Regulación de las carreras de galgos

Petición cerrada

Regulación de las carreras de galgos

Esta petición consiguió 416 firmas

Carrera de Galgos lanzó esta petición dirigida a Asociacion Galgueros de la Provincia de Buenos Aires y

Sumate a nuestra campaña de bienestar animal

Por la regularizacion y legalizacion de las carreras de galgos, preservando por sobre todas las cosas, el bienestar animal.
Se trata de una actividad milenaria, mundial y arraigada en el interior de nuestro pais, desde hace mas de 60 años. Con una alta participación de amigos y familiares. El principal actor, es el perro, compañero fiel del hombre.
La mejor forma de cuidarlo, es regular la actividad y legalizarla, para poder practicar una actividad digna, familiar y con todos los controles como el resto de las actividades: turf, polo, equitación, etc.

MITOS

"Los galgos, son obligados a reproducirse"

Ningún animal puede ser obligado a reproducirse. La mayoría quienes se oponen a la regulación de esta práctica, COMPRAN perros de raza. Fisiológicamente y naturalmente, la hembra en celo coteja al macho y consigue la monta y para reproducirse como cualquier raza.

"Se los somete por diversión"

El galgo, es una raza que necesita y ansía correr, como el caballo purasangre de carreras y sin embargo muchas animalistas no reparan en tomar el té en el restaurant del Hipódromo de Palermo. Otros son montados, espuelados y sometidos a un stress mayor en fiestas folklóricas o para dar largas cabalgatas en Cariló o Bariloche.

"Se los descarta cuando pierden"

Por eso hay que regular las carreras y sacarlas de la clandestinidad. Quienes aspiran a la prohibición, también manejan el negocio de las carreras clandestinas. No se dejen engañar y manipular. La mejor forma de preservar, es regular.

"Se los droga para correr más rápido"

En caso de que así fuere, así como en las carreras reguladas, el dopping es una práctica que tiene que ser controlada para lograr una justa competencia y un cuidado de la salud del animal. A los perros de la policía se los mantiene en estado de adicción para detectar la droga en los aeropuertos y ningún animalista ha salido en su defensa.

 

 

Petición cerrada

Esta petición consiguió 416 firmas