Victoria

Placa y nombre albergue de animales de Mieres en honor a Tono

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 5.613 firmas!


Tono era el ángel de los animales abandonados de Mieres. Llevaba 7 años como voluntario del albergue acudiendo a diario a pasear a los perros que allí había. Gracias a él, cuando el albergue llegó a tener más de 100 perros, muchos tenían la oportunidad de salir al menos una vez a la semana. Y para ello se pasaba dos o tres horas o las que hiciese falta. Subía con uno, daba una vuelta larga y volvía a por otro, siempre acompañado por sus hijos peludos Micka y Locky.

Aparte de esto, era una persona que destinó mucho dinero de su bolsillo para pagar operaciones y cualquier cosa que hiciese falta para ayudar a los "bichos", como él los llamaba. En su momento el ayuntamiento apenas destinaba dinero al albergue y muchas cosas se cubrían gracias a los donativos de la gente. Y en eso Tono marcaba la diferencia.

Todavía la semana pasada, la Asociación de Gatos de Mieres creía que iba a tener que hacer frente al coste de una operación inasumible para ellas. Todo por culpa de la gestión actual del albergue contra la que llevamos todo el año luchando. Pero ahí estaba Tono, diciéndonos que iba a cubrir todo el dinero de la operación. No quería permitir que tuviesen que disolver la asociación por no poder hacer frente a tantas deudas. Y si Tono decía algo así, es que lo iba a hacer sin dudar ni un solo momento. Estamos hablando de una operación seguramente de más de 1000 euros.

Era una persona espectacular que siempre estaba dispuesto a ayudar en lo que hiciese falta, nunca decía que no a nada. Ya se tratase de un rescate a última hora de la noche o de atrapar a algún gatín a primera hora de la mañana. Y siempre actuando en un segundo plano, sin querer llevar ningún reconocimiento ni medalla. Lo hacía todo única y exclusivamente por ellos.

Y no sólo se preocupó por los animales abandonados de Mieres. Hace unos meses estuvo de servicio en Melilla. Allí se topó con una colonia de gatos que nadie atendía. El se ocupó de cuidar de ellos durante el tiempo que estuvo allí. Y a la vez, contactó con una protectora de la zona para asegurarse que alguien los pudiera atender cuando él se tuviese que ir. Y lo consiguió. A cambio, como ayuda, prometió enviarles todos los meses un dinero para la alimentación y cuidado de los gatinos.

Es una gran pérdida para nosotros, pero sobre todo para todos aquellos animales abandonados a los que les faltará su angel de la guardia. Hoy te lloran no sólo tus seres queridos, sino los cientos de animales que pasaron por tus manos a lo largo de estos años y a los que tanto amor y cariño les brindaste.

Hasta siempre Tono, ahora eres inmortal porque nunca te olvidaremos. 

Nadie mejor que él para recibir ese homenaje, una placa y el nombre del Albergue de animales donde tantísimas horas pasò



Hoy: Mª Mar cuenta con tu ayuda

Mª Mar Ramos necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Mieres: Placa y nombre albergue de animales de Mieres en honor a Tono». Únete a Mª Mar y 5.612 personas que ya han firmado.