Petición cerrada

Qué hacen las perreras con nuestro dinero. El caso de Toby.

Esta petición ha conseguido 1.059 firmas


Buenas a todos.

Os expongo un caso en particular de mi cachorro Toby.

El pasado lunes día 20 de junio de 2016, mi pareja y yo fuimos a la perrera de Almería (Av. Cabo de Gata, cerca de la universidad), para adoptar a un cachorro. Al entrar por la puerta, todos los cachorros de un par de meses y de un tamaño consideradamente pequeño, estaban adjudicados para otra persona. Nuestra sorpresa fue que no tenías transportín para perros grandes y no disponíamos de vehículo, (puesto que nuestra idea era llevarlo en la mano o un bolsito para perros en un ciclomotor). 

Vimos un precioso cachorro de 4 meses, mezcla de labrador y mastín, 13 kg, enorme para llevarlo en un bolso o en un ciclomotor. Observamos que el perro tenía un carácter preocupante; el compañero de jaula no paraba de subirse encima suya y achantarlo, por lo que pensamos que las heridas que tenía el cachorrito que íbamos a adoptar eran simplemente mordeduras o arañazos.

Posteriormente, cuando ya lo sacamos de la jaula, fuimos a preguntar muy preocupados a la veterinaria por esas heridas, porque al tenerlo cerca eran muchas y por todo el cuerpo, además se la hacían calvas; a lo que ella contestó que no había ningún problema, que eran simplemente mordisquitos y que como mucho le podría haber salido algún hongo que un gel se iba a eliminar. 

Firmamos todo el papeleo, entregamos los 50€, (y eso que no nos lo dieron ni castrado, y está prohibido) y pedimos amablemente una correa que por la tarde íbamos a llevar al veterinario de esta señora o devolver directamente a la perrera. A lo que un operario (no recuerdo el nombre, pero me aseguraré de volver y preguntárselo para ponerle una ENORME reclamación) contestó: las correas son de la perrera y no pueden salir de aquí. Nosotros lo entendimos y le pedimos un trocito de cuerda o algo que hiciera que nuestro cachorro no se nos escapara; delante de unas diez personas, algunas de ellas con perros, y de sus compañeros de trabajo, chilló: ''Si queréis voy a la ferretería y la compro''. Desató de malas formas a NUESTRO cachorro de la correa, lo cogió por el pescuezo levantándolo mientras que el pobre no paraba de llorar y gemir del dolor, y nos los llevó hasta la puerta diciéndonos: ''Venga, a tomarlo y meterlo en el coche'' (coche que no existía) y nos cerró la puerta en las narices.

A la salida, mientras que esperábamos a que nos recogieran, una de las familias que estaba dentro, salió diciéndonos que ellos también tuvieron problemas con ese operario y que es muy denigrante que haya gente trabajando que odia su profesión, y tantas otras que aman a los animales estén sin ese puesto. 

No obstante del trato que se nos ofreció en la perrera, cuando estuvimos en casa, duchamos al cachorrito, y al ver tantas heridas en su cuerpo, lo llevamos al veterinario (no al de la perrera..) y para nuestra sorpresa... ¡Sarna! Nos vendieron a un perro infectado, engañándonos diciendo que eran mordiscos, deshidratado y con principios de malos tratos. 

Nuestro increíble veterinario, porque se está portando genial con nosotros, nos ha dicho que pronto se va a poner bien. El cachorro cuando llegó a casa no comía, sólo vomitaba y hacía diarrea. Nos ha dado unas pastillas y su caquita ha empezado a espesar. La sarna (un tratamiento caro y duradero con el que hay que ser paciente) nos ha prometido que se la va a curar, y le estamos dando un antibiótico que le está yendo de maravilla, antes sus picores eran terribles, no paraba de rascarse con la patita, y desde que lo asearon en el veterinario y empezaron a darle sus medicinas, está muchísimo mejor y con más actividad. 

PIDO QUE: La subvención que le dan a la perrera del Ayuntamiento de Almería, esté destinada a todas las asociaciones y protectoras de animales QUE SÍ quieren y cuidan al animal, y están en contra de toda clase de maltrato. Gente que no cobra nada por hacer ese trabajo, que tienen que seguir adelante con el dinero que las personas le donamos, y que hacen una increíble causa, AYUDAR, QUERER, ALIMENTAR, E HIGIENIZAR a los animales, para que puedan tener salud, vitalidad y rebosar de alegría. Y ADEMÁS que no se pida dinero por recoger a un cachorro/animal (gato, perros adultos, ppp, ect) ya que el dinero no se lo gastan en cuidados para los demás animales, y luego a nosotros nos cuesta un dineral (cosa que ninguno hoy en día tenemos) el proporcionarles salud.

ESAS son las protectoras que tendrían que estar subvencionadas, no las perreras que mienten, maltratan y no alimentan ni cuidan la higiene y el bienestar de todos sus perros.

Ha sido una experiencia HORRIBLE, pero con mucha paciencia y amor hacia nuestro cachorro, estamos seguros que todo va a salir adelante.

Gracias por escucharme, 

Atentamente: Paola.



Hoy: Paola cuenta con tu ayuda

Paola García González necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Almer�a: Qué hacen las perreras con nuestro dinero. El caso de Toby.». Únete a Paola y 1.058 personas que ya han firmado.