Que la demolición del Estadio Azul dé lugar a un espacio público y recreativo

0 have signed. Let’s get to 200!


La Ciudad de México ha sido objeto de una explotación inmobiliaria descontrolada en los últimos años, que lejos de beneficiar a los ciudadanos, nos ha traído más complicaciones. Problemas de vialidad, contaminación ambiental y sonora, así como otros relacionados con carencias en los servicios —como, por ejemplo, falta de abastecimiento de agua, generación excesiva de basura, etcétera—, han aumentado debido a un incremento desmedido en las construcciones tanto de edificios de departamentos como de Centros comerciales. En relación con estos últimos, cabe mencionar el artículo titulado "El boom de los centros comerciales en CDMX: 108 plazas nuevas en 12 años" publicado el 14 de julio del presente año en Aristegui Noticias, en el cual se detallan cifras alarmantes de la explotación inmobiliaria y las sumas millonarias que implica para la inversión privada. Se enfatiza también en dicho artículo que, contrario al acelerado desarrollo de plazas comerciales de capital privado, en la Ciudad de México no se han generado espacios públicos equivalentes que fomenten la recreación, generen espacios comunes seguros y combatan el impacto ambiental ocasionado por los desarrollos inmobiliarios antes mencionados.

Uno de los datos que arroja el artículo de Aristegui Noticias es que "el surgimiento de tantas plazas ha acabado en la saturación de algunas avenidas. Por ejemplo, en un tramo menor a 2 kilómetros sobre avenida Universidad hay dos plazas viejas (Centro Coyoacán y Plaza Universidad), a las que se han sumado Patio Universidad, Pabellón Del Valle y Universidad 767. A eso se suma un Walmart y un Sam’s Club." El ejemplo mencionado se encuentra en la Delegación Benito Juárez, donde se han abierto siete nuevos centros comerciales en los últimos doce años. Es en esta misma Delegación donde se tiene planeado realizar un nuevo centro comercial, en el espacio que actualmente ocupa el Estadio Azul. La colonia en la que se encuentra el Estadio no es la Nápoles, como suele decirse, sino la Ciudad de los deportes y debe su nombre, precisamente, al proyecto de desarrollo urbano que contemplaba una serie de instalaciones deportivas. Por si fuera poco, el proyecto del centro comercial en el espacio del actual Estadio Azul, llamado temporalmente "Artz Insurgentes Sur", está a cargo del despacho de arquitectos de Javier Sordo Madaleno de Haro, el mismo que construyó el complejo Artz del Pedregal, que se derrumbó el pasado 12 de julio.

Por todo lo anterior, es decir: en vista de que no son necesarios más centros comerciales en la Ciudad de México, de los múltiples problemas que tales construcciones implican para la ciudad y los ciudadanos, dada la falta de espacios públicos recreativos y considerando el proyecto urbano original que conformó la colonia Ciudad de los deportes, se exige tanto al delegado electo de la Delegación Benito Juárez, Santiago Taboada Cortina, como a la Jefa de gobierno de la Ciudad de México electa, Claudia Sheinbaum, que cancelen la construcción del centro comercial previsto y desarrollen un plan para hacer del Estadio Azul un espacio público recreativo, ya sea un centro deportivo o un parque.

https://m.aristeguinoticias.com/1407/mexico/el-boom-de-los-centros-comerciales-en-cdmx-108-plazas-nuevas-en-12/

Imagen: CHEMO



Today: Ana is counting on you

Ana Negri needs your help with “Claudia Sheinbaum: Que la demolición del Estadio Azul dé lugar a un espacio público y recreativo”. Join Ana and 99 supporters today.