Salvemos los últimos bosques autóctonos atlánticos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


Los bosques autóctonos atlánticos de la Península Ibérica están desapareciendo. Se está talando indiscriminadamente parches enteros de bosque autóctono, ejemplares de carballo (Quercus robur), castaño (Castanea sativa) y abedul (Betula alba), algunos de más de 500 años de antigüedad, ya que está permitido talar estos ejemplares sin ni siquiera recibir una respuesta por parte de la Xunta. Se talan los árboles antes de recibir respuesta de si está permitido o no y, asimismo, los permisos son casi siempre favorables. No se tiene en cuenta el valor ecológico, cultural, paisajístico ni de herencia rural que tienen los bosques autóctonos, y ya hay menor superficie de bosque autóctono en Galicia que de eucalipto (IFN, 2016). ¿Es que realmente le damos más importancia al dinero a corto plazo, como lo es la plantación de eucaliptos y pinos, que al paisaje que ha tenido siempre Galicia y el valor cultural y ecológico que aporta? ¿Es que todo el esfuerzo de nuestros antepasados por conservar sus tierras como las heredaron por el valor y uso que se les daba no sirvió para nada? ¿Tan equivocados estaban nuestros antepasados que conservaron el paisaje gallego que ahora pensamos que debemos hacerlo desaparecer? En menos de 25 años se ha multiplicado por 6 la plantación de eucaliptos y la desaparición y fragmentación del bosque autóctono (datos de FAO, 2010). En un plazo mucho más corto de lo que pensamos, nos daremos cuenta de que los valores económicos y culturales, por no hablar de los ecológicos, que los bosques autóctonos siempre han aportado a Galicia se han perdido, y no hay vuelta atrás. Ejemplares de roble que han tardado 500 años en crecer se talan en un día, ¿por qué? Porque no se gestiona el bosque. Esa madera se va al extranjero, cuando se podrían podar los robles como siempre se ha hecho y sacarles provecho, sin tener que talarlos. Se podría fomentar el consumo de frutos, como las castañas y bellotas, y de setas, y que empresas faciliten los trabajos de plantación, limpieza y recogida y venta de los productos de bosque autóctono. ¿Por qué no se ha hecho y sí se ha fomentado este mercado con una especie como el eucalipto que todos sabemos que es exótica y dañina para el medio ambiente? Los bosques autóctonos contienen una biodiversidad mucho mayor que los eucaliptales (hay bastantes estudios científicos que lo corroboran, ¿es que no sirve para nada la realización de estudios científicos?) , además de proporcionar servicios ecosistémicos (retención del suelo, prevención de erosión, prevención de incendios, refugio para especies de aves que controlan plagas, refugio para especies de insectos polinizadoras, producción de madera, setas, frutos, etc.) y aún así se siguen talando a un ritmo discriminado. Cada mes, desaparecen cientos de parches autóctonos centenarios. En menos de 10 años en una de las zonas mejor conservadas de Galicia se han talado la mayor parte de los ejemplares centenarios de árboles autóctonos. Pido que se frene la tala indiscriminada de árboles autóctonos, como se hace en otros países, como en Suiza, donde está prohibido. Pido que se fomente el uso de productos autóctonos, poda de árboles para madera, consumo de setas, castañas y bellotas para pienso de animales. Pido que no se de permiso para las talas de árboles autóctonos excepto en casos muy concretos, y que la falta de respuesta de la Xunta para tala de árboles autóctonos no sea motivo legal para poder talarlos. Pido que el Seprona vigile la tala de árboles autóctonos y las plantaciones ilegales de eucaliptos, que es su trabajo, para evitar el enfrentamiento entre vecinos a la vez que se pierde el paisaje gallego.



Hoy: Sandra cuenta con tu ayuda

Sandra Goded necesita tu ayuda con esta petición «Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio: Salvemos los últimos bosques autóctonos atlánticos». Únete a Sandra y 5.389 personas que ya han firmado.