Alto a la caza furtiva de ballenas en Japón

0 have signed. Let’s get to 1,500!


Hay argumentos científicos, ampliamente documentados de el porqué se debe hacer un cese estricto a la caza furtiva de ballenas en Japón y en otras regiones del planeta. Sin embargo, quiero compartir en unisono, una declaración poética, una acción poética con el fin de reinvindicar lo que algunos llamamos la reapropiación social de la naturaleza, ante una crisis, más que ambiental, tiene que ver con la manera en que entendemos, comprendemos o interpretamos el mundo como seres humanos a través del lenguaje, que hace que la historia humana este muy distante todavia de la historia natural.

*Y Dios creó las grandes ballenas
allá en Laguna San Ignacio,
y cada criatura que se mueve
en los muslos sombreados del agua.

Y creó al delfín y al lobo marino,
a la garza azul y a la tortuga verde,
al pelícano blanco, al águila real
y al cormorán de doble cresta.

Y Dios dijo a las ballenas:
"Fructificad y multiplicaos
en actos de amor que sean
visibles desde la superficie

sólo por una burbuja,
por una aleta ladeada,
asida la hembra debajo
por el largo pene prensil;

que no hay mayor esplendor del gris
que cuando la luz lo platea.
Su respiración profunda
es una exhalación".

Y Dios vio que era bueno
que las ballenas se amaran
y jugaran con sus crías
en la laguna mágica.

Y Dios dijo:
"Siete ballenas juntas
hacen una procesión.
Cien hacen un amanecer".

Y las ballenas salieron
a atisbar a Dios entre
las estrías danzantes de las aguas.
Y Dios fue visto por el ojo de una ballena.

Y las ballenas llenaron
los mares de la tierra.
Y fue la tarde y la mañana
del quinto día.

*Poema de Homero Aridjis