Por una gestión ética del albergue de animales de Mieres ( Asturias)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


En diciembre de 2019 pasaba a gestionar las decadentes instalaciones del albergue de Mieres la empresa Centro Canino La Ería. Desde entonces no han parado de sucederse los incumplimientos de contrato.

Desde la falta de campañas de concienciación ciudadana(exigidas en los pliegos), la ausencia de una página web específica del albergue( también exigida en los pliegos), tardanza en el anuncio de los animales en adopción, negativa a recoger los animales cedidos por ciudadanos de Mieres, hasta los incumplimientos sistemáticos de horarios...

Por otro lado, se están aplicando una serie de multas y tasas desproporcionadas (y muchas injustificadas) por recoger a los animales extraviados que acaban en el albergue. También algunos ciudadanos mierenses han sufrido faltas de respeto y malas contestaciones por parte del personal de este citada empresa con sede en Llanes.

Cabe destacar que desde diciembre de 2019 las casas de acogida y el voluntariado han sido suprimidos, perjudicando así en la socilización de los perros y obligándoles a pasar una condena de 24 horas en una jaula húmeda, fría y mugrosa.

No menos importante es el tema felino, el cual lleva siendo años una vergüenza en este concejo. Tanto las colonias de gatos ferales como las urgencias veterinarias que éstos puedan necesitar, pasando por las esterilizaciones, son gestionadas por voluntarios y pagadas con dinero de sus bolsillos y de ciudadanos sensibilizados con esta causa.

De este modo, EXIGIMOS una gestión ética y transparente del albergue de animales de Mieres. Queremos que el dinero público invertido recaiga íntegramente en el bienestar animal. También pedimos la inmediata puesta en marcha del voluntariado municipal y que el ayuntamiento, a su vez, se haga cargo de la gestión de los gatos ferales del concejo( plan CES) así como la creación de una gatera municipal para poder recoger los casos urgentes que actualmente son ignorados si el voluntariado no se hace cargo.