pozzi - Manuel Laguarda - Edgardo Carvalho - Jorge Papadópulos - Mario Álvarez - Michel Skafar - Rosario Echague - Fernando Errandonea - Fernando Filgueira - Alejandra Erramuspe - Enrique Canon - Horacio Pérez - Radames Buffa - Julio García - Fernando López D’Alessandro - Enrique Rivero - Charo Lautana - Ítalo Savio - Graziella Romiti - Fernando Uriarte - Rachel Banchero - Pablo Gorriti - José Manuel Arenas - Lucio Ornstein - Néstor Bardacosta - Juana Canosa - Noelia Giménez - Orlando Rivero - Luis Pereyra

 

 



Hoy: Enrique cuenta con tu ayuda

Enrique Rivero Pardini necesita tu ayuda con esta petición «FRENTEAMPLISTAS: Por la democracia y por la paz en Venezuela.». Unite a Enrique y 332 personas que firmaron hoy.