Cinepolis: Mejora tu servicio ó ajusta tus abusivos precios

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


La empresa Cinépolis es la cadena de cines numero uno, que junto con Cinemex tienen el duopolio de cine en México. Cinepolis se puede considerar monopolio en la mayoría de ciudades del país donde es la única opción para poder disfrutar del cine. Al ser un duopolio, tienen la opción de ellos poner el precio que quieran, ya que, al ser única opción, el mercado tiene que pagar esos precios si quiere disfrutar la película cuando esta se encuentra solo en cines. En los últimos tiempos, Cinépolis, ha estado escalando los precios de forma injustificada, tanto de entradas, como dulcería y pagos por internet, sin respaldarlo con un mejor servicio y fuera de proporción con la inflación actual haciéndolos actualmente unos precios abusivos.

De igual forma, al ser la única opción para asistir al cine, la empresa ha estado perdiendo considerablemente calidad en su atención al cliente y servicio, puesto que esto no se refleja en una menor asistencia a sus salas, ya que no hay más y esto puede representarles ahorro en personal e inversión en general.

El servicio prestado por Cinepolis al día de hoy, es un servicio bastante deficiente y que deja mucho que desear, el cual, en lugar de mejorar con el tiempo y verse reflejado a la par con aumento de precios, este empeora día a día en todos los aspectos, sin embargo, esto parece no importarle a la empresa y continua viendo la manera de obtener más dinero del cliente sin importarle ni mejorar el servicio que ofrece.

Una simple búsqueda de los comentarios y menciones en las redes sociales de Cinepolis se puede encontrar la infinidad de quejas por parte de los usuarios de todo el país, quejas que se han venido presentando por años y que la empresa hace caso omiso de las mismas.

Creo que es momento de hacer una evaluación a esta empresa y exigirle a Cinepolis que proporcione el servicio que el cliente que paga estos abusivos precios merece o en su defecto que baje sus precios acorde al pésimo servicio y mala experiencia que ofrece, los cuales los enlisto acontinuación:

TIEMPOS DE ATENCIÓN

Para asistir al cine, tienen una taquilla con falta de personal y lenta, peor aún al momento de pasar a las dulcerías, ya que al ser un servicio más lento, no contar con cajas suficientes, y por el pésimo desempeño de los empleados los cuales están sin capacitar ya que no saben operar y brindan un servicio de mala gana y lento, se hace una fila donde puedes durar más de cuarenta y cinco minutos, sumando un tiempo para entrar a sala de hasta casi dos horas entre formarse en taquilla y en dulcerías, lo que provoca que los clientes siempre entren tarde y molestos a las proyecciones.

SERVICIO EN LINEA

Una parte donde Cinépolis había dado un paso adelante en mejorar su calidad de servicio y ahorrar filas a sus consumidores, era en el servicio en la compra de boletos en línea, dándote la opción de ahorrarte tiempo y pasar directo a la sala. Sin embargo, este servicio también viene en declive, ya que el 70% u 80% de los intentos de compra, sale algún problema por errores y fallas en las plataformas y no se puede comprar los boletos donde incluso a veces hacen el cargo del boleto pero la plataforma no entrega el boleto haciéndote perder tiempo en resolver el problema (solicitar reembolso o boletos llamando al 01800) y en muchas veces perder tus asientos elegidos o incluso la función a la que tenías planeado ir. Por otro lado, nunca se ha podido hacer uso de los puntos Cinepolis para la compra de boletos en línea aunque la aplicación de la opción, ya que siempre sale un error y aunque se ha reportado por los usuarios, Cinepolis hace caso omiso a esto. Tampoco se puede redimir tus boletos en las plataformas si tienes membresía, lo que te obliga a ir a redimir tus boletos en taquilla. Aunado a eso, hace unos días, Cinepolis agregó un cobro adicional de 3 pesos (por boleto) a la compra de boletos en línea por el concepto de “cargo por servicio” un cobro injustificado y abusivo de su parte por el uso de unas plataformas que prácticamente nunca funcionan. La empresa da un paso adelante y tres para atrás. 

