PROHIBICION PIROTECNIA HUELVA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


REGULACIÓN, LIMITACIÓN Y CONTROL DEL USO DE PIROTECNIA.

1.) Personas enfermas, personas con alzhéimer u otras demencias, menores con autismo, personas con epilepsia, bebes, etc., se ven gravemente afectados por los ruidos de los petardos.
En los humanos produce migrañas, perdida de sueño y nerviosismo, también tenemos el caso de las personas que utilizan auxiliares auditivos quienes sufren por la explosión de los cohetes ya por su condición el aparato está programado para amplificar los sonidos, también el caso de los niños que se muestran temerosos ante estos sonidos que él no conoce pero que le provocan miedo.
Si bien es difícil, cuando no imposible responsabilizar a los compradores de dichos elementos, que casi siempre suelen ser menores de edad, sin ninguna persona responsable que les alerte sobre normas de seguridad básicas y la necesidad de alejarse de lugares transitados por otras personas. Todos los años vemos niños quemados, mascotas perdidas y hasta incendios, tenemos que ser más conscientes.

2.) Accidentes y lesiones en menores:
Además, el uso irresponsable de pirotecnia, especialmente en menores, provoca lesiones graves en distintas partes del cuerpo: quemaduras, pérdida de la visión, lesiones auditivas y en los genitales dejando considerables secuelas.

3.) Animales:
Por estas fechas todos conocemos la historia de algún familiar, vecino o amigo que disfruta de la compañía de alguna mascota que a causa del estruendo ocasionado por los petardos y cohetes y han escapado por pánico. Y el final no siempre es agradable, no todas las mascotas vuelven a ser encontradas. Algunas mueren de hambre, otras atropelladas, las menos se localizan y pueden ser entregadas a sus propietarios. También todos sabemos que los sentidos de éstos animales son varias veces muy superiores al de los humanos, así que os podéis imaginar cómo sienten ellos los tremendos bombazos de los fuegos de artificio citados.
La pirotecnia afecta seriamente a animales y humanos. A los animales les genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o perderse.
Las aves reaccionan frente a los estruendos con taquicardias que pueden provocarles la muerte; los gatos suelen correr detrás de los explosivos por simple curiosidad pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse; los insectos y otros animales pequeños poco pueden hacer para no ser dañados, la pirotecnia es para ellos un explosivo de gran tamaño.

4.) Molestias continuas por ruidos a cualquier hora y en cualquier momento al resto de vecinos

5.) Incendios de mobiliario urbano y otros daños materiales.

6.) Otros Ayuntamientos ya han iniciado la regulación favoreciendo la convivencia de todos durante las fiestas, como el Ayuntamiento de Lepe, Isla Cristina o San Juan del Puerto. Muchas gracias a todos ellos por su sensibilidad y actuar para evitar el uso de pirotécnica.

Fundamentos: Que es conocido el impacto negativo que produce la utilización o tenencia de pirotecnia sobre el medio ambiente, los animales y las personas cuya manipulación presenta serios riesgos, con peligro de producir graves lesiones, quemaduras, llegando incluso a provocar la muerte de las personas, además de provocar enormes gastos materiales producidos por incendios y ruidos molestos.
Que con la correcta regulación, limitación y control se reduce el riesgo de accidentes, incendios y las enormes molestias a la población y a los animales domésticos y silvestres.

Que los accidentes no dependen de la mayor o menor peligrosidad de los elementos sino de la condición de uso. A pesar de las advertencias a la población, los accidentes continúan especialmente entre menores y adolescentes por su mal uso sin supervisión. Algunos niños son víctimas involuntarias año tras año según muestran estadísticas de accidentes que no solo suceden por su manipulación, sino también por ser espectadores.

Que las molestias a las personas que no comparten esa forma de festejo o las personas que se encuentran en situación de padecimiento de enfermedades, durante más de un mes y posteriores festejos, padecen los ruidos y trastornos permanentes convirtiéndola en una ciudad con poca calidad de vida y poco solidaria.

