Detengamos la matanza del Tiburón Ballena en Venezuela

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


Tiburón Ballena Amenazado en Venezuela

Durante los últimos años, la crítica situación social y económica de Venezuela ha conllevado que varios grupos de animales silvestres (muchos en riesgo de extinción) sean utilizados para alimento. Uno de esos casos es el de los tiburones, pero es inaceptable cuando se trata del tiburón ballena, especie que se encuentra amenazada a nivel global.
Durante el año 2017 se ha registrado la matanza de varios individuos en aguas venezolanas por parte de comunidades de pescadores con el propósito de utilizar o comercializar su carne y aletas como alimento. Este problema se ha ido agravando con la escasez de alimento en el país, y los entes encargados de la administración de los recursos pesqueros como el Ministerio de Pesca y Acuicultura han hecho caso omiso a los llamados de atención que hacen las organizaciones sin fines de lucro como el Centro para la Investigación de Tiburones en Venezuela (CIT). En Venezuela, el tiburón ballena no se encuentra protegido, haciéndolo más vulnerable ante la explotación pesquera.
El primer caso, fue el de un tiburón ballena capturado por los pescadores en la localidad de Higuerote (Estado Miranda) en el mes de Enero. Los pescadores al llegar a la playa no pudieron sacrificar el tiburón debido a que los bañistas que se encontraban en el lugar no lo permitieron, y el animal tuvo que ser liberado. Posteriormente, en el mes de Marzo, otro tiburón ballena también capturado en redes de pesca fue masacrado en el Estado Falcón, y su carne repartida entre los pobladores.
Más recientemente, otros dos tiburones ballena fueron descuartizados (estando todavía vivos) por pescadores en las localidades de Sante Fe (Estado Sucre) el 17 de Octubre, y en la Isla de Margarita (Estado Nueva Esparta) el 12 de Diciembre. En ambos casos, la carne y aletas de los tiburones fue comercializada en el mismo lugar de la matanza, sin que nadie pudiera hacer nada.El último caso fue también en la Isla de Margarita el 17 de Diciembre, donde se registró el varamiento de un tiburón ballena en Playa Guacuco. En este caso se sospecha que el tiburón ballena fue capturado en redes, pero los pescadores no tuvieron capacidad de descuartizarlo mar afuera o transportarlo a tierra debido a que el animal medía 12 metros de longitud, y simplemente lo dejaron a la deriva, y éste fue transportado por las corrientes hasta la playa.
Así pues es evidente la necesidad de unir esfuerzos que conlleven a la protección de esta especie tan majestuosa e importante para los ecosistemas marinos, a través de una prohibición de captura y programas de investigación y educación.

Te pedimos que, por favor, te unas. La desaparición de una sola especie lleva al colapso del sistema entero. El momento es ahora. Mañana podría ser demasiado tarde.


During the past years, the critical economical and social situation in Venezuela has lead to several groups of animals (a big number of them being endangered species) are being used to feed the people. One of them is the critically endangered worldwide Whale Shark, which makes it even worse.
Only during this year 2017, we have seen the slaughtering of several individuals of this species in the hands of fishermen with the sole purpose of selling the meat and fin as food. This issue has become worse and worse with the scarcity of food in our country, and the authorities in charge of the administration of resources, such as the Ministry for Fishing and Aquaculture have turned their backs to non profit organizations like the Center for the Investigation of Sharks in Venezuela (CIT). In Venezuela, the Whale Shark is not protected by law, which makes them even more vulnerable to fishing.
The first case was seen in January, in the town of Higuerote, Miranda State. A Whale Shark was captured by fishermen, but when they got the animal to shore they couldn’t kill it because people at the beach stopped them, so they had to release it. Later on, on March, another Whale Shark was captured, but this time they got to kill it, and cut in pieces. Its meat distributed among the people of the village. This happened in a different state.
More recently, two more Whale Sharks were slaughtered still alive, by fishermen in Santa Fe (Sucre State) on October 17th, and in Margarita Island
On December 12th. In both cases, meat and fins were severed and sold to people, this time nobody could stop this from happening.
Last case was seen again in Margarita Island, were the beaching of a carcass in decomposition state was found and reported by the media. It is suspected that the animal was captured by fishing nets, but the fishermen couldn’t dismember the animal due to the fact the it was 12 feet long, so they simply left it to be washed ashore.
All this means we need to unite to protect this species, so majestic and important to marine ecosystems, and lift a prohibition for its capture, along with investigation and education programs for the people in surrounding areas.

We please ask you to join us. The disappearance of just one specie leads to the collapse of the entire system. The time is now. Tomorrow might be too late.



Hoy: Centro para la Investigación de Tiburones en Venezuela CIT cuenta con tu ayuda

Centro para la Investigación de Tiburones en Venezuela CIT necesita tu ayuda con esta petición «Centro para la Investigaión de Tiburones en Venezuela CIT: Detengamos la matanza del Tiburón Ballena en Venezuela». Súmate a Centro para la Investigación de Tiburones en Venezuela CIT y 6,571 persona que han firmado hoy.