Cancelación pedidos Samsung S7 y otros - Amazon

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


 

Esta semana, por parte de Amazon, se han cancelado posiblemente cientos de pedidos del producto:


Samsung Galaxy S7, Smartphone libre (5.1'', 4GB RAM, 32GB, 12MP) [Versión británica: No incluye Samsung Pay, acceso a promociones Samsung Members ni enchufe europeo], color Negro (ASIN: B01C5OIIF2) (Link producto)


El cual estaba a 122,41€, y no a sus habituales precios de 360€ que ya se venía viendo en Amazon. 


El propósito de esta petición es:

  • Realizar una demanda colectiva con objeto de estudiar los múltiples casos que están apareciendo en Amazon, de productos a bajo precio que son catapultados hasta los número uno en ventas y que luego son cancelados por parte de Amazon.
  • Que Amazon haga frente a los pedidos realizados o que en su defecto compense a los clientes de manera proporcional.

Según el correo que nos remitieron, nos comunicaron que el precio era "manifiestamente erróneo", cosa que sería objeto de estudio, teniendo en cuenta que se trata un móvil del año 2016 y de que es de configuración británica, no incluyendo Samsung Pay ni enchufe Europeo. 

En este punto entramos en el terreno judicial. Según Javier Prenafeta, abogado de tecnologías de la Información, estos casos se rigen por la  Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. En estos casos es el vendedor el responsable del error, pero ello no quiera decir que deba compensar al comprador de ningún modo.

"En los casos en los que la diferencia de precio es escandalosa hasta el punto que el comprador sabe perfectamente que la compra no es una oferta especial o una ganga sino que hay un error en el precio, difícilmente puede éste puede aferrarse a toda costa al cumplimiento del contrato."

Fuente: movilzona

Y aquí está el problema, de si el precio era o no "manifiestamente erróneo". En la era de las tecnologías, donde hay tantos controles de calidad, un fallo es difícil que ocurra y menos durante dos o tres días seguidos.

Un descuento del 60-70%, que es el que hacían con el móvil; no es para nada descabellado teniendo en cuenta que en la propia web de Amazon se pueden encontrar descuentos de más del 80% (productos de 200€ a 40€). Más exagerado son aquellos productos en los que se pone un precio anterior desorbitante como gancho, por ejemplo, un complemento para las articulaciones de mascotas que costaba 4487€, y ahora vale 33,87€, lo que supone un ahorro del 99,25%. (Link producto) 

(Link imagen por si cambian el precio).

Casos como estos pueden ser un simple error, pero es bastante común ver precios inflados como gancho. ¿Hay un límite ético a la hora de inflar el precio?, dentro del marketing no todo vale, no se nos puede exigir saber qué cosa es correcta y cual no, si es correcto poner que un producto baja de 4500€ a 34€, ¿por qué vamos a pensar que el precio del Samsung S7 a 122€ era erróneo?.

Parece que tenemos que aceptar que es correcto que nos muestren rebajas del 90%, cuando tienen una finalidad comercial clara y luego el deber de saber diferenciar el precio de un producto "manifiestamente erróneo".

Además, teniendo otras cosas en cuenta, como el incremento en ventas que está teniendo Xiaomi o la salida de los nuevos modelos Note8, S8, S9... hacen muy posible pensar en una posible oferta o liberación de stock para aumentar en ventas. 

Error o no, ha resultado en una campaña de marketing a gran escala, en la que mucha gente está hablando de los terminales, muchos han decido comprar al precio supuestamente correcto y otros tantos han comprado el mismo producto de configuración británica, que muestran un stock de 5 unidades, pero que vuelven a actualizar cuando se acaban, a un stock de otras 5 unidades más.

Es posible pensar que el origen de este error no sea de una equivocación, se entiende que en una campaña de marketing tanto beneficios como costes son asumidos por parte del vendedor.

Según la ley LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico) (Ley 34/2002, de 11 de julio), La adquisición de productos o la contratación de servicios on-line, viene regulada en España, de manera que según el artículo 23, establece los requisitos necesarios para perfeccionar el contrato y se apoya en lo dispuesto por el Código Civil, que fue precisamente modificado para adecuarlo a las nuevas formas de contratación electrónica.


Puesto que los contratos se perfeccionan por el “mero consentimiento” según el CC, puede sacarse la conclusión de que en el momento en el que se “consiente en aceptar la oferta”, se ha perfeccionado el contrato.


Por ello, en el caso de que un comercio que ofrezca servicios o productos cometa un error al establecer el precio de los mismos, o las condiciones del servicio, estaría lanzando al mercado una obligación de cumplimiento que en caso de ser “aceptada” por el demandante, se vería obligado a cumplir.

Uno se puede encontrar en la situación de haber comprado otros accesorios para el producto que te acaban de cancelar (personalmente me acaba de pasar). Y entonces, ¿qué hacemos en el caso de que no poder devolverlo). Lo curioso es que en este caso sí que puedo valorar al vendedor, seguramente porque sea un vendedor externo y no Amazon, otra muestra de irregularidad, en la que parece que Amazon "barre para su casa".

Foto de los accesorios que me llegaron justo ésta semana:

(Link producto recibido)

Foto de la cancelación del producto, donde se observa que se puede evaluar al vendedor externo, pero no a Amazon: 

(Link producto cancelado)

 

Según el BOE:


1. Se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos:

a) La existencia o la naturaleza del bien o servicio.

b) Las características principales del bien o servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, su composición, sus accesorios, el procedimiento y la fecha de su fabricación o suministro, su entrega, su carácter apropiado, su utilización, su cantidad, sus especificaciones, su origen geográfico o comercial o los resultados que pueden esperarse de su utilización, o los resultados y características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio.

c) La asistencia posventa al cliente y el tratamiento de las reclamaciones.

d) El alcance de los compromisos del empresario o profesional, los motivos de la conducta comercial y la naturaleza de la operación comercial o el contrato, así como cualquier afirmación o símbolo que indique que el empresario o profesional o el bien o servicio son objeto de un patrocinio o una aprobación directa o indirecta.

e) El precio o su modo de fijación, o la existencia de una ventaja específica con respecto al precio.

f) La necesidad de un servicio o de una pieza, sustitución o reparación.

g) La naturaleza, las características y los derechos del empresario o profesional o su agente, tales como su identidad y su solvencia, sus cualificaciones, su situación, su aprobación, su afiliación o sus conexiones y sus derechos de propiedad industrial, comercial o intelectual, o los premios y distinciones que haya recibido.

h) Los derechos legales o convencionales del consumidor o los riesgos que éste pueda correr.

2. Cuando el empresario o profesional indique en una práctica comercial que está vinculado a un código de conducta, el incumplimiento de los compromisos asumidos en dicho código, se considera desleal, siempre que el compromiso sea firme y pueda ser verificado, y, en su contexto fáctico, esta conducta sea susceptible de distorsionar de manera significativa el comportamiento económico de sus destinatarios.

Por ello:

  • Reclamamos que se tramiten los pedidos, de acuerdo al dinero establecido, ya que entendemos que el precio era legítimo y correcto. O en su defecto una compensación proporcional.
  • Reclamamos el derecho al cliente a poder valorar el servicio prestado, ya que una vez cancelados los pedidos vía web esto no es posible.

Un cordial saludo. 

 

 



Hoy: Alejandro cuenta con tu ayuda

Alejandro Sanz necesita tu ayuda con esta petición «Amazon: Cancelación pedidos Samsung S7 y otros por Amazon». Únete a Alejandro y 264 personas que ya han firmado.