Prohibir la utilización de grasas de palma, coco o palmiste en la industria alimentaria

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Sería necesario y conveniente prohibir la utilización de grasas procedentes del aceite de palma, coco o palmiste en la industria alimentaria por sus nefastos efectos, perjudiciales para la salud.

Está científicamente probado que la utilización de este tipo de grasas vegetales de baja calidad biológica tiene efectos perjudiciales para la salud, produciendo un aumento del colesterol en sangre y favoreciendo las metástasis cancerígenas. En otras palabras y a efectos prácticos, son un veneno para nuestro organismo, por lo que no deberían en ningún caso utilizarse como ingrediente en la industria alimentaria.

 El ácido palmítico, un ácido graso de origen vegetal y componente principal del aceite de palma -presente en una gran variedad de comidas procesadas- demostró ser, con diferencia, el mayor inductor de metástasis. Añadir palmítico a cultivos de células tumorales durante tan solo 48 horas hacía que esas células fueran capaces de aumentar posteriormente la frecuencia metastática de un 50% a un 100% en ratones.

http://elpais.com/elpais/2016/12/07/ciencia/1481109831_113259.html

La grasa saturada, además, es el factor de la dieta que más aumenta el colesterol en sangre. Los estudios demuestran que un exceso de grasa saturada en la dieta eleva los niveles de colesterol LDL (colesterol malo). Sin embargo, las grasas trans son las más perjudiciales en el aumento del riesgo cardiovascular.

Los aceites de palma, coco y palmiste son ácidos grasos saturados, y se convierten en grasas trans cuando son sometidos a hidrogenación.

La hidrogenación es un proceso de saturación industrial al que se someten ciertas grasas vegetales, para cambiarles su textura y mejorar su empleo en la preparación y procesado de alimentos. Mediante este proceso se consigue que los ácidos grasos poliinsaturados adquieran consistencia sólida. Un ejemplo de hidrogenación es el de los aceites de palma, coco o palmiste, para su utilización en los precocinados y en la bollería industrial. Los efectos de este tipo de ácidos grasos sobre el perfil lipídico es peor que el de la grasa saturada.

https://www.colesterolfamiliar.org/habitos-de-vida-saludables/dieta-y-nutricion/grasas-y-aceites/

https://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/noticias/exceso-grasas-saturadas

 

Además de los beneficios para nuestra salud, la prohibición del aceite de palma para uso alimentario contribuiría a disminuir el alto coste medioambiental que conlleva su producción. Los principales efectos negativos de su producción son:

1.    Deforestación de grandes extensiones selváticas, sustituyendo la vegetación autóctona por extensas plantaciones de palma.

2.       Como consecuencia de lo anterior, exterminio de miles de orangutanes: Se estima que en 2006 murieron unos 1.600 orangutanes en las plantaciones de palma aceitera.

3.       Desplazamiento de los pobladores autóctonos, que dependen de la selva para vivir y alimentarse.

http://www.vivalebio.com/en/consumo-rebelde/205-aceite-de-palma.html

http://www.ecologistasenaccion.es/article20061.html

 



Hoy: Maria Leonor cuenta con tu ayuda

Maria Leonor Perez Zafón necesita tu ayuda con esta petición «DG Industria Alimentaria: Prohibir la utilización de grasas de palma, coco o palmiste en la industria alimentaria». Únete a Maria Leonor y 596 personas que ya han firmado.