Queremos Basura Cero para Temuco

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


El problema de la basura en nuestra comuna se arrastra desde hace décadas. La respuesta a esta problemática desde las autoridades comunales siempre ha sido la misma: buscar soluciones técnicas para esconder lo mejor posible los residuos que generamos. Esas soluciones no han sido tales y simplemente han aplazado la crisis que pareciera estar a la vuelta de la esquina.

Una incineradora de basura no es distinta de un relleno sanitario en ese sentido. La idea de que al quemar la basura, ésta desaparece para transformarse en energía, es una fantasía que ignora las leyes más básicas de la física. De toda incineración se genera energía calórica, pero inevitablemente también se generan emisiones contaminantes a la atmósfera, y cenizas que deben ser dispuestas en un relleno sanitario de seguridad. Si bien la basura cambia de forma en una incineradora y se hace menos visible, lo cierto es que se transforma en formas más peligrosas de contaminación como las dioxinas, furanos y metales pesados que se emiten en tamaños de nanopartículas capaces de atravesar todas las membranas del cuerpo, pudiendo generar desde cáncer hasta aneurismas, enfermedades cardiacas, y un largo etcétera de daños a la salud de las personas, tal como ha sido estudiado.

Desde la ciudadanía de Temuco, les decimos que necesitamos soluciones reales, que no intenten esconder el problema de la cantidad de basura que generamos, sino que vayan al origen del problema, y apunten a reducir fuertemente los residuos que se generan en la comuna y que van a relleno sanitario. Esto se puede lograr con la implementación de la estrategia Basura Cero, que debe contener al menos lo siguiente:

1.     Plan de educación, sensibilización y difusión

2.     Recolección diferenciada puerta a puerta de reciclables, compostables y fracción rechazo

3.     Planta de acondicionamiento de materiales reciclables

4.     Centro o centros de compostaje, centralizado o descentralizado

5.     Políticas de promoción de la reducción y desincentivo a la generación de residuos

Con esto se podría reducir en un 80% los residuos que van a disposición final, con el consecuente ahorro, invirtiendo nuestro dinero de una forma útil en lugar de usarlo para enterrar basura. Todo esto debe ser implementado con una importante y efectiva participación de las y los recicladores de base que desde hace décadas han reducido los residuos que van a vertedero, alimentando a sus familias y reduciendo las tasas de desempleo con esta importante labor.

La estrategia Basura Cero ha sido implementada en cientos de ciudades del mundo con impresionantes resultados. Es la hora de hacer lo correcto por nuestro futuro, es tiempo de implementar Basura Cero.