Petición cerrada

MEDALLA DE ORO DE CANARIAS A RAFAEL MARTÍN

Esta petición ha conseguido 783 firmas


Mi nombre es Julio Reboso, por cuestiones familiares hace dos años y medio trasladé mi residencia junto a mi familia desde Valverde (El Hierro) a Nueva Jersey. Recuerdo que un amigo de El Hierro al enterarse de mi partida me dijo: “ ¿Cómo que te vas para Nueva Jersey?. Te doy el teléfono de mi compadre… él vive allí y te va a ayudar mucho. Hace algunos años yo tuve que ir por problemas de salud. Me encontraba perdido y él me ayudó…” En efecto,  cuando llegué a Estados Unidos se puso a mi disposición y fue la mano que me guio por la difícil vida americana, también conocí su trayectoria humana...

A continuación les presento a Rafael Martín, y pido apoyar esta propuesta de candidatura a Medalla de Oro de Canarias 2017, lo pido de corazón, entendiendo que con ello podemos dar valor a la humanidad, muchas, muchas GRACIAS.

Rafael Martín es de Barranco Hondo, Tenerife. Como tantos canarios emigró a Cuba con 15 años. Allí conoció a su mujer y, con ella, 7 años después emigró nuevamente esta vez a West New York; una pequeña ciudad en el estado de Nueva Jersey a escasos 5 minutos de Manhattan.

Durante casi 50 años ha trabajado los 7 días de la semana en negocios relacionados con la reparación y el lavado de coches. Hoy tiene varios CarWash y sigue trabajando. Me resulta peculiar recorrer la ciudad con él y comprobar el agrado con el que es recibido en cualquier negocio del estado.

Sin duda alguna, lo más sorprendente de Rafael Martín es la tarea que ha realizado durante este tiempo por sus paisanos de Canarias de manera siempre desinteresada. Por su casa han pasado entre 20 y 30 familias de canarios llegados a este lado del Atlántico en busca de una esperanza de vida. En Nueva York se encuentra el “Memorial Hospital for Cancer and Allied Diseases”; reconocido centro médico en la lucha contra el cáncer.

Rafael ha sido un embajador y un colaborador incondicional para los canarios en este país. Por medio de una enfermera del Memorial Hospital se enteraba cada vez que un canario llegaba hasta aquí en busca, muchas veces, de la última esperanza para mantener la vida. Inmediatamente abría las puertas de su casa y de su familia y se convertía en anfitrión de enfermos y familiares que soportaban un proceso con la enfermedad tremendamente duro.

Rafael, además, ha respondido siempre gustoso a muchas llamadas de canarios desesperados que venían en busca de luz. Su papel en este caso ha sido mediar ante esa amiga enfermera para agilizar las citas y la adecuada atención como huéspedes de honor en el Memorial Hospital.

Durante 4 meses he dedicado parte de mi tiempo a tratar de encontrar a muchas de esas familias utilizando las referencias que Rafael Martín recordaba y con las que ha perdido el contacto, pues muchas de ellas vinieron en los años 70, 80 o 90.
He rebuscado por Canarias y he logrado hablar con más de 12 de estas familias.

A pesar de que desgraciadamente muchas de las personas que vinieron a tratarse no se encuentran entre nosotros hoy, sus familiares recuerdan a Martín y su familia como esa mano amiga que les acogió en uno de los momentos más difíciles de sus vidas. Me han trasladado palabras maravillosas y mensajes que me han emocionado. Todas ellas guardan un infinito agradecimiento hacia estas grandes personas.

Sinceramente conmueve que Martín y su mujer tengan unos valores humanos tan sobresalientes. Valores de respeto, solidaridad, generosidad, honestidad…. Valores dignos de mostrar a nuestra sociedad: a los jóvenes, para que nuestras generaciones futuras puedan entender que la colaboración desinteresada existe, que los humanos podemos ayudarnos sin pedir nada a cambio; que no todo en la vida se hace por algo y que podemos sentirnos bien y satisfechos cuando ayudamos a otras personas.

Sin duda alguna me impactan las personas que se preocupan por los demás, que se sienten bien cuando hacen el bien, lo cual les hace felices a ellos mismos. Creo que es importante que se les reconozca su labor en la sociedad en la que vivimos, realzar y dar importancia a las buenas acciones para así tratar de educar en una convivencia más humanizada y fraternal.

Teniendo en cuenta que nuestra tierra, Canarias, tiene la obligación de reconocer a sus hijos más destacados; de manera especial a los que peor lo han pasado, a los que han tenido la necesidad de abandonar las islas para poder vivir mejor y sacar a sus familias adelante; pese a lo cual se sienten tanto o más canarios que los que en nuestras islas vivimos y luchamos a diario. Rafael Martín encarna, además el prototipo de canario de la emigración: luchador fuera y siempre atento a sus raíces y a los suyos, que ha desarrollado una labor impagable de solidaridad, ayuda y apoyo a cientos de canarios desesperados por agarrarse a la vida.

Por todo lo expuesto: yo, Julio Reboso Padrón y en nombre de más de 20 familias canarias presentamos la propuesta de adjudicación de la Medalla de Oro de Canarias 2017 a Don Rafael Martín Oramas y su esposa María Martín. Lo creemos de justicia.



Hoy: JULIO cuenta con tu ayuda

JULIO REBOSO necesita tu ayuda con esta petición «Fernando Clavijo Batlle: MEDALLA DE ORO DE CANARIAS A RAFAEL MARTÍN». Únete a JULIO y 782 personas que ya han firmado.