Solicitamos al Ayuntamiento la prohibición de la pirotecnia, para favorecer la convivencia durante festejos de toda la población, reduciendo los riesgos para la población, tanto seres humanos como animales, reduciendo los daños al mobiliario urbanos y los incendios, prohibiendo su uso se impiden lesiones a usuarios y a otras personas. Para lo cual es imprescindible campañas de concienciación y la imposición de multas para implicar a los padres o tutores de menores y adolescentes para evitar el uso de la pirotecnia, ya que éstos están bajo su responsabilidad, estableciéndose medidas sancionadoras por su uso, tenencia o compra. Animamos al Ayuntamiento a que se una a la prohibición de uso de la pirotecnia por la que ya han optado varios Ayuntamientos de la provincia. 

Solicitamos que el Ayuntamiento, a la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil que lleve a cabo un control más riguroso sobre la venta y uso de petardos, cohetes y otros productos pirotécnicos durante estas fiestas, ya que el genera unos riesgos para toda la población. En la Circular de 25 de noviembre de 2014, de la Delegación del Gobierno en Andalucía, sobre venta y uso de productos pirotécnicos se dice que “el uso de artificios pirotécnicos, en Navidad y otras fiestas populares, genera unos riesgos, tanto para el vendedor, particulares que lo manejan de forma esporádica y demás público expuesto por el uso de los mismos, que imponen una regulación que clarifique las condiciones y requisitos exigibles a los artículos de pirotecnia clasificados en el artículo 8.3 del vigente Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería como Categorías 1, 2 y 3 para su venta, almacenamiento y uso de dichos productos en la C.A. de Andalucía”.

De este modo, la Delegación del Gobierno, en base a este Reglamento, y en el marco de la colaboración entre Administraciones a que se refiere el artículo 55 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases del Régimen Local, estima necesaria dictar una serie de instrucciones, interesando la plena colaboración tanto de los usuarios como de las autoridades implicadas, para alcanzar las garantías de seguridad que disminuyan al máximo cualquier clase de riesgo.

También a que se inste tanto a la Policía Local como a la Guardia Civil a que extremen la vigilancia en nuestro municipio, a fin de detectar posibles puntos de venta no autorizados por esta Circular y el uso indebido por parte de menores de 12 años y del resto de Categorías, así como el uso en lugares transitados por los riesgos no sólo para los usuarios de los mismos sino del resto de viandantes, especialmente en parques y jardines por riesgo de incendio, así como en plazoletas, puertas y esquinas, donde conlleva riesgo de causar lesiones a otras personas, más si se combinan con otro tipo de materiales que aumentan su peligrosidad, como botellas y otras ocurrencias varias.

Normativa:
Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.
Real Decreto 230/1998, de 16 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Explosivos.
ORDEN PRE/174/2007, de 31 de enero, por la que se actualizan las instrucciones técnicas complementarias números 8, 15, 19 y 23 del Reglamento de explosivos, aprobado por Real Decreto 230/1998, de 16 de febrero.
Real Decreto 563/2010, de 7 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería.
Circular de 25 de noviembre de 2014, de la Delegación del Gobierno en Andalucía, sobre venta y uso de productos pirotécnicos
En primer lugar indicar que las denuncias que se formulen se harán en base a la Ley 1/92, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, en concordancia con el Real Decreto 230/1998, de 16 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de explosivos, así mismo es interesante destacar que la competencia sancionadora es de la Subdelegación del Gobierno, pero, ahora bien, no hay que olvidar que en virtud del artículo 300 del RD 230/1998, de 16 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de explosivos, y/o el artículo 202.2 g) del Real Decreto 563/2010, de 7 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería, se matiza que también será competente para sancionar los ALCALDES, cuando se trate de infracciones LEVES.

 



Hoy: A cuenta con tu ayuda

A CG necesita tu ayuda con esta petición «AYUNTAMIENTO DE HUELVA: PROHIBICION PIROTECNIA HUELVA». Únete a A y 1.184 personas que ya han firmado.