NO A LA REDUCCION DE UNIDADES EN EL CEIP FCO. GARCIA AMO DE NUEVA CARTEYA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Tras nuestra reunión en el Departamento de Planificación con la Señora Purificación Cobos se aclararon algunos motivos determinantes, pero aun así seguimos en desconformidad porque quedan unidades que comenzarán el curso con más de 25 niños. Desde ese departamento nos aseguró que eso no está en sus manos y que dependía exclusivamente de Sevilla. Por ello, hemos escrito directamente a la Sra. Consejera por diferentes medios para confirmar que le llegaría la comunicación, uno de ellos el burofax. Pero por el momento, no se han dignado ni siquiera a dar un acuse de recibo de nuestra petición. Todo lo contrario al Defensor del Pueblo Andaluz a quien también le hemos enviado nuestra disconformidad y argumentación.
La solución que propuso la Sra. Purificación Cobos de utilizar el apoyo de infantil creando una clase extra, no es factible por parte del colegio y nosotros no podemos entrar en polémica de si es lo más correcto o lo más práctico. En definitiva, y como siempre decimos, tenemos que evitar que las erradas decisiones de los mayores, tengan que sufrirlas los niños.
Los fundamentos de nuestra petición se basan en lo siguiente:
PRIMERO: Entendemos que la LOMCE, al igual que la LOE, determina una ratio máxima de 25 alumnos por aula y la primera autoriza un incremento “DE HASTA UN 10 % “para atender necesidades inmediatas de escolarización del alumnado de incorporación tardía, bien por necesidades que vengan motivadas por traslado de unidad familiar en periodo de escolarización extraordinaria debido a la movilidad forzosa de cualquiera de los padres, madres o tutores legales (articulo 87).
Como ejemplo comparativo con otras normas, sería igual que en tráfico, cuando se circula por carreteras que no sean autopistas o ciudad, permitiéndose un exceso de velocidad de 20 km/hora para realizar un adelantamiento. Ello no significa que puedas circular siempre con ese exceso, sino que es algo excepcional y comenzar a circular a más velocidad de la establecida, comporta el incumplimiento de la ley.
Es así como entendemos lo especificado en la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) en su artículo 87 y por tanto no contempla y no sería legal que se inicie un curso directamente con más de 25 niños por aula, sino que permite se amplíe durante el curso de forma excepcional hasta 27,5 niños.
SEGUNDO: Este colegio es el único Centro de Primaria de la localidad donde la realidad socio-cultural y económica es muy característica. No tenemos el derecho ni libertad de poder elegir o cambiar de colegio, pues no existe otra alternativa educativa donde trasladar a tu niño si no estás de acuerdo en que reciba esa educación “universal, gratuita y de calidad” en un aula masificada.
A esto hay que añadir que tenemos muchos niños con necesidades de educación con atención especial, unos diagnosticados y otros no, sin prever los que puedan sumarse por la temporada de aceitunas donde las incorporaciones temporales no suelen estar al nivel de escolarización por edad con el consiguiente retraso para toda la clase.
Con un número igual o mayor de 25 alumnos por aula, es prácticamente imposible dar una mínima atención personalizada a los niños. Si quitamos el recreo, entradas y salidas, no se llega ni a diez minutos de media por niño al día. Esto ralentiza el aprendizaje y confiere que cualquier niño que necesite un poco más de apoyo, no ya con necesidades especiales, está condenado al fracaso escolar. O que por el contrario, nos toque a los padres sufrir el engroso de las tareas para casa.
TERCERO: Nos remitimos al Real Decreto 132/2010, de 12 de febrero, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan las enseñanzas del segundo ciclo de la educación infantil, la educación primaria y la educación secundaria. En este sentido, se remite la regulación de los aspectos técnicos relacionados con los requisitos que deben reunir las instalaciones docentes a lo establecido en el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de Edificación, donde se establecen las normas técnicas relativas a la seguridad estructural, la seguridad de utilización, la salubridad, la protección frente al ruido, el ahorro de energía y la seguridad en caso de incendio, fijando, entre otros requisitos, una ocupación de 2 metros cuadrados por persona en aulas infantiles, 1,5 metros cuadrados por persona en el resto de las aulas, y 5 metros cuadrados por persona en los espacios diferentes a las aulas como laboratorios, talleres, gimnasios, salas de dibujo, etc. En nuestro colegio está previsto que comience el curso en infantil de 4 años, con dos clases de 26 alumnos más la tutora y suponiendo que deberá tener apoyo. Según este Real Decreto se necesitarían un aula de 58 metros cuadrados que les puedo asegurar que aquí no existen.
La climatización de las aulas es nula. Con creces se supera los 27 grados que se regulan el Real Decreto 486/1997 de 14 de abril donde se establecen las Disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, es decir, establecidas para las personas con edad de trabajar. Y nosotros nos estamos refiriendo a niños, que por su masificación dentro del aula, el calor corporal hace que se incremente la temperatura mucho más.
CUARTO: Creemos además que actualmente se discrimina a nuestros hijos según la natalidad del año de nacimiento. Dentro del sistema educativo de nuestro centro, no se trata de igual forma a un niño nacido en un año donde la natalidad ha dado para llevar tres líneas desahogadas que al que por su mala suerte, ha nacido en un año con menos nacimientos, que por ello se envía a una clase masificada con mucha menor atención y calidad en la enseñanza. Estamos condenando a ciertos niños a un fracaso escolar, reitero, por un simple año de nacimiento.

Así que mediante esta recogida de firmas pretendemos que la Sra Sonia Gaya nos tenga en cuenta y revise su decisión de reducir de tres a dos unidades varios cursos de nuestro colegio.

Y por último, hacer mención, que ya en el siglo XII, hasta nuestro ilustre Maimonides, explicaba en el capítulo II de las «Leyes relativas para el Estudio de la Torah» de su Libro I de la Mishneh Torah: “25 alumnos pueden ser puestos a cargo de un profesor. Si el número en clase excede de 25 pero es menor de 40 debería contar con un asistente para la enseñanza. Si hay más de 40 alumnos deberían utilizarse dos profesores”. Reitero, hace 900 años.



Hoy: AMPA MONTE HORQUERA cuenta con tu ayuda

AMPA MONTE HORQUERA necesita tu ayuda con esta petición «Consejería de Educación. : NO A LA REDUCCION DE UNIDADES EN EL CEIP FCO. GARCIA AMO DE NUEVA CARTEYA». Únete a AMPA MONTE HORQUERA y 733 personas que ya han firmado.