Petition Closed
Petitioning Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias

Dimisión de la Consejera Brígida Mendoza Betancor


El Martes 12 de Marzo falleció una bebé en Tenerife mientras esperaba su traslado a un hospital especializado para tratar su cardiopatía congénita.

Según la información publicada, una bebé de meses murió el Martes 12 de Marzo en Tenerife por causa de su cardiopatía congénita. Los médicos que la estaban tratando habían aconsejado su traslado a la Unidad de Cirugía Cardiaca del Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, tras reunirse con los facultativos (con la Consejera presente) decidió que el traslado sería al Hospital La Paz de Madrid, a pesar de que “uno de los especialistas del Materno Infantil vio factible tratarla allí tras leer el expediente”. La niña falleció sin haber podido materializarse el traslado.

Hace unos meses, la misma Consejería de Sanidad había anunciado el cierre de la Unidad de Cirugía Cardíaca del Materno Infantil. No aportó causas. La noticia generó mucha indignación entre la opinión pública que comenzó a organizarse. La Consejería por fin da explicaciones: la unidad no es imprescindible; se puede sustituir por traslados puntuales a la Península. Los profesionales responden que no sin alto riesgo, precisamente por lo delicado de las dolencias de que se trata. Entre las respuestas públicas más destacables contra esta decisión estuvo una petición dirigida desde esta misma plataforma de change.org. La respuesta fue abrumadora, con más de 45000 firmas en 10 días y la Consejería tuvo que rectificar. De momento, no se cerraba.

Una estrategia clásica para cerrar un servicio es minimizar artificialmente su uso para justificar su innecesariedad. La decisión de frenar el traslado a Las Palmas, que puede hacerse en menos de una hora en helicóptero, en favor de la opción Madrid, parece haber sido una decisión política con la oposición de los médicos. Luego ocurrió que hizo mal tiempo, que los traslados a Madrid necesitan organización adicional y que se requieren especiales condiciones de estabilización del paciente por las dificultades médicas asociadas a volar en un avión comercial.

Hoy es Viernes y la Consejera no se ha pronunciado(*). Como ciudadano y, en particular, padre de un niño, me genera gran preocupación las circunstancias que parecen estar rodeando este muy triste caso. Considero, por tanto, exigible una explicación clara por parte de la Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias ante la opinión pública y, en el caso de haberse antepuesto criterios no médicos, la dimisión de la Consejera Sra. Dña. Brígida Mendoza Betancor.

(*)

Ese mismo Viernes 15 de Marzo la Consejera de Sanidad se pronunció en rueda de prensa:  "la decisión del no traslado fue de los médicos".

Pero los médicos, tanto del Hospital de la Candelaria como del Materno Infantil, no parecen estar de acuerdo: “Serán los tribunales los que deberán pronunciarse sobre todos los hechos y contradicciones de este caso (doctor Pedro Suárez, jefe de Cardiología Infantil del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria)".

Letter to
Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias
Como ciudadano, me genera gran preocupación las circunstancias que parecen estar rodeando el muy triste caso de la bebé fallecida en Tenerife el pasado Martes 12 de Marzo, a la espera de efectuarse su traslado para el tratamiento de su cardiología congénita. Considero exigible una explicación clara por parte de la Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias ante la opinión pública y, en el caso de haberse antepuesto criterios no médicos, la dimisión de la Consejera Sra. Dña. Brígida Mendoza Betancor.