DULCERÍA

Uno de los grandes problemas de la dulcería, es la enorme cantidad de tiempo que pierdes en la fila. Pero para nada el único, por mencionar algunos: existe una falta de abastecimiento en productos, palomitas que vienen en puras boronas, “refrescos” que son nada más que agua con azúcar (sin sabor), problemas en sus terminales de cobro con tarjetas bancarias y que solo reciben efectivo, además hace unos meses, subieron los precios de los combos, forzándote a comprar el refresco jumbo, no te dan opción a elegir tamaño de refresco, como en cualquier otro negocio de este tipo, incitando a un mayor consumo de refresco y generando un desperdicio enorme en este líquido. Referente a los puntos donde venden crepas, tés, baguettes y cafés, además del tiempo de hacer la fila, hay que sumarle el tiempo que tardan en preparar el pedido. Y como mencionaba antes, precios excesivos y abusivos, que no estan en proporción con la calidad de servicio que estas pagando. La empresa prohíbe la entrada con alimentos/bebidas que no son comprados en su establecimiento, por lo tanto prácticamente obligan al cliente a perder el tiempo en las largas filas para comprar los productos con un costo de hasta unas 10 veces mas de su valor comercial, ni un restaurante de alta cocina tiene estos precios tan abusivos.

EMPRESA ELITISTA

De años (literalmente) para acá, han venido eliminando poco a poco las películas en su idioma original, dejando estas funciones (y en pocas proyecciones y horarios) solo a ciudades como Guadalajara, Monterrey o salas VIP, y, para las demás ciudades, las películas solo llegan en su versión doblada al español. Dejando al cinéfilo la opción de esperar a rentar la película meses despues o verla doblada.  Y también está el hecho de que ciertas funciones llegan semanas, o incluso meses despues de estrenadas en ciudades importantes de la república, en ocasiones ya estan disponibles a la renta antes de que lleguen a tu ciudad.  Nuevamente hago mención de que en sus redes sociales, esta es una queja y exigencia por parte de los clientes de todo el país POR AÑOS, Cinepolis solamente se limita a contestar lo mismo: “Lo revisaremos con el área encargada”.

FUNCIONES 3D

Una nueva forma que encontraron de exprimir más al cine espectador es cobrar adicional una renta obligatoria de los lentes para sus funciones “3D”. Obviamente lentes esenciales para ver este tipo de proyecciones que por si solas ya tienen un costo mayor a una proyección normal.

DISPONIBILIDAD DE HORARIOS EN PROYECCIONES Y CONSUMO DE TIEMPO PERSONAL

Empecemos con que aproximadamente de un año para acá, no hay ya las opciones en proyecciones que solía haber, lo que hace que las mismas películas duren meses en carteleras, por otro lado, en la mayoría de veces, sus horarios de proyecciones están fuera de lógica, no se en que se basan o si vivan en otro mundo donde creen que las personas no tienen ocupaciones y pueden ir al cine en cualquier momento, los horarios no están en proporción a los tiempos de descanso o tiempos libres de una persona promedio, un simple ejemplo, una persona promedio termina sus ocupaciones a las 7 u 8 de la tarde, pero sus proyecciones están a las 6.45, 7.50, 8.10 etc (no de la misma película), por lo que las personas tienen o que esperar mucho tiempo para poder ver una película ó simplemente perderla. Aquí hago un subpunto, donde cuando hay (casi nunca) películas en su idioma original las ponen a las 2-3pm; y eso si no contamos que las personas se tienen que desplazar al establecimiento y hacer las largas filas para taquilla y dulcería ¿A que hora ve uno las películas? Para ir a Cinepolis uno debe de darle al menos un par de horas antes de la proyección deseada para poder entrar a tiempo a la sala a ver la película.

Entre otros problemas en el servicio al cliente que en lo personal me han tocado, son que se retrasen las funciones por algún problema con el proyector o algo, que tienen efecto domino con las demás funciones, que proyecten la función sin sonido, que de plano cambien la película (aunque no lo crean), también me tocó un par de veces, cuando todavía había funciones subtituladas, que aun asi, me pusieran la versión doblada, asientos rotos o dañados, proyectores con pixeles muertos, pantallas manchadas o rotas y por último, de cajón, el pésimo olor de las salas.

Definitivamente, asistir a Cinepolis  (al momento de escribir esta petición) es una experiencia molesta, agobiante, desgastante, desesperante y de un costo excesivamente abusivo.

Con esta petición, hago un llamado a Cinepolis para que ponga atención a las exigencias y necesidades del cliente así como una reestructuración y nueva planeación de su forma de operar.