Eliminar todas las casetas de peaje en todas las carreteras de México.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


México es de los pocos países en el mundo que tiene privatizadas sus carreteras.

¿Te parece justo pagar las casetas cuando transitas por las carreteras de México? A veces lo hacemos porque vamos de vacaciones, pero otras es por necesidad para ir a trabajar diariamente, o porque vivimos en las orillas de una ciudad (generalmente por que no nos alcanza para comprar o rentar en un lugar más céntrico) y para acceder más rápido debemos pagar alguna caseta. ¿Te parecen baratas o que están en buenas condiciones?

El artículo 11 constitucional nos brinda la libertad de transitar por todo el territorio nacional sin limitantes, y en ningún caso nos obliga a pagar por circular en México. El "privatizar" (se le llama "concesión" para que no se oiga tan feo) las carreteras, atenta contra ese valioso derecho.

¿Sabes cómo funciona una concesión carretera? Se le da la concesión a un particular (empresa privada, en algunos casos extranjeras como la española OHL) para que aporte capital para su construcción (dicha construcción y mantenimiento es obligación del Estado, ya que nos cobran muchos impuestos por tener vehículo, consumir gasolina y refacciones), posteriormente el particular cobra por un tiempo razonable para que recupere su inversión más sus respectivas ganancias (aportando una parte al gobierno). Y luego se le retira la concesión y vuelve a manos del Estado (o sea, ya es del pueblo, tuya y mía). Esto es la teoría de lo que debería suceder.

¿Entonces por qué a algunos se les renueva la concesión hasta por 80 años (como en el caso de OHL, que administra el Circuito Exterior Mexiquense)? Pese a que OHL se ha negado a rendir cuentas al Estado sobre la cantidad de autos que circulan por dicha carretera y reporta muy poco dinero al gobierno por cada cruce.

Efectivamente, las carreteras en México se cobran debido a la corrupción de los gobernantes. Y pese a que el gobierno se une con las empresas particulares para saquear los bolsillos del pueblo, muchas autopistas están en pésimas condiciones, y algunas son ridículamente de un solo carril (hay carreteras libres que son de 2 carriles), o de carril y medio que son muy peligrosas. En algunos casos ni siquiera se construye nada, simplemente a una carretera que ya existía, de repente se le pone una caseta de cobro (como la carretera que va de Oaxtepec a Tepoztlan en el estado de Morelos). Y por si eso fuera poco, ya ni se quieren hacer responsables del seguro por transitar en ellas, ya que ahora existe una ley que te obliga como usuario de las carreteras, a contratar un seguro específico.

Seguramente también te ha tocado ver que las casetas son las principales generadoras de tráfico, haciendo que muchas veces pierdas el tiempo que se supone deberías ahorrar; y también han sido motivos de fuertes y aparatosos accidentes.

 Sin embargo los políticos como los diputados, están exentos del pago de casetas. Tampoco debería haber policía federal, ni estatal, ni municipal cuidando empresas particulares (casetas de cobro), y atentando contra los derechos de la población.

Eliminar las casetas de todas las carreteras de México, además de devolverle al gobierno sus responsabilidades, aliviará el muy saqueado bolsillo del pueblo; brindará mayor seguridad al viajero que no puede pagar las costosas casetas, y otro aspecto muy importante: incentivará el turismo nacional al bajar sustancialmente el costo del traslado.

Nadie ha mencionado que el Nuevo Aeropuerto de México ubicado en el ex lago de Texcoco, tendrá accesos únicamente por dos autopistas: la Peñón-Texcoco y el Circuito Exterior Mexiquense. Por lo que se deberá pagar por ir al aeropuerto. El único acceso que tendrá sin pagar casetas, será por el lado más alejado (el lado de Atenco), que significaría un trayecto de cerca de dos horas para los habitantes de la CDMX.

Realmente las ganancias por administrar una autopista son multimillonarias diariamente. Evitemos esta forma de empobrecer más a la ciudadanía.