No quiero que sacrifiquen a las ovejas de Guillermo. Son animales de compañía

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!


La Junta de Andalucía, quiere sacrificar las ovejas de Guillermo, quién tiene 70 años. 

Guillermo tiene una serie de ovejas y cabras porque un amigo suyo se las regala cuando le paren gemelos. Desde la Junta de Andalucía y tras la denuncia de un vecino conflictivo, se estima que es una explotación ganadera pese a que no se les extrae leche ni lana para el consumo, ni mucho menos se dedican a la industria cárnica. Guillermo las cuida como sus mascotas; como el que tiene un perro o un gato.

Tras la inspección que realiza la Junta, la única solución que le proponen es sacrificarlas pues no tiene certificado veterinario que acredite que no tienen brucelosis ni tuberculosis. Si bien Guillermo no ha actuado correctamente, la legislación andaluza contempla la posibilidad de que la Administración proceda a realizarles las pruebas en el plazo de un mes, pero desde la Junta se obvia esta alternativa, condenando a los animales a una muerte segura.

Pedimos que no las sacrifiquen y puedan ser llevadas a un santuario animal, con sus analíticas y vacunaciones pertinentes realizadas.

¡Tu firma cuenta!