Petición cerrada

Basta de muertes en carreteras, tanto humanas como animales.

Esta petición ha conseguido 842 firmas


EL RIESGO MORTAL DE ANIMALES ABANDONADOS EN LAS CARRETERAS

            El número de accidentes provocados por fauna silvestre, mayoritariamente, y también por animales domésticos, sobre todo perros, abandonados en autovías, vías rápidas o carreteras convencionales ha crecido de manera alarmante en los últimos años. De los animales silvestres el que más accidentes provoca es el jabalí, y de los domésticos el perro. La gravedad no afecta únicamente a los animales sino también y fundamentalmente  a nosotros, los conductores que circulamos por dichas vías.

             El 98% de los accidentes se salda con el atropello y muerte del animal-en nuestro país se estiman unos catorce mil accidentes al año producidos por animales; cada día se retiran de las carreteras unos mil animales muertos, lo que supone 365.000 al año-y en muchos casos con víctimas humanas-fallecidos, heridos graves-y daños estructurales a las carreteras, no solo por colisión directa con el animal sino por maniobras evasivas para intentar no atropellarlo. 

             Estas estadísticas son engañosas, sin embargo, puesto que el número de accidentes es mucho mayor de lo que la Dirección General de Tráfico recoge, ya que en sus cifras no se incluye los accidentes que se saldan sin víctimas humanas.  Según información facilitada por el Consejo Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, cada año se producen entre quince mil y veinte mil accidentes por irrupción o atropello de animales en las vías de circulación. En concreto, hablamos de un 37% de animales domésticos implicados en los mismos, animales que son responsabilidad de alguna persona que debería controlar por dónde transitan y por supuesto no abandonarlos, y que asimismo debería ser responsable de los daños humanos y materiales causados por su negligencia, ya que el riesgo mortal no es solo para el animal sino también para las personas.

             No existe un protocolo de rápida aplicación para estos casos. La Dirección General de Tráfico lo deja en manos de la Guardia Civil de tráfico pero ni unos ni otros cuentan con líneas de actuación, medios  y rápida respuesta, y se ven  perros sueltos vagando por las carreteras o incluso atados unos a otros huyendo despavoridos por mitad de la calzada esquivando coches, atados a un quitamiedos o un árbol al borde de la misma. Estamos ante un panorama desolador e infame que por desgracia además sale gratis a los verdaderos responsables, quienes no controlan, no identifican y abandonan a estos pobres animales a su suerte.

                Al tener las vías implicadas distintas titularidades-estatal, autonómica, provincial, municipal-es complicado pedir responsabilidades y soluciones, pero podemos demandar a las autoridades regionales:

 1.      Mayor control sobre el animal,  que debería estar bien atendido por el dueño y además obligatoriamente controlado mediante el dispositivo electrónico de identificación o chip, para que dicho dueño, en caso de accidente, sea también responsable de los daños humanos y materiales, al vehículo o las infraestructuras de la propia carretera,  producidos por su acción. Pedimos una aplicación más estricta de la ley en este sentido. Un altísimo número además de los perros abandonados de esta manera son de caza, y es significativo que el mayor número de incidentes en carreteras según la DGT se produzca de marzo a noviembre, cuando la temporada de caza acaba, con un repunte significativo en mayo-junio, inicio de las vacaciones estivales.

2.      Protocolos de actuación rápida en el caso de un animal abandonado en una vía de circulación o atados al borde de la misma, poniéndonos a todos en peligro además de al animal mismo.  Dichos protocolos deberían contemplar además qué se hace con dicho animal en el caso de capturarlo con vida.

3.      Dotación de medios humanos y materiales a los encargados de estas situaciones para que puedan manejarlas con solvencia y sin riesgos.

             Hacemos un llamamiento para acabar con esta impunidad repugnante en la sociedad cada vez más concienciada sobre el bienestar animal y la responsabilidad hacia el mismo, porque somos muchos los que queremos que nuestra opinión cuente. Basta de muertes en carreteras, tanto humanas como animales. Consigamos que haya un cambio.

 Fuentes: DGT diciembre 2004, informe de RAAC para la DGT y el Ministerio del Interior, y Allianz 2013



Hoy: Asociación Cacereña para la Protección y Defensa de los animales cuenta con tu ayuda

Asociación Cacereña para la Protección y Defensa de los animales necesita tu ayuda con esta petición «Federacion de Municipios de Extremadura: Basta de muertes en carreteras, tanto humanas como animales.». Únete a Asociación Cacereña para la Protección y Defensa de los animales y 841 personas que ya han firmado.